Corporeidad y Motricidad en CASA

En tiempos de cuarentena…Para la escritura de este documento, contamos con la colaboración de la Profesora de Educación Física,
Sonia Marcovecchio.

Estamos viviendo un tiempo totalmente atípico, a pesar de lo cual creemos que es un buen momento para acercarnos a las familias y contarles que la Educación Física escolar logra su plenitud si es con otros, junto a otros. Cada uno en su ambiente espacial y social con las características de cada contexto, disfrutando y reconociéndolo para allí poder ser y también hacer.Cada profesor de Educación Física conoce a sus alumnos y su contexto y podrá orientar a cada grupo en cada situación real y concreta.
Los niños no se quedan quietos, necesitan moverse y en la escuela tienen diversos momentos donde la actividad física no sólo sucede espontáneamente, sino que, además, está planificada y persigue objetivos de aprendizaje, se propone la adquisición de saberes específicos y el desarrollo de competencias. En particular esto sucede durante las clases de Educación Física, aunque también
en los recreos, así como en otras actividades escolares planificadas e implementadas por docentes que saben que los/as niños/as no son sólo “cuerpos que hacen” ni “cabecitas a llenar de conocimientos”, sino que son sujetos íntegros transformadores de realidad.
Sin embargo, también sabemos, a partir de estudios de la Organización Mundial de la Salud, que más del 60% de las/os niñas/os no se mueven lo mínimo necesario para considerarse saludable y que la práctica reglada en la escuela resulta insuficiente. En las casas, el tiempo para el ejercicio físico retrocede a medida que lo ganan las pantallas a las que dedican cerca de tres horas los días de semana y casi cinco los fines de semana, siendo más importante en la adolescencia.
No es necesario ahondar en los riesgos que implica esto. Combatir el sedentarismo en la infancia es una forma de proteger la salud a largo plazo.
Ahora bien… Durante esta cuarentena, la escuela deja de estar presente en la vida de los niños como espacio físico y el total del tiempo se desarrolla en las viviendas. Esto implica que va a depender de las características del espacio y del contexto, la posibilidad concreta de desarrollar actividades físicas, así como abordar, desde casa, las orientaciones virtuales que los profesores puedan hacer llegar. La actividad física se verá más o menos limitada, más o menos facilitada según esas condiciones, así como los riesgos de acrecentar o combatir el sedentarismo infantil.
Si bien es real que los/as niño/as más chiquitos naturalmente tienden a moverse y, dado que lo necesitan, van a buscar la manera de hacerlo, también es real que la oferta de actividades que los mantienen frente a las pantallas es importante.
Algunas escuelas disponen, para sus estudiantes, de una plataforma educativa que facilita las tareas al momento de planificar las actividades propias de la continuidad pedagógica. Pero, ¿nos estamos también ocupando de la Educación Física durante estos días de aislamiento social obligatorio? ¿Cómo podemos orientar a las familias para que propongan en casa actividades lúdicas que impliquen el movimiento de los hijos/as? ¿Qué propuestas hacer para combatir el sedentarismo? ¿Cómo competir con las pantallas que mantienen a los niños/as sentados en un sillón durante períodos de tiempo excesivamente largos? O, mejor, ¿cómo hacer para que las pantallas se transformen en verdaderas herramientas que inviten a los estudiantes y familias a moverse, cómo hacer que ese sillón se transforme en un elemento de apoyo que me permita moverme, jugando con el otro?. Propuestas para la continuidad pedagógica.
Creemos que la clase presencial es irremplazable, la atención a la grupalidad, a la corporeidad y motricidad en el patio es irremplazable, en este sentido recomendamos actividades lúdicas y no ejercicios específicos que requieren el cuidado del profesor para no lastimarse, es un momento en donde podamos acercar a las familias la importancia de reconocer la Educación Física escolar.

¿Qué nos dicen los diseños curriculares respecto de la Educación Física?
La Educación Física es concebida en los Diseños Curriculares como práctica social que se manifiesta en diferentes actividades motrices propias de la cultura y como disciplina pedagógica en el ámbito educativo. Contribuye a la formación integral de los sujetos.
Las acciones motrices deben portar sentido y significado para ellos. En este sentido, se entiende que en el hacer corporal y motor tienen lugar actos portadores y, a la vez, productores de significado, donde se implican aspectos cognitivos, motrices y socioafectivos, entre otros.
Son propósitos de la Educación Física en la escuela contribuir a que los estudiantes avancen en el conocimiento de sí mismos, interactúen con otros y accedan a los beneficios de la actividad física para la vida cotidiana y el cuidado de la salud; propiciar aprendizajes comprensivos que posibiliten a los estudiantes dar cuenta respecto de cómo y por qué han llevado a cabo una acción motriz determinada de modo tal que trasciendan el hacer por el hacer mismo, logrando justificar su importancia.
También resalta, el Diseño Curricular, que cuando se llevan adelante diversas prácticas corporales, la interacción entre los participantes del grupo, lejos de ser una variable externa a sus procesos, es estructurante de los aprendizajes. Por eso, proponer a los estudiantes la construcción, aceptación y respeto por las reglas, para que se apropien de los juegos y que puedan ser jugados por todo el grupo con cierto nivel de autonomía, contribuye al desarrollo de prácticas democráticas.
Finalmente, hace hincapié en la necesidad de que la escuela recupere el juego y su potencial formativo para facilitar la constitución de la subjetividad y su inclusión con aprendizajes significativos. El juego por el juego mismo, entendido como una actividad espontánea, placentera y libre de una utilidad concreta. El juego como medio de socialización, mediante el cual se despliegan las capacidades sociales y relacionales que permiten la incorporación de normas, reglas, el desarrollo de la solidaridad, la cooperación, el respeto por el otro y la ejercitación de su responsabilidad y vínculos con los demás.

