Factores de Aprendizajes

Ser docentes de la modalidad Hospitalaria Domiciliaria significa ser facilitadores en el aprendizaje de los jóvenes. En contextos siempre diversos, en los que la situación de enfermedad determina la predisposición y atención de los estudiantes, es preciso confeccionar, y hasta me arriesgo a decir que es indispensable establecer nuevas estrategias pedagógicas.
Hacer efectivo el derecho de todos a la educación y ofrecer oportunidades de aprendizaje exige transformaciones profundas. Partir de estructuras rígidas, opciones y propuestas homogéneas para necesidades educativas heterogéneas, no tiene mucho sentido.
Ser docente de la modalidad hospitalaria y domiciliaria me llevó a reafirmar la idea de que no soy más que una facilitadora de enseñanza, que busca que la educación sea en verdad un derecho garantizado para todos los jóvenes, sin importar el contexto o la situación en la que se encuentren.

Imaginar diferentes opciones y estrategias, que den respuesta a la diversidad de necesidades educativas existentes, podría ser una forma de generar una educación de calidad que garantice este derecho tan anhelado.
Ser docente de la modalidad hospitalaria y domiciliaria me permitió preguntarme ¿por qué tantas veces cuestionamos y catalogamos al alumno que se resiste a una actividad, a una forma, a un abordaje? ¿Qué nos hace creer que los jóvenes están equivocados? …
Cuestionarme, me ayudo a descubrir que muchas veces fui limitada para trabajar con el otro tal cuál como es. Reflexionar sobre mis propias prácticas, me posibilita reconocer que muchas veces me equivoco y necesito volver a pensar, imaginar, estudiar nuevos procesos pedagógicos; Entendí que necesito desafiarme como instrumento de aprendizaje y adaptar mi trabajo a las necesidades educativas individuales de cada uno de los alumnos.

Factores de AprendizajesPuedo decir que esta modalidad me desafía a construir un aprendizaje donde la experiencia del estudiante se valore, permitiendo que los alumnos puedan tener la libertad de elegir y encontrar el medio que más les entusiasma para trabajar, siendo los protagonistas absolutos de sus aprendizajes.
Entonces, pensando en todo lo que hasta aquí aprendí, puedo decir que ser docente de la modalidad domiciliaria y hospitalaria no es diferente a ser docente de cualquier otra modalidad o institución educativa. Pude percibir que no hay mejor forma de enseñar lo que significa la palabra respeto, amor, igualdad, pasión, que con el ejemplo; Debemos luchar y trabajar con más esfuerzo del habitual, mostrándoles a nuestros jóvenes que la educación es un puente que les permite en libertad, lograr sus metas. Es importante terminar con una educación excluyente, que considera lo diferente como una amenaza y no como una posibilidad de cambio y de mejora.
No tengo miedo de expresar que cada día aprendo de mis alumnos, aprendo de sus experiencias, sus gustos, sus formas de enfrentar la vida y también la muerte.

Ser docente de la modalidad domiciliaria y hospitalaria, es ser una convencida de que el objetivo es acompañar a los adolescentes o jóvenes con un abordaje pedagógico creativo y entusiasta para continuar y fortalecer sus trayectorias escolares con un servicio educativo de inclusión, amor y calidad.

 

Se aclara el menor tiene autorización de sus padres.

Escuela Hospitalaria 7215 Salta
Acerca de Escuela Hospitalaria 7215 Salta 18 Articles
Escuela Hospitalaria y Domiciliaria Nº7215 Nivel Secundario. Provincia de Salta.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*