La difusión de la obra de Freire: Paulo Freire Educador

El comienzo de la iniciativa
El uso acrítico de las redes sociales se presenta como un gran desafío para los educadores en la actualidad. La falta de fuentes confiables, y por consiguiente la difusión de supuestos, y discursos falaces, es parte del cotidiano en los mass-media. En una red social como Facebook, nos encontramos muchas veces con supuestas frases de importantes autores, que nunca se pronunciaron al respecto. Sin temor a equivocarnos nos atrevemos a decir que Borges, Cortázar y Freire figurarían entre los primeros lugares en un ranking de frases apócrifas.
La necesidad de contar con un espacio para difundir la importante obra del pedagogo brasileño, nos motivó a crear la página Facebook Paulo Freire Educador (www.facebook.com/PauloFreireEducador ) en marzo del 2013, y que hoy cuenta con más de 20.000 seguidores de Argentina y países limítrofes.
Con un grupo de estudiantes de los profesorados donde me desempeño, comenzamos a recabar información y bucear en la obra de Freire, que consideramos, todo educador debe conocer. En cada una de las publicaciones de la página, debía figurar la fuente, como requisito fundamental. No haríamos decir a Freire cosas que no dijo.
Entendemos que la posibilidad de una relación horizontal en el acceso a las informaciones, así como la potencialidad del trabajo colaborativo en entornos presenciales y virtuales, son una de las mayores contribuciones que nos permiten las TIC. Efectivamente, hoy contamos con la posibilidad de acceder a imágenes, documentos gráficos, fílmicos, sonoros, y a experiencias populares en cualquier lugar del mundo. Si la alfabetización se plantea como dominio de la realidad cultural, incluye también el de todos estos nuevos ámbitos, tal el caso de la alfabetización digital. Así que contar con un espacio dedicado a Freire, fue una necesidad educativa y colectiva.
La relectura de Freire.
Reencontrarnos con la obra de Freire fue un trabajo gratificante, y en especial porque esta lectura fue a las raíces de las ideas que encerraba cada párrafo. Enunciar y crear imágenes, fue pensar y repensar las estrategias comunicativas y la contundencia de cada selección.
Leerlo con ojos actuales, nos movilizó como grupo educativo, muchos jóvenes desconocían la obra Freire, así que la referencia al acontecer diario fue directa. Aparecieron (reaparecieron) así los conceptos de comunicación, horizontalidad, oprimidos, opresores, dialogo, praxis, compromiso y política, reflexión y acción.
Como educadores no podemos partir de una comunicación unidireccional o cerrada. Una comunicación para la educación transformadora supone abrir puertas a la curiosidad y provocar interacciones que permitan la lectura de la realidad de forma cada vez más profunda: “La transformación del mundo implica la dialéctica entre la denuncia de la situación deshumanizante y el anuncio de su superación, es decir, nuestro sueño. A partir de este saber fundamental (Cambiar es difícil pero posible) vamos a programar nuestra acción político pedagógica, no importa si nos comprometemos con un proyecto de alfabetización de adultos o de niños, de acción sanitaria, de evangelización o de formación de mano de obra especializada.” (Paulo Freire Pedagogía de la indignación)
Freire en las redes sociales
La cultura de la imagen, que parece atravesar con fuerza este siglo, es un camino que nos desafía como educadores. Paulo Freire supo valerse de los medios gráficos y los recursos tecnológicos de la época (radios, revistas, películas) para sus experiencias pedagógicas, incluso de sus propios dibujos, en contra del monopolio del libro de lectura. En este sentido, es básico para un dialogo horizontal, la necesidad de la palabra generadora, acompañada por una imagen generadora y la situación problemática.
Pensar la alfabetización hoy, nos lleva inevitablemente a pensar la alfabetización digital.
Si entendemos por Alfabetización como:
• Una práctica social, una actividad significativa del sujeto que incluso puede transformar la realidad.
• Una concepción crítica, donde se ubica la alfabetización como un conjunto de decisiones políticas y sociales negando el carácter neutral.
• Va más allá de la decodificación de un documento lingüístico.
• Actividad liberadora, entendida como el privilegio de los individuos para obrar, manifestar y defender sus opiniones y creencias.
Entonces el uso crítico y reflexivo de las nuevas tecnologías debe incluirse en nuestras acciones pedagógicas. Para Freire el código nos debe permitir aproximarnos a la realidad, discutir sobre ella, hacer una lectura crítica de forma colectiva. La imagen ya supone una interpretación, una codificación de la realidad y la propuesta de Freire es partir de la focalización que nos aporta el código para hacer una lectura crítica que desmitifique, que amplíe contenidos, que democratice la información, que nos mueva a una acción transformadora. (Marzo Guarinos) El reconocer que no lo sabemos todo, que el docente no es el poseedor absoluto del conocimiento, que debe tener la capacidad y humildad para aprender siempre, hoy parece más cercano a partir de la incorporación de las tecnologías en todos los órdenes de la vida. “Hoy el alumno puede tener más iniciativas en su trabajo de aprendizaje porque cuenta con muchos más medios para investigar, trabajar conjuntamente, puede acceder a muchos más datos, tiene recursos multimedia etc. por tanto el alumno tiene un nuevo lugar en su proceso donde debe adquirir más responsabilidad en la construcción de su propio conocimiento.” (Rodríguez Mateos)
Un camino que recién empieza
La necesidad de una alfabetización crítico-reflexiva, que permita trascender lo puramente tecnológico e instrumental para abordar la importancia de la información y la comunicación en la sociedad digital es fundamental para nuestra labor pedagógica.
Entender nuestro presente para imaginarnos el futuro debe ser desde la praxis constante, desde las acciones concretas, y así lo encaramos. Nuestro aporte es para toda la comunidad de educadores populares, un vaso de agua en un manantial de experiencias, pero que nos fortalece como educadores.

 

Bibliografía
• Marzo Guarinos (2013) en Aularia, R. et al. (2013). Temas para debate. Paulo Freire, comunicación y educación. Aularia, 2(2) Julio.
• Paulo Freire (1997) Pedagogía de la Autonomía. Siglo XXI editores.
• Paulo Freire (2005) Pedagogía de la Esperanza. Siglo XXI editores.
• Paulo Freire (2012) Pedagogía de la Indignación Siglo XXI editores.
• Rodríguez Mateos (2013) en Aularia, R. et al. Temas para debate. Paulo Freire, comunicación y educación. Aularia, 2(2) Julio.

Daniel Vásquez
Acerca de Daniel Vásquez 18 Articles
Daniel Vásquez es Profesor Universitario para el Nivel Secundario y Superior en Ciencias de la Educación (Universidad Austral, 2018) Licenciado en Ciencias de la Educación, con Orientación en Tecnología Educativa (Universidad Nacional de Luján, 2008) Profesor en Enseñanza Media de Adultos (Universidad Nacional de Luján, 2010) Especialista en Educación Mediada por Tecnologías de la Información y la Comunicación (Universidad Pedagógica Nacional, 2019), Maestrando en Procesos Educativos Mediados por Tecnologías (Universidad Nacional de Córdoba, 10ma cohorte). Como docente se desempeña en Institutos de formación superior de CABA y Provincia de Buenos Aires.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*