UNLP 2022: Ingresantes, estadísticas y análisis

Desde 2005, año del centenario de la Universidad Nacional de La Plata, la propia institución realiza informes cuantitativos que den cuenta de su funcionamiento.

Al respecto, se advierte un crecimiento sostenido del número de ingresantes en cada una de las 17 Facultades, teniendo la opción de optar entre 115 carreras.

Para 2022 se anotaron un total de 33144 aspirantes en estudios de grado. La cifra es hasta diciembre de 2021, porque algunas pocas Facultades -generalmente las de menor convocatoria-, al reabrir sus inscripciones en febrero aumentaron su matrícula. De todos modos, los datos son elocuentes y permiten establecer algunas consideraciones generales.

Entre las más concurridas se encuentran Ciencias Médicas (sólo Medicina concentra 4872 estudiantes; si se le suman las de otras carreras -Obstetricia, Nutrición y Técnicas en Prácticas Cardiológicas, que en total tienen 3343 anotados, el número asciende a 8215 estudiantes; en otras palabras, casi el 25 % de todos los inscriptos para este año); Psicología (Facultad que tiene sólo esa carrera), con 3876; y Humanidades y Ciencias de la Educación, que llega a 3416. En los últimos años, Ciencias Jurídicas y Sociales fue saliendo del podio, ubicándose hoy en quinto lugar, con 2566 aspirantes y detrás de Ciencias Económicas, que presenta 3053.

Si se hace exclusivo hincapié en la salud, Ciencias Médicas y Psicología -en conjunto- contarían con aproximadamente 12 mil estudiantes; es decir, algo así como una de cada tres preferencias en las elecciones de los ingresantes para el presente ciclo universitario. Luego de estas cinco Facultades, y siguiendo con el análisis, hay otras cinco que tienen más de mil anotados: Informática se anuncia con 1510 e Ingeniería con 1403, aunque si se le agrega Ingeniería e Informática como una carrera conjunta de Ingeniería en Computación -que tiene 399 anotados-, esta área acumularía 3312 estudiantes, con lo cual se ubicaría en el cuarto lugar de las preferencias, detrás de la ya mencionada Humanidades y Ciencias de la Educación. Al considerarse como distintas Facultades, la matrícula disminuye. Tras ellas aparecen Arquitectura y Urbanismo, con 1374, que desplazó por muy poco a Artes -hoy con 1331-. Más atrás se encuentra Ciencias Veterinarias, con 1251.

En el último grupo de esta clasificación podrían considerarse las carreras que fueron elegidas por menos de mil ingresantes: Ciencias Exactas (977), Odontología (914), Periodismo y Comunicación Social (896), Ciencias Naturales y Museo (671), Trabajo Social (645), Ciencias Agrarias y Forestales (403), Ciencias Astronómicas y Geofísicas (334).

¿Qué primeras interpretaciones surgen ante las estadísticas citadas?

En principio, que la salud -física y mental- ocupa la máxima de las atenciones, habida cuenta de la situación transversal de pandemia, cuyos efectos todavía se siguen padeciendo; y aunque pueda ser resuelta desde el punto de vista sanitario, las secuelas perdurarán por largo tiempo.

Más allá de tener mayor o menor número de ingresantes, Ciencias Sociales y Jurídicas, conjuntamente con Ciencias Económicas, siguen perteneciendo a un imaginario colectivo de carreras tradicionales y garantes de progreso; un vaticinio de estabilidad y prestigio que -aún en momentos de carencias- mantiene su hegemonía.

Humanidades y Ciencias de la Educación convocan desde los contextos políticos y sociales del país: tras la crisis de 2001, hubo una serie de transformaciones que devolvieron el protagonismo de la juventud a la escena pública, una tendencia que se consolidó con grupos emergentes y disidentes, entre los cuales se encuentran colectivos como el feminismo, el ambientalismo y el veganismo, dispuestos a defender y adquirir derechos.

