Familia y Superdotación! Mi hijo es Superdotado! (Parte III). Venezuela

Existe una amplia caracterización del estudiante con Altas Capacidades, entendiéndose como aquella persona que puede realizar con éxito determinados tipos de tareas. En este sentido, es importante resaltar que existen ciertos comportamientos típicos. Para comenzar, se sienten y saben que son “diferentes”; pudiera existir la tendencia al aislamiento en distintos entornos; con compañeros e inclusive con sus familiares.

Por otro lado, son extremadamente sensibles desde muy temprano se plantean interrogantes en donde persiguen respuestas que les permita mejorar diversas situaciones. En ellos se conjuga, un desarrollo precoz, con la falta de madurez emocional y la capacidad excepcional para el aprendizaje; variables que, sin la estimulación y atención adecuada, producto de las bajas oportunidades para el desarrollo de sus intereses intelectuales, se entrelazan en la aparición de “problemas” que ocultan la condición de alta capacidad y dificultan la identificación y el diagnóstico.

Claramente, son las familias que desde muy temprana edad observan el desarrollo precoz en su hijo, exploran el tema y concluyen ¡Mi hijo es Superdotado!, están conscientes de la condición e identifican con claridad las necesidades por las que amerita su hijo una atención diferenciada.
A continuación, la caracterización que realizan los padres que asisten a un Programa de Orientación (García, 2014):
? La búsqueda continuada de respuestas que les permita profundizar en sus planteamientos.
? Un niño que ve el mundo diferente y aunque no sea sobresaliente en todas las áreas, tiene una gran comprensión de lo que le rodea y le agrada realizar actividades que le gustan.
? Es poseedor de un carácter fuerte y se autocorrige. Pareciera disperso, pero en realidad está concentrado en algo que le interesa.
? Un estudiante insaciable para obtener información, por lo que se aburre con facilidad si las actividades no representan algún reto. Además, siempre está en contra de las injusticias; brindando argumentos válidos en su defensa.
? Resuelve problemas sin seguir patrones. Posee una elevada sensibilidad y excelente memoria.

En lo esencial, las respuestas individuales y colectivas de las familias durante el desarrollo del programa de orientación, se direccionaron hacia la memoria y su desempeño exitoso en una o más áreas de conocimiento. La óptica de los padres en un primer momento era un hijo con necesidades de apoyo educativo, ahí se encontró el mayor hincapié.

Aunque todos sabemos que la estimulación cognitiva en el estudiante con Altas Capacidades es muy importante por sus implicaciones a futuro, no menos importante es la atención psicosocioemocional. Realidad que se transforma posteriormente en los padres, con la aplicación de algunas actividades en donde comienzan a ver a su hijo desde un punto de vista más real y humano. Una condición que no depende exclusivamente del componente hereditario y por tanto el ambiente ejerce una función predominante en su desarrollo integral.

REFERENCIAS

García, M. (2014). Programa de Orientación para familias con estudiantes de Altas Capacidades. Trabajo de grado para optar al Master en Orientación Educativa. UPEL – Venezuela.
Correo: [email protected]
Twitter: @MIRANGELG
Instagram: mirangel_altascapacidades
Mirangel García: Licenciada en Educación Mención Matemática, con una master en Orientación Educativa y un campo de acción dirigido a la atención de estudiantes con Altas Capacidades; una de sus grandes pasiones comprende la investigación, la orientación a padres y maestros, y la tutoría al estudiante con la condición. Su propósito es impulsar el respeto a esta diversidad y coadyuvar en la construcción de un mejor futuro para nuestros talentos venezolanos

Acerca de Mirangel García 14 Articles
Mirangel García, Soy Venezolna y tengo 34 años de edad actualmente estudiante de Psicología, profesora de matemáticas de la Universidad Politécnica Territorial del Estado Mérida Kléber Ramírez. Educadora por vocación, desde muy joven estuve involucrada en la atención a niños con condiciones especiales. Inicio mi trabajo como profesora a los 14 años de edad, apoyando a los estudiantes que tenían dificultades en el área de matemática y posteriormente observo que el contenido que contemplaba el currículo era muy simple y resumido para lo que exigían algunos de ellos. Por lo que consideré realizar algunos ajustes en función de apoyar su formación académica.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*