En la escuela: uso de NTIS_ Plataformas virtuales ¿Recursos vs capacitación docente?_Parte 1

En la escuela: uso de NTIS_ Plataformas virtuales ¿Recursos vs capacitación docente?_Parte 1Mucho se habla en estos días sobre el uso de tecnología educativa en las escuelas, sin embargo detenerse a reflexionar sobre las variables que implica su utilización -como recurso ineludible- para llegar a implementarse, poco se dice. Un sinceramiento prudente sería poner sobre el tapete con qué recursos cuentan las escuelas públicas o de gestión privada en Pcia. De Buenos Aires, para así no caer solo en determinismos o discursos que se direccionan únicamente con la formación docente y su incapacidad para ponerlos en práctica.
Pocas son las instituciones públicas que han podido o sabido implementar plataformas virtuales, en complemento con la presencialidad en los diferentes niveles de enseñanza; siendo las escuelas privadas sin subvención estatal (y más caras), las previlegiadas en aplicarlas. Esto sin duda implica “inequidad y falta de igualdad de oportunidades”, generando una brecha aún más profunda entre congruencias para niños/as y jóvenes.
En esta nota, me propongo analizar algunas variables de lo enunciado. Algunas Instituciones privadas han propuesto cambios educativos a fin de posicionarse como centros de avanzada, reconocimiento y prestigio; pero no todas se han detenido a pensar en el sustento y/o fundamentos que las justifican.
La exigencia en el uso de una plataforma Tic, como recurso y no como eje de enseñanza requiere de un categórico soporte bibliográfico, convenientemente no definida por una determinada línea editorial, que condicione la enseñanza y autonomía docente. Ya que esto implicaría actividades producidas y definidas por la editorial en cuestión.
Resulta apropiado considerar la previsión, planificación y organización en capacitación docente para su utilización, siendo que prever involucra realizar un diagnóstico previo del alumnado. Identificar si la Institución cuenta con una buena conexión a Internet, si los estudiantes tienen o no conexión en sus hogares. Sin este diagnóstico se tendría como consecuencia la falta de participación activa dentro de la plataforma (acceso a textos, actividades, foros, consultas, etc.)
Si tenemos en cuenta que en la actualidad hace dos años que los estudiantes no tienen ya sus netbooks y, cuando las tuvieron la mayor parte de las Instituciones no contaba con conexión a Internet; resulta impensable el uso de estas plataformas o cualquier software que requiera wi fi. Solo podrían trabajar off line, limitando así el aprendizaje TAC (tecnología del aprendizaje y conocimiento). Mucho más grave presenta la falta de recursos Tics en la formación de nuevos docentes (IFD), ya que los noveles serían los que promoverían un efecto multiplicador en las escuelas, no como simples usuarios de tecnología, sino como productores de conocimiento: material didáctico, producción de textos, wikis (para producciones científicas colaborativas), Blogs de aula, Revistas digitales, uso de plataformas digitales (donde hay participación activa de estudiantes y supervisión de las familias en el proceso de enseñanza/aprendizaje de sus hijos, etc.)
¡UNO NO PUEDE ENSEÑAR LO QUE DESCONOCE! Y no es responsabilidad de los docentes en formación desconocerlos, sino es cuestión de políticas educativas, asegurar los recursos y medios para el aprendizaje en destrezas y habilidades del Siglo XXI. Ahora…. Si los docentes en formación o en ejercicio tienen la oportunidad de contar con los recursos que habilitan estos aprendizajes, para que el efecto sea multiplicador: también las escuelas de todos los niveles deben contar con ellos…sino se transforma en un conocimiento estanco, sin posibilidad de ser transmitido, por estar condicionados a no avanzar en la profecía prometida por discursos y exigencias de cualquiera sea el Estado Nación.
Estas variables traen como consecuencia:
• Tensiones que nacen ante presiones de directivos, familia y/o representantes legales ante el desconocimiento en el manejo de herramientas tecnológicas, problemas de conexión, dificultades técnicas y de acceso a Internet.
• Resistencias e indiferencias en el uso de Tics, dando como variable posible actividades a desarrollar en los hogares (sin considerar si se tiene conexión o no) y “hacer que se usa la plataforma”.
• Una falta de evaluación y auto evaluación de estrategias, recursos, y técnicas en el uso de medios didácticos tecnológicos.
Al decir de M. T. Lugo (2017) las TIC transforman los modos de producción, almacenamiento, difusión y acceso a la información; las maneras de comunicar, expresar, representar la cultura y el conocimiento. Por estos motivos, estos cambios impactan en los ámbitos personales, sociales, económicos, laborales y en el campo educativo. La escuela deja de ser el único agente de formación y aparecen nuevas configuraciones institucionales donde el espacio y el tiempo adquieren sentidos diversos en función del fenómeno de la virtualidad.
Para Dussel y Quevedo (2010) en general las nuevas tecnologías se siguen utilizando como herramienta o accesorio a la educación tradicional del aula, pizarrón, pupitre, manuales, apuntes en papel.
En este escenario complejo, incierto y globalizado en que nos movemos en la actualidad, Bauman aporta:
“….en semejante mundo, el aprendizaje está condenado a ser una búsqueda interminable de objetos siempre esquivos que, para colmo, tienen la desagradable y enloquecedora costumbre de evaporarse o perder su brillo en el momento en que se alcanzan” (Bauman; 2007: 33).
¿Sería oportuno reflexionar entonces sobre los métodos de enseñanza necesarios para enfrentar este futuro incierto y en continuo cambio?, donde niños/as y jóvenes elegirán en un futuro cercano carreras de Nivel Superior inexistentes, con exigencias de habilidades y capacidades en niveles tecnológicos, ¿que aún no las podemos facilitar?, sea por falta de políticas educativas o falta de incentivos para capacitarse los docentes.
En este punto me gustaría detenerme y pensar en la falta de tiempo físico de los docentes en ejercicio para capacitarse…. El tener más de un cargo (para cubrir las necesidades básicas de vida), implica no tener tiempo para capacitarse o planificar con detenimiento propuestas didácticas interesantes. Creo que si se pretende lograr “calidad educativa”, los docentes deberían tener las condiciones necesarias que les permitan ampliar su campo de saberes….sean capacitaciones o estudios universitarios. Si consideramos además que luego de realizar estudios terciarios: una licenciatura, maestría, posgrado o tecnicatura….en universidades públicas, estos estudios son pagos; además de requerir tiempo y esfuerzo para lograr las acreditaciones. Ni hablar si se elige una Universidad privada.
En una segunda parte de esta nota, intentaremos reconstruir entre todos/as hipótesis de objetivos que permitan el uso pedagógico de tecnología dentro del aula y a nivel Institucional.
Esta nota continuará….
* Esta nota es parte de un trabajo colaborativo entre:
Lic. Baglietto Luciana María
Lic. Sánchez Ana María
Lic: Villasegura Silvana Carina _ Cátedra: NTICS y Curriculum- Maestría en Educación UNQ- 2017
BIBLIOGRAFÍA

