Pensar la Formación docente como espacio de coherencia entre pensamiento, discurso y acción. Parte II

La tribu y el futuro

Como dice Estanislao Antelo: “Digo “compartir” pues, si bien es cierto que la soledad puede propiciar cierto estado de gracia capaz de fabricar uno que otro “Eureka”, cuando se trata del pensamiento la necesidad de intercambiar perplejidades es crónica y apremiante. Quiero decir que no tenemos otro modo de saber si nuestro trabajo funciona más que poniéndolo a consideración de otros ejemplares, tan o más estupefactos que nosotros, con el anhelo de que sean capaces de ayudarnos a comprender lo que ya no alcanzamos a comprender tan fácilmente. Al fin y al cabo, como decía Deleuze en algún lugar que ya no recuerdo, el pensamiento es una tribu. Nadie piensa solo”. (Antelo, 2016: 3) Y si nadie piensa solo, entonces se piensa en comunidad, se piensa dialogando, se piensa “dentro” desde la construcción “exterior” y colectiva. Se piensa el pensar que se construye en diálogo, eso es pensamiento. Quizá entonces encontramos un objetivo de la Educación, y por tanto de la Formación Docente: estimular el desarrollo del pensamiento en comunidad de diálogo. Para repensar qué tipo de educación queremos para nuestros estudiantes sean estos niños, adolescentes, jóvenes, adultos, futuros docentes, o futuros astronautas.
“Contradiciendo la metáfora arendtiana que definía a los adultos como nativos y a los niños como “recién llegados” y, por tanto, extranjeros del mundo al que arribaban, los adultos experimentamos hoy, muchas veces, la sensación de ser más extranjeros de este mundo que los propios niños”, diciendo además: “las nuevas generaciones ocupan frecuentemente la posición de saber tradicionalmente reservada a los adultos, sea porque saben cosas que los adultos no, sea porque disponen de saberes que antes estaban reservados a los adultos, lo cual pone en cuestión la direccionalidad de la transmisión y la función de ingreso a la cultura que ocupaban de manera exclusiva la familia y la escuela. Frente a estos cambios, la pregunta que queremos dejar planteada es ¿qué queda de los adultos? ¿Qué hay de nuevo en las generaciones que reciben a los nuevos?” (Diker, 2016: 17) Ofrecemos a los niños un juego de participación en espacios virtuales, laboratorios de participación, poco reales, armados por el educador y que no pueden trasladar a ninguno de los ámbitos que implican intercambio con el mundo adulto, por tanto no hay transferencia. Los niños tienen derecho a participar realmente. Del mismo modo que marginalizamos la pobreza y la ignorancia, marginalizamos a los niños desde el discurso que no le reconoce saberes. El adulto es el que sabe y el que depositará en los pequeños, las herramientas necesarias para desarrollarse en el futuro, enseñándole además el uso apropiado de esas herramientas. ¿El futuro? ¿Por qué educamos para el futuro? ¿Por qué nos planteamos la educación en un sentido de camino unívoco a seguir, por qué elegimos a través de nuestras acciones pedagógicas no considerar las complejidades epistemológicas del mundo?
Desde una ética de la multiculturalidad, considerar las diferencias que tenemos en todos los sentidos: edad, género, tamaño, orientación sexual, contextos socio-económicos, religiones, culturas, nacionalidades, idiomas, etc., significa ver y reconocer nuestras diferencias para rescatar nuestras semejanzas, pudiendo ver lo que tenemos en común. Las diferencias no pueden ser negadas, deben ser identificadas, asumidas e incorporadas en la cotidianidad como enriquecedoras de nuestro universo. Desde una ética multicultural, en diálogo con los otros, se potencia la experiencia educativa. Pensar que “todos somos iguales”, además de ser falso, habilita volver una y otra vez a la ceguera normalizadora; simplificación que nos vacía y nos quita la posibilidad de comprender que los estudiantes llegan a nosotros, con sus inteligencias, saberes y trayectorias y que educamos tejiendo redes complejas. Se educa para el presente, sin desconocer que lo que hacemos hoy tendrá consecuencias futuras. Los niños no “son el futuro”, son el presente. Educar participativa y democráticamente implica educar para hoy, reconociendo que la edad no puede ser una categoría que nos dignifique.
Educar para el futuro significa marginalizar las infancias, paradoja que implica: te veo pero no te reconozco, y luego ya no serás un niño y yo dejaré de mirarte.

