Líder es aquel que se sigue por convicción y no por obligación

Loading

La frase con la que se inicia la nota, marca un presagio de lo que debe representar un líder. Mucho se ha escrito acerca de las condiciones que debe reunir este líder. Estamos ante una cambiante sociedad, y ella genera un cambio de paradigma. Esta sociedad exige un nuevo modelo de Liderazgo y condiciones en ese lider: plural, con capacidad deadaptación, democrático y participativo.
Hoy, mucho se habla de ese nuevo modelo de liderazgo, exaservado por el mundial de fútbol. Y pensando en nuestro Messi, con la humildad de un grande, definitivamente, se puso el traje de líder indiscutido. Más allá de su magia, supo contener, acompañar, hacer brillar a otros, y consolidar al equipo, marcarle un rumbo a ese grupo humano, que fue más allá de lo deportivo.
En el mundial también pudimos ver a un antilider ; y una imagen o varias de ese que se dice el mejor del  mundo y carece de las condiciones que se necesitan para ejercer el liderazgo: Ronaldo. Leyendo para un trabajo que debía presentar, descubrí un término: ‘hubris’ o ‘hybris’ (?????, hýbris) que me invita a reflexionar.

Es un concepto griego que significa ‘desmesura’. Es lo opuesto a la sobriedad, a la moderación. Owen describió el Sindrome Hubris, en políticos con responsabilidades de gobierno, pero puede afectar a cualquier persona con poder, en cualquier ámbito de la actividad humana: la política, las finanzas, la militar, el deporte, los papas o la propia medicina.
Se trata de un trastorno de la posesión de poder. El ejercicio de éste es un requisito previo para llegar al diagnóstico. Cuando cesa el poder, habitualmente remite el SH.
Cuanto más tiempo ostente y más grande sea la autoridad, más probable es que se desarrolle; especialmente si este poder se ha ejercido (al menos durante un tiempo) con éxito Lo desencadena el poder y lo potencia el éxito.  En un momento donde la sociedad tiende aidolatrar falsos líderes, es necesario que aparezcan personas, seres de carne y hueso, que sean vistos como líderes…y sirvan de ejemplo.
Ahí es donde se agiganta la figura de nuestro Messi, y la de otros, que con humildad y don de gente, han logrado hacerse querer y transformarse en un faro para muchos.
Se avecinan tiempos electorales, y es necesario que quienes se postulen ,trabajen en esto de qué es ser un verdadero líder. La capacidad de liderazgo también se requiere de quienes dirigen el sistema educativo, en cualquiera de sus niveles. Hay evidencias contundentes, fruto de investigaciones y de experiencias en instituciones educativas que han logrado importantes mejoras, cuando sus directivos tienen habilidades para ejercer el liderazgo y se transforman en actores clave. Su influencia es crucial no sólo para definir y sostener una visión institucional compartida y ser el nexo principal de la escuela con la comunidad, sino también porque los directivos inciden en la motivación y el desarrollo de habilidades de los docentes y en asegurar las condiciones para la enseñanza, lo que genera el famoso "clima escolar; adecuado para el aprendizaje.
En nuestro sistema educativo, aún, los directores siguen siendo actores invisibles. Sin una formación específica, ni una carrera profesional que atraiga a los mejores perfiles, ni una remuneración acorde, estas piezas clave del sistema educativo son invisibilizados y de alguna manera neutralizados.

La política educativa en torno a la formación de los cuadros de conducción es casi inexistente o está en manos de privados y esto es preocupante. Tenemos por delante un desafío enorme para la mejora de las escuelas y el desarrollo profesional de sus directores, tal como se está haciendo varios países de la región.
Los equipos directivos son engranajes fundamentales para la mejora de la calidad educativa, pero se requieren políticas específicas dirigidas a desarrollar la función directiva como parte de las políticas de mejora escolar. Las políticas de profesionalización directiva no se agotan en programas de formación sino que incluyen además los procesos de reclutamiento, selección, evaluación y el diseño de una verdadera carrera profesional.
contextualizadas.
Esta probado que los sistemas educativos que mejoran, desarrollan en los líderes escolares capacidades para gestionar eficazmente, centradas en la dimensión pedagógica del rol y en los procesos de aula.

 El liderazgo pedagógico requiere que los directivos enfoquen su tiempo y sus prioridades en las prácticas de enseñanza y en los procesos de aprendizaje. Para esto es indispensable, no sólo aliviar la carga burocrática y administrativa de la función directiva, promoviendo estructuras con equipos directivos que permitan un liderazgo distribuido, incluyendo herramientas tecnológicas para la gestión escolar sino también propiciar la formación específica de esos directivos en; liderazgo. No es una cuestión de moda, a ejercer el liderazgo se aprende y ello debe ser atendido, si queremos en las instituciones educativas, equipos directivos capaces de gestionar los cambios que se requieren.

Foto del avatar
Acerca de Marcela Abete 12 Articles
Necochea, provincia de Buenos Aires, Argentina. Licenciada en Educacion. Diplomada en Políticas Públicas con enfoque de Derecho. Actualmente cursando la Maestria en Gestión y Gobierno de la Educación. Diplomada Superior en Enseñanza en Entornos Virtuales Académica IIBEC Paulo Freire de México. Asesora educativa. Capacitadora Ex Inspectora  de Enseñanza en la Dirección de Educación de Adultos y Formacion Profesional de la Provincia de Buenos Aires Maestra Normal Superior. Profesora Especializada en Educación de Jóvenes y Adultos con Postitulo de actualización académica para docentes de Educación de Jóvenes, Adultos y Adultos Mayores. Bibliotecaria Escolar. Archivista. Coordinadora Académica y profesora en Nivel Superior

2 Comments

  1. Creo que el liderazgo inicia desde la idea de «oportunidad para transformar».Para ser un lider debemos trabajar en el desarrollos diversas habilidades que a su vez, están contenidas en la habilidad o capacidad de liderar.Creo que se trata de ejercer el poder de forma responsable,eficiente y ética.Liderar es observar,distinguir y comprender la diversidad de motivaciones,capacidades.Es motivar,influir en los otros y pensar estrategias que inviten a responder y a actuar a los demás.El líder encuentra el norte y redirecciona con responsabilidad y flexibilidad cuando la situación lo requiere.La autoridad de un líder no consiste en mencionarla o esgrimirla ante los demas,simplemente emerge como resultado de la determinación y la gestión eficiente,democrática,comunicativa e inspiradora. Un líder no se anuncia,sencillamente se percibe.El rol del director de ámbito educativo amerita desarrollar las habilidades que implica el liderazgo. Y aquí,recuerdo un dicho oriental que dice «Convertir veneno en medicina» ya que prefiero ser optimista y mirar nuestro vaso medio lleno de Educación mientras día tras día bregamos por ella. Siempre hay algo que podemos hacer,sea la circunstancia que nos toque y con las herramientas que tenemos o que,incluso como buenos argentinos,nos fabricamos.Muchisimas gracias por el artículo, impecable e inspirador…como siempre!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*