Pensar en tiempo de pandemia desde lo educativo

El siguiente texto es una reflexión de la Docente de Artítica Daniela Berdesegar de la ciudad de Bolívar.

Tengo la sensación de que hoy más que nunca debemos ser solidarios, que, durante esta cuarentena a causa de la pandemia, la educación trata de mantener ocupados a los niños, jóvenes y docentes, de replicar horarios y rutinas como si pudiéramos concentrarnos en un mundo que esta en aislamiento y olvidarnos de lo que nos angustia y conmueve, la incertidumbre de lo desconocido, donde nadie está preparado para esto.

Se debería entender que estamos psicológicamente alterados, que nuestra capacidad de concentración, base fundamental para el proceso de enseñanza y aprendizaje se ve transformada por esta situación desconocida a nivel mundial, donde estamos aprendiendo a cuidarnos y cuidar.

Que necesitamos fijarnos en la solidaridad, en no ser indiferentes e insensibles. Hay una confusión deliberada o no, de medios y metas, de lo cerrado y lo abierto, del ejercicio y su posible transcendencia, de la tarea y del arte, del aprendizaje por medio de, a aprender con alguien que, de la conectividad, del contacto.

No es un problema de estar ocupados, sino de estar juntos.

Los hogares de estudiantes y profesores no están preparados para una situación como ésta, donde es altamente probable que convivan varias personas todo el día y en que la posibilidad de enseñar/aprender se intercala con ciento de relaciones, tareas educativas, grupos de padres, estados de ánimos diversos y tareas no educativas.

Hay muchos alumnos que sufren por falta de espacios y comodidades en sus hogares para la realización de la tarea, la falta de contacto con sus pares, con rutinas muy diferentes a las habituales.

No olvidar que no todos tienen los recursos necesarios para la conectividad, que no todos tienen las necesidades básicas satisfechas, sea alimenticias, de higiene, de contención familiar, de salud, etc.

Tengo el compromiso de seguir planificando actividades para mis alumnos, pero en un marco de comprensión, sobre una situación inusual.

De ninguna manera considero que se puede dar una clase normal, mucho menos evaluar, ya que la enseñanza es el contacto personal con el alumno y en el acompañamiento para que desarrolle capacidades cognitivas, sociales, habilidades del pensamiento y creatividad.

Creo que el mayor aprendizaje que podemos alcanzar entre quienes procuramos enseñar y quienes procuran aprender es tratar de comprender el tiempo que nos toca vivir y esto se logrará con el apoyo de nuestros jerárquicos, estando estos a la altura de las circunstancias, con empatía, solidaridad y sensibilidad.

Clio Comunidad
Acerca de Clio Comunidad 348 Articles
La revista educativa Arcón de Clio ofrece esta sección a la comunidad para dar a difusión todo lo referente a la educación desde proyecto de autoridades nacionales, provinciales, municipales, organizaciones internacionales, Ongs, ect. Lo hacemos para seguir generando un compromiso con la educación. Esta sesión va dedicada especialmente a esas personas que día a día suman educación, que s ecomprometen con el futuro del país. La educación es una tarea que no se hace en soledad por lo tanto los invitamos a dar divulgación. La via de contacto es el correo de la revista.
Contacto: Sitio web

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*