BIBLIOGRAFÍA
Antelo, E. (2016). ¿Qué se puede hacer con un niño? Flacso Diploma Superior Infancias Educaciòn y Pedagogìa . En Diploma Superior Infancias, Educación y Pedagogía. Flacso Virtual.
Cullen, C. A. (1997). Crítica de las razones de educar: temas de filosofía de la educación. . Buenos Aires: Paidós.
Diker, G. (2016). ¿Qué hay de nuevo en las nuevas infancias? . Diploma Superior Infancias Educación y Pedagogía, Flacso Virtual.
Dorantes, S. (21 de 11 de 2013). Youtube. Recuperado el 1 de 11 de 2017, de Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=u_XuhGY5kjM
Freire, P. (1975). Pedagogía del Oprimido (14a. edición). México: Siglo XXI Editores.
Geneyro, J. C. (2007). Ética, Ciudadanía y Democracia. Contrastes Colección Monografía 12 [ISBN: 978-84-690-4782-8] , 257-265.
Melich, J. C. (4 de 12 de 2014). Pensando la Educación desde Emmanuel Levinas. Recuperado el 02 de 11 de 2017, de Facultad de Educación – Universidad de Antioquia: https://www.youtube.com/watch?time_continue=8&v=DXZipK7yaas
Rancière, J. (2003). El Maestro Ignorante. Cinco lecciones sobre la emancipación intelectual. Barcelona: Laertes.

Laura Curbelo Varela
Acerca de Laura Curbelo Varela 8 Articles
Profesora de Filosofía egresada del Instituto de Profesores Artigas (IPA), Máster en Filosofía 3/18 por la Universidad de Girona, Diploma Superior en Infancias, Educación y Pedagogía por FLACSO ARGENTINA; Formadora de Formadores en Filosofía para Niños y Desarrollo del Pensamiento Crítico/Creativo y Ético por la Universidad Autónoma de Madrid y Formadora de formadores por el Proyecto Noria de Casa Creativa de Barcelona. Formadora de Formadores para la Integración Latinoamericana por el Centro de Formación para la Integración Regional (CEFIR). Es Diplomada en Derechos Humanos, Discapacidad y Educación inclusiva en la Universidad de Chile habiendo sido becada por OEA. Ha realizado el curso de extensión de la Universidad de la República “Discapacidad, Derechos humanos y Educación”. Cursando actualmente la Maestría en Educación en la Universidad de Quilmes (Argentina).Trabaja tanto con niños como con docentes en los dos currículum completos de Filosofía para Niños (IAPC Lipman/Sharp y Proyecto Noria) y dicta además cursos de Formación Docente en las áreas de Pedagogía, Observación-Análisis de las Instituciones Educativas, Epistemología y Derechos Humanos tanto en la formación de futuros profesores, como maestros, maestros en primera infancia y asistentes técnicos en primera infancia. Trabajó coordinando el Proyecto “Filosofía para Niños y desarrollo del Pensamiento Crítico/Creativo” en el Colegio Santa Teresa de Jesús de Montevideo y en el Liceo de Parque del Plata lleva adelante el Taller de Pensamiento y Periodismo para los adolescentes en situación de riesgo de desafiliación al sistema educativo que cursan Propuesta 2016. Trabaja como Articuladora Pedagógica de Compromiso Educativo en Educación Secundaria. Es directora del Centro Sur de Filosofía para Niños que cuenta con el reconocimiento de organizaciones pedagógicas y filosóficas de México y España que avalan sus cursos, actividades, materiales y proyectos de extensión. Desarrolló la plataforma existente en http://www.nous.uy desde dónde dicta cursos online sobre el Desarrollo del Pensamiento en Niños, Niñas y Adolescentes, tanto en las áreas de Filosofía para Niños, como de Ciudadanía Creativa y Pensar para liderar a estudiantes de educación y educadores de distintos países de habla hispana. Ha trabajado en forma privada en la formación docente de equipos pedagógicos y educativos de diferentes colegios privados de Uruguay (Montevideo e Interior) y en el Exterior (Argentina, México, Colombia y España). En Uruguay trabajó en CES –Liceo de Parque del Plata, Compromiso Educativo. CES- Liceo de Parque del Plata, Taller de Pensamiento crítico y periodismo.CEIP- Equipo EducArte, Inspección Nacional de Educación Artística. CEIP- Formadora en Ciencias Sociales, Instituto de Formación en Servicio. CFE IFD DE LA COSTA– Seminario de Educación en Derechos Humanos Colegio Santa Teresa de Jesús, Coordinadora del Proyecto Filosofía para Niños. Curso Online: “Es posible educar el pensar?” y “Profundización en los programas de Filosofía para Niños” (www.lauracurbelo.org – www.nous.uy ). Miembro del Equipo de Redacción de la Revista Internacional de los Centros Iberoamericanos de Filosofía para niños y niñas, editada por el Centro FpN de la Comunidad Valenciana. Miembro del Equipo coordinador de la Revista Utopías, Revista Uruguaya de Filosofía para Niños. URUGUAY: Integrante del equipo EDUCARTE de la INSPECCIÓN DE EDUCACIÓN ARTÍSTICA (INEA) DEL CEIP Coordinadora en Uruguay del Proyecto Noria de Ciudadanía Creativa y Filosofía. Integrante del Comité Académico del Congreso Latinoamericano de Filosofía e Infancias. Argentina. Premio ASOCIACIÓN INTERNACIONAL CREARMUNDOS 2012. España. Escribe sobre Filosofía para Niños.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*