Estudiar y convivir con el virus, no es una tarea imposible

La vuelta a clases en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires para los últimos años del nivel medio y primario representa para muchos alumnos la oportunidad de cerrar, aunque sea atípicamente, un año distinto y muy complicado para todos. Todos sabemos la importancia que los cierres de etapas tienen en la vida de las personas. ¿Quién no recuerda su último año de escolaridad?. Cuántas amistades de la vida se forjan en esos momentos, recuerdos imborrables en los cuales abrevamos a lo largo del tiempo. Por lo cual, la sociabilidad es un elemento fundamental en la vida de un alumno que transita el fin de un camino.

El regreso a los colegios en esta etapa presenta desafíos de distinta índole. El sanitario, aunque parezca mentira, es el menor de ellos. Con grupos reducidos, en días y horarios alternados, manteniendo el distanciamiento social y las condiciones de higiene se reducen al mínimo la posibilidad de contagios. Es decir, “convivir con el virus” no resulta una tarea tan difícil de enfrentar. De hecho, los primeros días de clase demostraron el entrenamiento que todos, trabajadores de la educación y alumnos, han tenido para saber resguardar su salud. En todos se ha despertado una “empatía sanitaria” que lleva a tener los recaudos para con propio cuidado y el del prójimo. En esta primera etapa el regreso fue escalonado en días y horarios y por grupos burbujas.

Los objetivos propuestos por el Ministerio de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires son: profundizar los espacios de acercamiento entre la escuela y las/os estudiantes, generando sentido de pertenencia; afianzar el diálogo entre las/os docentes, las/os estudiantes y sus familias, en el marco de la situación pandémica; propiciar espacios de orientación e intercambio con estudiantes y familias que favorezcan el pasaje al siguiente nivel educativo; fortalecer el proceso de revinculación entre estudiantes favoreciendo la instancia de cierre de ciclo de nivel.

Creo que la vuelta a la presencialidad no tiene que estar centrada solo en el aspecto sanitario e higienista, aunque relevante, hay otras dimensiones importantes para atender.

La dimensión psicológica debió ser abordada en este proceso de revinculación. Tantos meses de aislamiento resultaron sumamente duros para los chicos y chicas, quienes con sus familias sufrieron la incertidumbre, el temor y la situación económica. Varios alumnos manifestaron en los primeros días de clases que pensaban que no retornarían este año al colegio ni que tendrían la posibilidad de hacer un cierre junto a sus compañeros. Tanto los padres como sus hijos se mostraron profundamente agradecidos por la oportunidad de retornar a las aulas.

Es necesario repensar el regreso a clases presenciales para los diferentes años y niveles del sistema educativo para el año próximo. La experiencia del regreso a clase en otros países con alta circulación comunitaria del virus expuso que con el cumplimento de los protocolos y medidas necesarias es posible garantizar el cuidado de la salud de toda la comunidad educativa.

Según el último informe del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades Infecciosas (ECDC) sobre Covid y escuelas, basado en encuestas realizadas en 15 países europeos y publicado en agosto, señalaba que los contagios entre niños en centros educativos son poco habituales y que ir a clase no era el principal motivo de contagio en menores. Por lo tanto, las clases presenciales aún en un contexto de rebrotes o de alta circulación comunitaria, con los debidos recaudos, muestran ser posibles.

El 2021 será sin duda un año en el cual alternaremos entre la presencialidad y la virtualidad. Pero resulta necesario ampliar la posibilidad de la presencialidad para todos los alumnos ya que el espacio de la escuela es esencial para la formación de hábitos y la maduración emocional. La escuela de alguna manera es una “segunda casa” en donde familias y alumnos encuentran orientaciones y puntos de referencia. Aunque a la distancia se los ha acompañado, la presencialidad no puede ser nunca reemplazada por la virtualidad.

Lamentablemente la vuelta a clases presenciales es criticada en Argentina por algunos grupos con poca representatividad pero con mucha beligerancia que no tienen escrúpulos de “postear” o “escrachar” a quienes por amor a la educación y con verdadera vocación de docente presentan uno de los servicios más esenciales para la sociedad como es la educación.

Este tiempo de regreso a las aulas ha demostrado que es posible convivir con el coronavirus y que la educación puede transitar por la “nueva normalidad” ahora con el plus de un nuevo envión dado por la utilización de las TICs en la enseñanza. Las crisis presentan dos caras de una misma moneda, como señala Inés Aguerrondo, por un lado, “la disrupción pero por otro lado la oportunidad”. La oportunidad reside para esta socióloga, “en asegurarnos de que el avance en la inclusión de lo virtual siga presente, mejore y se imponga como uno de los recursos que, mirado en clave pedagógica, dé a los docentes y a sus alumnos más oportunidades de mejores aprendizajes”. Por otra parte, puede ser una ocasión para reflexionar sobre las propias prácticas e incorporar nuevas estrategias metodológicas como la flipped classrooms (aulas invertidas), entre otras innovaciones didácticas que hagan participativas las clases con las medidas de distanciamiento.

Este es el sentido profundo de la vuelta a clases, la escuela es primeramente una institución pedagógica y que forma integralmente a la persona humana. Estoy convencido que de la pandemia podemos salir mejores. La educación siempre ha sido transformadora y posibilitadora de progreso en la sociedad al buscar el bien común. Hoy será, sin lugar a dudas, una de las fuerzas para emerger de la actual coyuntura para crear un mundo mejor con una educación de calidad

Acerca de Clio Comunidad 379 Articles
La revista educativa Arcón de Clio ofrece esta sección a la comunidad para dar a difusión todo lo referente a la educación desde proyecto de autoridades nacionales, provinciales, municipales, organizaciones internacionales, Ongs, ect. Lo hacemos para seguir generando un compromiso con la educación. Esta sesión va dedicada especialmente a esas personas que día a día suman educación, que s ecomprometen con el futuro del país. La educación es una tarea que no se hace en soledad por lo tanto los invitamos a dar divulgación. La via de contacto es el correo de la revista.
Contacto: Sitio web

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*