Promoción de la Alimentación Saludable y Nutritiva: convocatoria para financiar proyectos. Santa Fé

El monto total asciende a 1800 millones de pesos los cuales se distribuirán entre 30 proyectos seleccionados por un plazo de hasta tres años. La convocatoria cierra el 6 de octubre.
En un encuentro organizado por los ministerios de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, y Ciencia, Tecnología e Innovación (MinCyT) y la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i) se presentó la convocatoria para la Promoción de la Alimentación Saludable y Nutritiva.
La actividad comenzó con un panel de especialistas moderado por Laura Toledo, directora nacional del Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC), e integrado por Gabriel Raya Tonetti, (secretario de Articulación Científica Tecnológica del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la provincia de Córdoba y miembro del consejo asesor del INTI), Marta Plasencia (especialista en Innovación y Vinculación Tecnológica y responsable del área de Información Tecnológica del Programa de Valorización del Conocimiento en la Universidad Nacional de Córdoba) y Vera Álvarez (investigadora, vicedirectora del Instituto de Investigación en Ciencia y Tecnología de Materiales de Mar del Plata y presidenta de la Fundación Argentina de Nanotecnología).

El cierre estuvo a cargo de Fernando Peirano (presidente de la Agencia I+D+i), Cecilia Todesca Bocco (secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto) y Daniel Filmus (ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación).

La audiencia incluyó a investigadores reconocidos dentro de la producción de alimentos, empresarios y representantes de aceleradoras que acompañan a las empresas de base tecnológica.

Desarrollo de nuevos productos

La presente convocatoria se da en sintonía con la reciente ley 27.642 de Promoción de la Alimentación Saludable la cual abre posibilidades para el desarrollo de distintos proyectos en esta temática. Al respecto, Gabriel Raya Tonetti destacó que la innovación en los alimentos se da a través de un interés en desarrollar perfiles más saludables. En esa línea, dio como ejemplo el desarrollo de un jarabe de maíz de bajo contenido calórico compatible con el equipamiento industrial en uso para la elaboración de un producto que también tiene que ser aceptable para el consumidor.

Vera Alvarez se refirió a la obtención de polímeros biodegradables sintetizados por bacterias para la producción de distintos tipos de envases que permitan sustituir a aquellos que son contaminantes. Remarcó que este tipo de logros son el resultado de asociaciones de consorcios público-privados, uno de los requisitos de la presente convocatoria. También describió el uso del almidón termoplástico como otro material biodegradable para la producción de envases, destacando que el almidón es un residuo industrial que puede redireccionarse hacia la producción de polímeros amigables con el ambiente.

Por su parte, Marta Plasencia desarrolló el concepto de vigilancia tecnológica, un procedimiento para la recolección y análisis de información necesaria en la toma de decisiones por parte de investigadores y empresas. En el caso del desarrollo de un producto, esta herramienta permite conocer los avances en el tema, la existencia de patentes y estudios de mercado sobre la aceptación de ese producto entre otros datos de interés.

La visión de las autoridades

A su turno, Fernando Peirano destacó el rol de la ciencia y la tecnología en el desarrollo de productos innovadores para la creación de nuevos mercados. “Cuando vamos a productos cada vez más sofisticados las regulaciones importan mucho. Esas regulaciones necesitan de un Estado presente que acompañe a la iniciativa privada, permitiendo que ese conocimiento del sistema público se ponga en valor y se traduzca en nuevas soluciones, nuevos productos y nuevos servicios”, destacó. Asimismo, recordó que la presente línea de trabajo del FONARSEC tiene como antecedente la iniciativa tomada para el financiamiento de la producción pública de medicamentos y que continua con el fomento de las nuevas energías como es el caso del litio y el hidrógeno. Al referirse a empresas que innovan en el rubro alimenticio, Peirano dio como ejemplo a Michroma, la empresa emergente rosarina que desarrolla colorantes naturales para ser usados en alimentos a partir de hongos.