Asimismo, podría pensarse que las ingenierías ocupan un lugar intermedio por varias razones: que el estereotipo en torno a ellas las califique de «difíciles» hace que, probablemente, no sean ni las más ni las menos elegidas. Como aspecto a considerar por un ingresante, puede ser que un importante factor a tener en cuenta sea la rápida salida laboral y la oportunidad de lograr un salario digno; como circunstancia no del todo alentadora, la posible demora al culminar los estudios.

La elección de Arquitectura y Urbanismo puede emerger a partir de la necesidad de crear nuevos espacios en metrópolis colapsadas, un asunto que actualmente está en boga. Artes se encuentra lejos de la alta consideración de años anteriores; aunque la libertad y la expresión son sus principales fundamentos, la dificultad para ingresar al mercado laboral acaso sea uno de sus puntos débiles. Por su parte, Ciencias Veterinarias atraería a partidarios del ambientalismo: cuidar la diversidad de las distintas especies se presenta como un asunto de alta sensibilidad colectiva.

Respecto de las Facultades con poca cantidad de estudiantes en relación a las demás, habría que buscar las causas en las competencias educativas de un Nivel Secundario que no prepara específicamente para determinadas esferas del conocimiento (Ciencias Exactas, Ciencias Astronómicas y Geofísicas, Ciencias Naturales y Museo). En efecto, las materias de la escuela media que ofrecen más dificultad de promoción en los adolescentes son aquellas vinculadas a las Matemáticas, la Física, la Química o la Biología. Asimismo, una carrera como Odontología quedaría fuera del alcance de la población estudiantil por los altos costos económicos que implicaría. En tanto, otras Facultades están injustamente relegadas por su falta de legitimidad general (Trabajo Social lleva consigo las connotaciones de una disciplina asociada a los sectores marginales y la vulnerabilidad), sus estigmatizaciones (Periodismo y Comunicación Social tiene una impronta política que responde a uno de los partidos monopólicos a nivel nacional; por otra parte, no sería una condición necesaria para acceder a trabajar en medios masivos o alternativos) y su poca difusión (Ciencias Agrarias y Forestales, que además se enfoca en interactuar con espacios rurales y lejos de las urbes, un aspecto aparentemente contracultural en la actualidad).

Como toda estadística, sus resultados son objetivos y sus interpretaciones relativas. Que haya carreras con menos ingresantes podría significar mejores chances de adquirir segura salida laboral. Y que haya otras con enorme concurrencia quizás permite generar espacios de interacción interdisciplinares más diversos.

Sin embargo, todo está por verse. Cada Facultad es importante y cada una de las carreras a estudiar, también.

La noticia a considerar, en este caso, debería ser otra: que las universidades sigan convocando más ingresantes año a año es, sin dudas, un gran augurio para la sociedad

Acerca de Adrián López Hernaiz 20 Articles
Docente y divulgador de Filosofía egresado en la UNLP. Estudiante de Posgrado en Ciencias Sociales por la misma institución; su tema a investigar se vincula con La Noche de los Lápices. Con Ediciones Masmédula (editorial independiente de La Plata) publicó dos libros: En 2014 escribió una obra de relatos llamada LAS PALABRAS QUE NOS TRAJO EL VIENTO (organizada en tomos: “Primavera”, “Verano”, “Otoño”, “Invierno”). Para 2016 presentó ALGO QUE SEPAMOS TODOS (textos de filosofía en dos volúmenes: “De la caverna al sol”, con contenido más humanístico; “De la lupa al telescopio”, orientado a las ciencias). Esta producción ha sido difundida en ámbitos académicos de México y Uruguay; circula por escuelas, institutos de formación docente y una materia de didáctica de una universidad nacional del país. Actualmente, el autor trabaja en un libro basado en entrevistas a gente del arte, la ciencia, la cultura; así como también a activistas de derechos humanos y demás referentes que contribuyen a un mundo mejor. Su exposición está prevista para fines de 2020. Se desempeña como docente en escuelas primarias y secundarias; también en nivel universitario. Participa de Jornadas y Congresos a nivel nacional e internacional. Es columnista del programa radial “El Buscador”, que se emite por La Redonda (FM 100.3) de la ciudad de La Plata. También, colabora con textos para la revista digital educativa “El Arcón de Clio” y el portal de noticias “Miravox.info”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*