Inicio de Clases en Venezuela para octubre. ¿Realidad o utopía? Venezuela

La pandemia que azota al mundo desde noviembre de 2019, ha mantenido al margen muchas actividades cotidianas de los seres humanos, entre ellas, la Educación tanto a nivel básico como universitario. Muchos países han optado medidas extremas para poder iniciar sus clases (en su mayoría on-line) porque disponen de los recursos para hacerlo, sin
embargo, otros, un poco más humildes, han optado por ir casa por casa a darle clases a los niños y poderles llevar material de apoyo, cruzando montañas y ríos, en otros casos sencillamente han sido dejado su labor de lado para einventarse y poder sobrevivir, entre esos autores no hay distingo entre docentes, estudiantes y representantes.

El caso es, que la mayoría de las instituciones públicas de Venezuela pertenecen al Estado y el como patrono, debe garantizar la estabilidad docente y condiciones necesarias para que dicho proceso se manifieste. El Presidente del Estado refiere en nota de prensa del 1ero de julio que se “iniciarán” las clases en octubre de este año (2021), una afirmación bastante osada cuando no toma en consideración (ni ha tomado) la realidad de cada estado del país, cada familia, cada estudiante y peor aún de cada Docente. Entre estas consideraciones, hay que someter a revisión varios factores que han influido en el colectivo para dudar de esta afirmación, la realidad demuestra que el 90% de las instituciones públicas del Estado tienen muchos años sin tener un “cariñito” de FEDE, que solo quedó como un ente que ayuda, según palabras del personal de su sede, a las “Escuelas Técnicas” (cosa que también hay que cuestionar ya que las mismas están por el piso), pero aún así, ninguna técnica esta funcional; escuelas que hoy por hoy no tienen
agua, luz, pupitres, material de apoyo, ni siquiera un mapa de Venezuela para dar una clase de geografía medianamente funcional o un juguete de apoyo pedagógico para los discentes de edad preescolar, así mismo, estructuralmente hablando algunas de estas instituciones tienen filtraciones en sus instalaciones, el comedor es un nido de enfermedades, los baños están inacabados, tapados o simplemente sin líquido vital desde hace mucho (antes de los famosos bloqueos o de que dejara de funcionar para todos FEDE), docentes que se tuvieron que reinventar en el país, haciendo cualquier otra actividad que no compete a la educación para poder llevar el pan a la mesa, entre estas: limpiar, cuidar personas delicadas de salud, dar asesorías de cualquier tipo, vender en tiendas o vía telefónica algún producto o servicio, trabajar de carpintero, de chofer, de jardinero, charcutero y quién sabe si otras profesiones que no se pueden ni mencionar, solo para poder subsistir y mantener a la familia, sumándole a esto, el hecho de que, cada día el alza del dólar y la hiperinflación destruye cualquier intento de aumentar en “bolívares” los sueldos, por supuesto, no se puede dejar de mencionar: un IICCUU-2018 vencido, violentado y engavetado después de haber sido firmado en cadena nacional y que fue incumplido en su totalidad, aún quedando más de un 980% de deuda al sector Educativo ¿Qué colega querrá regresar en este panorama?

¿En cuanto al aspecto político? Es importante dejar en claro que “se está al tanto y pendiente de la educación de los niños en el país” porque es lo políticamente correcto, pero, tanto los representantes como los docentes sabemos que el primer trasgresor de los Derechos de los niños, niñas y adolescentes y quien priva el “Derecho Superior del Niño” es el Estado, a estas alturas del partido no hay una cifra sería o real de los inoculados, no hay segunda dosis de las vacunas que supuestamente ya estaban pagas, quieren obligar a los niños a ser inmunizados con un ensayo no comprobado por la OMS y que vayan a las instituciones en peligro de derrumbarse: sin docentes que los atiendan, solo para decir a voz populi que se comenzaron las clases en el Territorio venezolano.No hay ningún establecimiento educativo público tanto de Básica, Diversificado o Universitario que tenga las condiciones para activarse y comenzar presencialmente, sin embargo, lo que aparece en la prensa como titular es: “Comienzo del clases presenciales en Octubre”, ¿Quién dará las clases en esas condiciones? ¿Las famosas misiones que te “forman” en tres meses como docente y te adoctrinarán a tus hijos?, ¿Los jefes de los colectivos armados o sin denigrar al personal, las señoras de limpieza y los porteros? ¿Los jefes de las comunas con las cuales se intenta derrocar el Estado Docente?.
Es una Total Utopía creer que este 2021 comenzarán las clases presenciales con todo el caos educativo que tenemos y es increíble que las personas sigan creyendoque se dará con las condicionesanteriormente descritas, tomando en consideración el Déficit de Docentes que en promedio se viene manejando desde el INE (2018) con renuncias comprobadas de 662.825 profesionales de la educación, ¿pero? Es público y notorio desde hace muchos años que se retiran sin renunciar a su cargo, por lo que esa cifra debe ser mayor en la actualidad, si se obliga a los docentes a laborar sin las condiciones mínimas requeridas y con un sueldo que no contempla lo establecido en el Artículo N? 91 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela “acorde al costo de la canasta básica” quedará muy lejos nuestro inicio de clases presencial, semi-presencial o vía on-line.

Acerca de Delia Estanga 10 Articles
Mi nombre es Delia Estanga, soy Licenciada en Educación Mención Historia graduada de mi Amada Universidad Central de Venezuela en Caracas, allí también estoy terminando mi carrera de Historia (de base). Actualmente soy Magister en Historia Militar, Licenciada en Emergencias Prehospitalarias y estoy activa haciendo un Doctorado en Historia. Me apasiona mi carrera de Educación y sobre todo el Tema de Historia. Nací en Caracas.Como Docente, hay que ser el ejemplo para las futuras generaciones, por lo que, cada día me empeño en tener mayor y mejor conocimiento, en actualizarme con las temáticas y las estrategias. Escribo sobre Gestión Educativa y Pedagogía

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*