Cecilia Todesca Bocco remarcó el trabajo conjunto que desde la cancillería se realiza con el MinCyT y la Agencia I+D+i en las políticas de desarrollo industrial y ciencia y tecnología, ambas pilares para el desarrollo de las exportaciones en especial las que tienen valor agregado. Con exportaciones cercanas a los 78.000 millones de dólares en el 2021, los alimentos procesados y envasados representaron unos 3.300 millones de la misma moneda. En este contexto, Todesca Bocco destacó que nuestro país tiene mucho por hacer en cuanto al desarrollo de alimentos con valor agregado. “La Argentina tiene la posibilidad no solo como productor de alimentos, sino por sus capacidades científico-tecnológicas, de convertirse en un hub de alimentos que sean saludables, nutritivos y envasados teniendo en cuenta la economía circular”, destacó la funcionaria. De la misma manera, se refirió a cómo las regulaciones internacionales impactan sobre las exportaciones argentinas así como al trabajo que se realiza a nivel de Mercosur para homogeneizar el aspecto regulatorio para los alimentos exportados.

Finalmente, el ministro Daniel Filmus hizo referencia a tres articulaciones sobre las cuales considera se debe profundizar para transformar el modelo productivo del país: MinCyT y otros ministerios, lo público y lo privado, y la investigación y el sector productivo. Considerando una visión a largo plazo, destacó la necesidad de articulación entre gobiernos, con el fin de desarrollar políticas de Estado que trasciendan a las distintas gestiones.

Resaltando que la ciencia y la tecnología es la única alternativa de desarrollo autónomo, creciente e inclusivo para un país, el ministro enfatizó que “la posibilidad de generar un modelo distinto es cambiar esa matriz de exportaciones para tener la posibilidad de valorar nuestro trabajo a partir del aporte de innovación de la ciencia y la tecnología”.

Bases y condiciones de la convocatoria en http://www.agencia.mincyt.gob.ar/frontend/agencia/convocatoria/495

Mayor información escribiendo a [email protected]

Foto del avatar
Acerca de Claudio Pairoba 9 Articles
Formado en las ciencias duras, Claudio es egresado del emblemático Instituto Politécnico Superior Gral. San Martín de su Rosario natal. Doctor en Bioquímica y tiene una Maestría en Análisis de Medios de Comunicación. Egresó del emblemático Instituto Politécnico de su Rosario natal cuando la música disco mostraba una curva de popularidad descendente pero pudo superarlo y hoy escucha música de los ‘80 y ‘90. Está a cargo del Área de Comunicación de la Ciencia en la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), es columnista de medios gráficos, digitales, radiales y escribe en su blog (planetciencia.blogspot.com). A pesar de un primer encuentro accidentado con la Química, elige esta especialidad egresando como Bachiller Técnico Químico al mismo tiempo que la música disco mostraba una curva de popularidad descendente. Buscando adentrarse más en el mundo de los protones, neutrones y electrones, posteriormente se gradúa de Bioquímico y Farmacéutico en la Facultad de Cs. Bioquímicas y Farmacéuticas de la Universidad Nacional de Rosario. Durante su paso por Suipacha 531/570 fue docente en las materias Física, Química Orgánica y Química Biológica. Las plantas no fueron ajenas a su formación académica y se doctora en la misma facultad trabajando en maíz dentro del Centro de Estudios Fotosintéticos y Bioquímicos (CEFOBI) bajo la dirección del Dr. Carlos Andreo y como becario del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Luego de una enriquecedora experiencia posdoctoral en la Universidad de Stanford (California, EE.UU.) como becario de la Organización de Estados Americanos y trabajando con la reconocida genetista Virginia Walbot, inicia la búsqueda por agregarle contenido social a su trabajo. Este derrotero lo lleva a cursar y graduarse de la Maestría en Análisis de Medios de Comunicación del New College of California. Entre otros requisitos para la finalización de estos estudios realizó un trabajo final de tesis (“An analysis of the dynamics among Media, Science and Society”) y dos pasantías: una de un año de duración en KQED, la estación de radio y TV pública de la ciudad de San Francisco, y otra con Eva Soltes, productora del documental sobre la vida del músico norteamericano Lou Harrison, en cuya realización participó.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*