Proyecto Educativo “Voces y sentires, relatos de sujetos en contextos de privación de la libertad. Misiones

En las siguientes líneas compartimos una breve descripción sobre las actividades que realizamos en el marco del Proyecto Educativo “Voces y sentires, relatos de sujetos en contextos de privación de la libertad”, que es una modalidad del Sistema Educativo Argentino establecido por la Ley Nª 26.206 de Educación Nacional.
El proyecto nace como una propuesta de la Fundación Emocionar en articulación el Servicio Penitenciario de la Provincia de Misiones, hace varios años atrás y pretende acompañar a los sujetos privados de su libertad en el pleno
ejercicio del derecho a la educación, a fortalecer la dimensión socioemocional y sus repercusiones en la vida cotidiana y vincular teniendo como eje central de trabajo la promoción de la lecto escritura como método creativo, terapéutico de autoconocimiento y reflexión. Las propuestas cobran vida en el seno de la Unidad Penal N° 4 de menores varones de la Ciudad de Posadas.
El proyecto tiene una duración anual y se organiza en etapas de las cuales la primera etapa tuvo como objetivo promover la lectura a partir de libros que fueron donados, a fin de que ellos, puedan inspirarse a escribir textos propios y construir sentidos por medio de la escritura, la puesta en circulación de la palabra escrita requiere de un encuentro consigo mismo y el otro. A partir de aquí se generan habilidades sociales fundamentales como la escucha, el respeto y el sano compartir.
En cada encuentro se hace presente el juego como recurso pedagógico y humanizador. En el transcurso de las creaciones se van forjando debates en torno al interés personal y grupal, sin dudas la palabra y los sentires protagonizan la experiencia y en consecuencia aprendemos juntos…

En relación a los encuentros, una de las integrantes del equipo de profesionales de la Fundación Emocionar, sostiene: “Cada encuentro es distinto, hay participantes nuevos que son recibidos por los participantes más antiguos quienes ya manejan la propuesta de taller y colaboran en guiar a los nuevos participantes en el desarrollo de la actividad. El espacio de taller se convierte en un lugar seguro de expresión y creación, los libros de poesía que leemos son fuente de inspiración que dan letra a sus propios relatos, nacen de allí historias, expresiones y poesías profundas, sinceras y poderosas. Es un momento en el que los jóvenes se despojan de prejuicios propios para volcar su sensibilidad, su historicidad y sabiduría en el plano artístico y emocional.
Por ejemplo, Juan, suele estar siempre presente en los talleres de manera silenciosa, como oyente, ya que él mantiene que no sabe leer, pero dentro del penal asiste a la escuela, su lectura es rudimentaria pero cuando se le da el espacio, él consigue leer”.
Por esta razón, las coordinadoras del espacio optan por llevar materiales impresos en letras grandes, de fácil lectura, a fin de acompañar el proceso de aprendizaje de los jóvenes que en su mayoría son alfabetizados y se encuentran cursando el nivel primario del sistema educativo Misionero.
Es dable destacar algunas observaciones, o pasos “logrados” para quienes vivimos y construimos el espacio de encuentro y aprendizaje con jóvenes en contextos complejos: La propia lectura los motiva a escribir; los jóvenes varones trascendieron la idea de que la poesía está solamente destinada a mujeres y esto nace desde la posibilidad de estar en contacto permanente con diferentes tipos de géneros literarios.
Se percibe cierta familiaridad y fluidez para escribir poesía, sí bien la mayoría de los jóvenes sostiene no haber frecuentado este género podría decirse que el mismo forma parte de un patrimonio cultural que no les resulta ajeno.
Por último, es importante recalcar que las producciones asumen una función comunicativa por parte de sus actores. Es decir, que los jóvenes expresan sus emociones y sentimientos, a través frases, poesías, letras de canciones y otras creaciones propias.

Todo lo que cuesta vale y lo que vale se queda para toda la vida Porque todo se aprende en este contexto de encierro porque lo que importa es lo de adentro no lo de fuera. Seguimos aprendiendo, reflexionando e investigando en el territorio de la educación en Contextos de Privación de la Libertad. Con alegría y esperanza, avanzamos en una diversidad de acciones que se fundan en la educación como derecho. Sin dudas nos queda mucho por hacer …pero estamos seguras que la educación es el camino…

Baukloh, Karen. Cintia Ibañez. Analía Fleita

Foto del avatar
Acerca de Fundación Emocionar 19 Articles
La Fundación Emocionar, es una organización sin fines lucro , dedicada al ámbito educativo y social. Desarrollan propuestas de capacitación , asesoramiento e investigación. Entre sus proyectos de acción se destaca el espacio educativo: Educación Socio-Emocional Misiones, que desarrolla acciones en el marco de la Ley VI 209 "Ley de Educación Emocional", única Ley del país con perspectiva pedagógica. ESEM (sus siglas) es un espacio conformado por profesionales de gran trayectoria en la temática, comprometidos con una formación permanente, que llevan adelante un trabajo pedagógico en todo el territorio provincial desde una perspectiva integral. Son Pioneros del tema en la región, y actualmente su trabajo traspasa fronteras. Entienden a la Educación como el eje fundamental para el desarrollo humano. Esp. Lic. Baukloh, Karen- Lic. Rebollo, Maria Ines - Lic. Evelyn Bonini.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*