Cómo enseñar a aprender. Capítulo 2: Docentes interpelados

La publicación de este capítulo es cortesía de Editorial La Crujía y los autores Corina Rogovsky y Francisco Chamorro. Para adquirir la publicación completa, ingresar aquí

El desafío de pensar, crear y diseñar nuevas estrategias educativas en la virtualidad

Frente a una realidad compleja e inesperada, surge el interrogante por el diseño de estrategias educativas en la virtualidad, en medio de una situación coyuntural que pone en evidencia la falta de preparación de los equipos docentes para afrontar este requerimiento.

En este capítulo, pondremos la mirada en aquellos docentes que interpelados por un contexto que demanda habilidades de uso y comprensión de la tecnología, iniciaron recorridos de apertura para enfrentar la situación y desafiar sus propias dificultades.

Desempeñarse como tecnólogos educativos en una red de escuelas, implica ser capaces de percibir la institución de manera transversal y trabajar de manera constante y continua en un plan progresivo y acorde a cada nivel, que integre la tecnología en la propuesta didáctica general. Esta tarea compleja implica instancias de diálogo y de negociación pedagógica con equipos docentes, en pos de un diseño curricular enriquecido en innovación didáctica. En este sentido involucra también instancias de formación y capacitación en servicio tendientes a la actualización constante. Desde este rol observamos cómo las resistencias al cambio, como referimos anteriormente, se ven resignificadas por el contexto de aislamiento de manera que despiertan actitudes y reacciones diferentes en los equipos de conducción y en los equipos docentes. Frente a las resistencias que en determinadas oportunidades se ven legitimadas por el fuerte predominio de la presencialidad en las escuelas, surge la necesidad de encontrar herramientas y aplicaciones que posibiliten la continuidad pedagógica. La tarea del tecnólogo educativo en este momento consiste en acompañar y guiar estas búsquedas, para que se produzcan apropiaciones significativas, valiosas y perdurables por parte de los equipos docentes. Nos referimos a apropiaciones que promuevan inclusiones genuinas de tecnología (Maggio, 2012a) que apuntan a no reproducir las prácticas tradicionales, sino que más bien apelan a la originalidad didáctica que deviene de la lectura y comprensión de la manera de producir conocimiento en la actualidad. Una lectura que vincula la inclusión de la tecnología con prácticas culturales y con transformaciones sociales.

Así, encontramos un terreno propicio para la exploración de nuevos formatos y para el diseño de nuevas estrategias didácticas. Encontramos docentes que interpelados por el contexto, se aventuran al diseño de nuevas estrategias en la virtualidad.

Rasgos para repensar la figura docente

Interpelados por un contexto que cambia de manera abrupta las reglas del juego, equipos directivos y docentes comienzan sus procesos de rediseño en pos de garantizar la continui- dad pedagógica de las instituciones educativas. En estos recorridos de búsqueda, hemos identificado diferentes niveles de relación y lectura del nuevo ecosistema de trabajo, en su gran mayoría, caracterizados por una amplia predisposición a la formación y a la comprensión no solo del manejo artefactual de la tecnología, sino del potencial para promover nuevas dinámicas de trabajo.

En este sentido, hemos observado una serie de rasgos interesantes para repensar el rol docente y resignificarlo en clave de los nuevos paisajes educativos para componer:

  • El docente en tanto Autor y Diseñador de sus recursos didácticos.

Se trata de un docente que se empodera en función de las habilidades que va descubriendo en su proceso de adaptación al trabajo en línea. Un docente que se forma y explora recursos para el rediseño de sus materiales y propuestas educativas. La autoría y el diseño implican también una instancia de composición en la cual se ponen en juego recursos que se caracterizan por la multiplicidad de formatos y lenguajes. Teniendo en cuenta que la cultura actual se encuentra fuertemente marcada por los medios de comunicación audiovisuales (Sibilia, 2012) y las redes sociales, será importante focalizar en los procesos de transformación de los lenguajes que im- pactan en los modos de expresión. De este modo, se hará referencia a un docente que se introduce en un universo comunicativo diferente y compone sus recursos a partir de las relaciones que diseñe entre las diferentes piezas discursivas. Se trata de un docente que propicie un proceso de lectura activo y constructivo por parte de sus estudiantes. Este tipo de acciones le permitirá tejer re- laciones y plantear múltiples opciones de recorrido para sus propuestas, entendiendo que cada una de ellas contará con el potencial para elaborar diferentes construc- ciones de sentido (Rogovsky, 2015).