  • BAUMAN,.Z (2007); Los retos de la educación en la modernidad líquida. Barcelona, GEDISA.
  • DE LA MATA; M y otros (2009) El aprendizaje en el aula desde la Psicología Histórico-cultural: Interacción social, discurso y tecnologías de la comunicación en DE PABLO PONS, J (Coordinador y otros) Tecnología Educativa. La formación del Profesorado en la era de internet. Málaga. Ediciones Aljibe.
  • DUSSEL, I. y QUEVEDO, L. A. (2010). Educación y nuevas tecnologías: los desafíos pedagógicos ante el mundo digital. Documento Básico del VI Foro Latinoamericano de Educación. Buenos Aires, Santillana.
  • LUGO, T (2017) Clase 1. Gestión de las Instituciones Educativas. UVQ
  • LUGO,T (2011) Modelo 1 a 1 y nuevas configuraciones institucionales Inclusión, calidad y cultura digital, en El modelo Ceibal. Nuevas tendencias para el aprendizaje. Plan Ceibal / ANEP, Montevideo.
Ana María Sanchez
Acerca de Ana María Sanchez 14 Articles
Profesora Artes Visuales, Licenciada en Educación UNQ- Posgrado en Educación y Tecnología FLACSO- Posgrado en Gestión Educativa FLACSO- En curso Maestría en Educación UNQ- En la actualidad: profesora generalista de cátedras: Fundamento de la Educación I- Didáctica de las Artes I- Práctica docente II y III año profesorado de Artes Visuales. Profesora de Arte en Secundario Superior - 6ª Años- Ntra. Sra. de Luján-LDZ

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*