Enseñar: un lugar para aprender juntos: Daniela Durán. Salta

Frases como: “… las mejores tres horas gastadas de mi vida…” “no todas las princesas tienen el pelo largo…”  “voy a extrañar el dolor…” y “estoy feliz…” son algunas de las manifestaciones que expresa  un adolescente del Colegio Secundario N° 7215.

Me gustaría contarles de un alumno de la Modalidad Domiciliaria al cual le brindamos el servicio educativo por 3 años, su edad actual es de 16 años pero cuando comenzó su educación media solo tenía 13 años; un joven alto y delgado, de cabello corto y oscuro, ojos redondos y marrones, nariz recta y labio finos; un adolescente con escucha atenta, agradable, simpático, alegre, sincero y  tímido en algunas ocasiones.

Una vez leí una frase que decía “para vencer la enfermedad necesitas de dos ingredientes: las medicinas y el buen estado de ánimo…”. La fuerza de este joven y la buena onda que puso en cada una de sus actividades fueron fundamentales para que él pueda volver a su casa y  colegio de origen a compartir con sus seres queridos y compañeros con los cuales  ahora tiene vínculos de afectos y amistad.

Planificar para llevar adelante la tarea pedagógica que tenía encomendada, como docente, fue algo muy particular y a la vez de aprendizaje constante porque las tutorías con este estudiante eran eso, aprender juntos, siempre con algunas preguntas o frases que me hacían reflexionar acerca de la vida y mi actitud con la misma, sobre una base de afecto y respeto por la realidad y circunstancias que vivía día a día.

Esta Modalidad Domiciliaria y Hospitalaria nos permite generar empatía y vínculos positivos con nuestros estudiantes, conocer lo que les gusta y piensan, sus sueños e inquietudes, aspiraciones y lo que los hace sentir felices y   algunas veces esa felicidad solo es estar en su casa con sus cosas, en sus camas y rodeados de sus seres queridos.

Olga Lizasoáin, Licenciada y Doctora en Pedagogía define Empatía como una compenetración con  los sentimientos del otro, ponerse en sus zapatos, situarse  en cómo el otro percibe y siente sus convicciones, sus dificultades, sus estados de ánimos, no en como nosotros los percibimos y sentimos. Pero todo esto, sin llegar a identificarse con los sentimientos ajenos de tal modo que resten objetividad y serenidad.

Como docente de la modalidad también considero que una de las condiciones más importante que debe tener un profesional es “la de querer”.

La de querer escuchar, sentir, crear, respetar los silencios,  comunicar  y  emocionar.  Esta  emoción nos ayuda a tomar decisiones siendo fundamentales en la construcción de conocimientos y habilidades que servirán a los estudiantes para ver la utilidad que tiene “el colegio” en sus vidas diarias.

La planificación en contexto, la empatía y la emoción nos permitirán mantener relaciones saludables y positivas, lo que posibilitará potenciar el aprendizaje.

Nuestros caminos se cruzaron y este joven fuerte y valiente sigue transitando el suyo, me enseñaste que no hay que rendirse, y aunque algunas veces nos sentimos cansados debemos seguir con  muchas ganas de vivir, soñar, amar y disfrutar cada instante.

Enseñar: un lugar para aprender juntos: Daniela Durán. SaltaDaniela Duran

Docente de la Modalidad Hospitalaria y Domiciliaria

Instituto Especial N°7215

Salta – Argentina

Escuela Hospitalaria 7215 Salta
Acerca de Escuela Hospitalaria 7215 Salta 18 Articles
Escuela Hospitalaria y Domiciliaria Nº7215 Nivel Secundario. Provincia de Salta.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*