  • El docente en calidad de Explorador de canales y ten- dencias

?«La era contemporánea estimula modos performáticos de ser y estar en el mundo, más capacitados para ac- tuar ante la mirada ajena o frente a la lente de una cámara que para replegarse a la propia interioridad» (Sibilia, 2012). En el recorrido por la búsqueda de estrategias, hay quienes redescubren un perfil performático que tiene como correlato las tendencias culturales emergentes tales como las instancias en vivo por redes sociales o la grabación de clases y tutoriales. De esta manera, algunos docentes más osados han integrado a sus clases instancias de trabajo en vivo, o explicaciones y tutoriales en formato de video. Lo interesante de es- tas exploraciones subyace en la manera de integrarlas a la narrativa de la secuencia didáctica, tejiendo vinculaciones entre diferentes maneras de dar clase y de pro- poner actividades. Ante la adversidad del aislamiento, canales alternativos de comunicación, que formaban parte de las apropiaciones personales de tecnología (porque las redes sociales raramente son resignificadas en clase) son resignificadas por este docente que explo- ra canales y tendencias y las traslada a sus apropiacio- nes profesionales de tecnología. De esta manera, encontramos clases en vivo o explicaciones y actividades diseñadas en formato de videotutoriales.

  • El docente en tanto Curador de contenido

?Un curador, según Odetti (2012), parte de una selección del material pero luego genera con ello una estructura estética a través de la cual el público ve sus obras. Al pensar en un docente que se posiciona en tanto autor-curador ofrece no solo un recorte de la información adecuado a su grupo de alumnos, sino además una amplitud de modos semánticos que posibilita a cada uno acercarse a los contenidos a través de los formatos con los que se siente más cómodo y, al mismo tiempo, valora el aporte de cada lenguaje. Ante la inmensa variedad de materiales didácticos y recursos diseñados especial- mente para la educación en contexto de aislamiento, el docente se posiciona en tanto curador, no solo para la selección de recursos, sino para la composición de la escena educativa que reinterpreta esos recursos con la voz particular de este docente. Se trata de una nueva construcción de sentido, a partir de poner en diálogo diferentes recursos existentes. Esto implica una adapta- ción y una planificación del modo de acercamiento de los estudiantes a los contenidos.

  • El docente en tanto Hacker (3)

La importancia de la capacidad de cocrear y de producir conocimiento con otros, cobra más sentido en el nuevo paisaje educativo. Se trata de destacar un rasgo esencial que implica recorrer este camino con otros, tejiendo redes que potencian el conocimiento, lo multiplican y promueven la cultura de la colaboración en comunidades de docentes que comparten sus prácticas y sus aprendizajes.

En este camino hacia la resignificación del rol docente, queremos recuperar algunas ideas potentes que aportan forma y contenido a la vez que caracterizan el rasgo Hacker del docente. Una mirada interesante para acercar es la del profesor Nelson Pretto (4), quien instala la idea del «Profesor Hacker», idea provocadora que recupera ciertos aspectos característicos del movimiento hacker y los aplica al ámbito educativo:

  • entusiastas de la informática que buscan la mejora de las tecnologías (tanto los dispositivos como el software entendido como contenido);
  • con alta disposición al intercambio con colegas, a las discusiones y a compartir descubrimientos, entendidos como parte de su idioma y de su día a día;
  • productores de nuevo conocimiento —los códigos que van generando— como resultado de su tarea en inte- racción con otros, es decir haciendo foco en la idea de continuar las producciones a partir de lo producido hasta el momento;
  • colaboradores y abiertos a poner disponible su produc- ción entendiendo al otro como un colega que puede continuar, avanzar, descubrir y crear a partir de lo realizado;
  • personas que les gusta lo que hacen, creativos, exploradores y curiosos. (Rogovsky, 2015)

En la exploración de alternativas y búsqueda de sentido a las nuevas maneras de habitar el ser docentes en contextos cambiantes, los rasgos de autoría y diseño, apropiación de tendencias, curación de contenido, cocreación y colaboración en comunidades y redes de educadores nos parecen cla- ves para explorar.

 

 

Acerca de Pent Flacso Argentina 27 Articles
El PENT - FLACSO es un espacio de innovación, exploración, investigación y formación académica. Hace más de diez años que se dedica a la educación en un mundo atravesado por las tecnologías digitales. Surge como iniciativa de un equipo de profesionales provenientes de diversas disciplinas, con variadas trayectorias y experiencias en la integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en los procesos educativos; ante la necesidad de desarrollar nuevas miradas y construir conocimiento en torno a las transformaciones y desafíos presentes en el campo de la educación

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*