¿Qué podemos proponer para hacer en casa?
Complementando las propuestas que seguramente el o la Profesor/a de Educación Física ha elaborado para este período y teniendo en cuenta los aspectos mencionados anteriormente respecto del enfoque de la Educación Física en los Diseños Curriculares, podemos pensar en las siguientes propuestas:

 Con música es mejor…

La música obliga a moverse. La música ayuda a estar alegre, motivado y positivo cuando no podemos salir de casa ni podemos ver a nuestros amigos. La música ayuda a lograr un estado de ánimo más favorable para sobrellevar este tiempo de aislamiento.
¿Cómo movernos en espacios reducidos, con música? Pueden buscar estos videos en YouTube. La Batalla del Movimiento. El Baile del Cuadrado. Más allá de bailar “siguiendo instrucciones” de las canciones, es importante que los y las niños/as puedan bailar con los hermanos, sumar a los adultos de la familia, bailar y moverse solos/as y apreciar las sensaciones… Luego incorporar al baile otros elementos, algún juguete, sábanas, manteles… La creatividad no tiene límites y las canciones se pueden recrear cada vez que lo deseen.

 Los juegos tradicionales
Acá los adultos de la familia nos pueden ayudar, recordando los juegos a los que han jugado en su infancia y enseñándoselos a los niños y niñas de la casa. Somos, hacemos, sentimos, ¡JUGAMOS! También se pueden generar competencias entre amigos y familiares, compartiendo a través de grupos de whatsapp lo que cada uno/a hace en su casa.
¿Se acuerdan?. El juego del elástico (si no hay hermanitos o los adultos no se animan, dos sillas pueden ayudar). Saltar a la soga

Cuidamos nuestro ambiente y nuestro cuerpo.
Tender las camas, acomodar el dormitorio, barrer el patio… En varias familias estas tareas ya están distribuidas entre sus miembros, pero en otras, sólo quedan a cargo de los adultos. Se trata de tareas que perfectamente se pueden hacer con la participación de los/as hijos/as de la familia.
Seguramente lleva más tiempo que si los adultos lo hacen solos, pero no sólo favorece el movimiento, sino que, además, genera responsabilidad y compromiso con la vida familiar y el cuidado del ambiente.
Que los/as hijos/as comprendan los cuidados necesarios para la limpieza y desinfección de todos los espacios de la casa, en época de pandemia y participen, confiere sentido al movimiento, promueve hábitos de higiene personal y del espacio, favorece capacidades como trabajar en equipo, resolver problemas, desarrollar una ciudadanía responsable.

 Movimientos que nos permiten mantenernos saludables y contribuyen a nuestra calidad de vida.

En cualquier espacio, utilizando una silla, la cama o simplemente en el piso, con música suave o la que el/la niño/a prefiera.
Los ejercicios de elongación ayudan a mantener la flexibilidad o la capacidad que tienen los músculos de estirarse cuando una articulación se mueve. Ayudan a mantener la salud, así también el correcto funcionamiento de las articulaciones y eso, en un futuro, permitirá prevenir dolores de cualquier índole física. Se pueden hacer en parejas o de manera individual y la idea, con niños más
pequeños, es que sean parte de un juego o desafío.

Un ejemplo: “Primero pruebo pararme lo más derecho posible y me estiro, me estiro como si quisiera tocar el techo con las manos… Luego, muy lentamente, bajo rozando con las manos la cabeza, el tronco, la piernas y finalmente apoyo las palmas en el piso…”
Otro ejemplo: “Parados o sentados adentro de un cuadrado marcado en el piso (con tiza sale fácil, o con cinta de papel) elegimos una parte del cuerpo para dejar en el centro del cuadrado y con los pies o con las manos nos estiramos para tocar todo el perímetro… Luego caminamos haciendo equilibrio por los lados… Más tarde cambiamos el cuadrado por un rectángulo, un círculo, un
triángulo…”
Seguramente se nos ocurren diversas consignas divertidas para hacer otras actividades “jugadas”.

Desafíos
Agarrar objetos pequeños con los pies descalzos y llevarlos de un lado a otro; Llevar un huevo duro (o papa pequeña, o ciruela) con una cuchara; Caminar llevando una pelota de papel sobre la cabeza; La imaginación no tiene límites.

Directoras: Carla Cecchi y Mariela Bialy
11 3069 3821 // 11 4042 3637. [email protected]

Clio Comunidad
Acerca de Clio Comunidad 345 Articles
La revista educativa Arcón de Clio ofrece esta sección a la comunidad para dar a difusión todo lo referente a la educación desde proyecto de autoridades nacionales, provinciales, municipales, organizaciones internacionales, Ongs, ect. Lo hacemos para seguir generando un compromiso con la educación. Esta sesión va dedicada especialmente a esas personas que día a día suman educación, que s ecomprometen con el futuro del país. La educación es una tarea que no se hace en soledad por lo tanto los invitamos a dar divulgación. La via de contacto es el correo de la revista.
Contacto: Sitio web

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*