Escuela Rural EP Nro 14, contra el desarraigo educativo. Bolívar

Escuela Rural EP 14 de Bolívar

A continuación les presento una serie de relatos sobre la vida en la escuela rural EP 14 de Bolívar, las escuelas rurales son necesarias contra el desarraigo.

“Me levanto a las 9:00, desayuno masitas con jugo y juego con el celular. Abro la ventana para ventilar la pieza y salgo afuera para ayudarle a mi papá que siempre tiene algo diferente para hacer. el esta reformando un micro para hacerlo casa, también trabaja con las colmenas porque es apicultor o tiene que ordenar el galpón. Después me toca juntar leña que papa hace para tener prendida la estufa y la cocina que también es a leña.
Cuando viene el abuelo le ayudo con las vacas dando rollos de pasto.
a las 11:00 almuerzo, que es por lo general bife con fideos y me cambio de ropa y cepillo los dientes para ir a la escuela.
a las 12:00 espero a combi junto con mi hermana.
Cuando regresamos del colegio mi mamá nos lleva a Bolívar porque juego al futbol en el club y mi hermana hace gimnasia. El viaje dura 40 minutos por eso aprovecho a cambiarme en el auto y merendar masitas.
A las 19 ya nos vienen a buscar para visitar a mi primo, allí jugamos con la play o a la pelota en el garage. Ya es de noche, mamá nos pasa a buscar para regresar a casa, cenar empanadas caseras de picadillo y luego acostarnos a dormir”.

Facundo 6*

“A las 8:00 me despiertan mi papas para medirme porque tengo diabetes tipo 1. Me tengo que despertar temprano porque necesito un horario especifico y poder almorzar temprano. Desayuno leche con chocolate y una tita o galletitas secas. juego un rato con el celu y ayudo a mi mamá tendiendo a ropa, ordenando a pieza, bajando leña, barriendo y también salgo a caminar.
Cuando se hacen las 11:30 almuerzo con mi hermano, me cepillo los dientes preparo mi estuche con todo lo necesario para medirme la glucosa y colocarme la insulina.
Yo no uso guardapolvo porque soy promo, llevamos remera de egresados y ya listos vamos por el boulevar a esperar la combi que llega a la tranquera a las 12:15.
Después de la escuela vengo y tomo la merienda que es yogur con cereales y una fruta. Preparo mi mochila con las cosas de baile ya que hago clásico contemporáneo y salimos para la ciudad.Cuando regreso me baño, juego un rato y ya nos sentamos a cenar en familia y mirar la novel. voy a dormir cerca de las 22:30”

Milagros 6°

“Me levanto a las 7:00, voy a la cocina a poner la pava a calentar para hacer el te. Salgo a fuera para ver a mi abuela, primos y tíos con los que vivo. Me baño para ir a la escuela y hago los deberes.
Cuando es la hora de esperar la combi que viene de Bolívar y cuando pasa por donde vivo muchas veces pasa de largo en el 1° viaje porque va llena y no solo estoy yo sino también mis primos, entonces tenemos que esperar el segundo viaje.
Cuando llegamos nos lavamos las manos, izamos la bandera y vamos a comer la primera merienda. Cuando terminamos vamos al salón. Según el día es la materia que tenemos, los lunes es plástica Cuando toca el timbre de las 15:00 nos volvemos a lavar las manos y vamos al comedor porque tenemos la segunda merienda. Y ahi tenemos el recreo. Antes de entrar nos lavamos los dientes y tenemos la ultima parte del dia.
Despedimos la bandera y otra vez nos subimos a la combi para regresar a casa.
Cuando llego me pongo a charlar con mi abuela y a las 21:00 ya estamos acostados”

Ludmila 6°

Hola!!! Soy Alejandra. El día para mi comienza muy temprano, a las 6 y media. Cuando hace frío no da ganas de levantarse pero el día debe comenzar y sin hacer ni siquiera cinco minutos de fiaca porque puede ser fatal y llego tarde a la escuela. Preparo el desayuno con tiempo para que mi relación con el nuevo día que comienza sea con tranquilidad. Miro las noticias para que la realidad del día comience a ser analizada. A las 7.30 salgo en busca del pan calentito que durante 5 horas permanece en la camioneta hasta llegar a las 13 hs a la escuela N°14 del Paraje La Vizcaína del partido de Bolívar porque durante la mañana trabajo en la escuela urbana N°9.
A las 12 salgo como si fuera un huracán para mi casa, cambiarme el guardapolvo blanco por el escoses rojo, azul y blanco y salir para la escuela rural.
El auto lo compartimos las tres docentes que estamos en la escuela y va cargado siempre con muchas cosas, no solo libros, carpetas, y lapices sino también con bidones de agua, lavandina, garrafa de gas, toallas y la comida para la merienda. El viaje dura entre 35 y 45 minutos. hacemos 30 km de camino de tierra, arenoso en tiempo de seca como ahora o lleno de charcos y barro como hace dos años que nos toco inundación. Nos hemos encajado, hemos roto el auto por los pozos y mil anécdotas mas a lo largo de los años.
Durante el viaje aprovechamos a conversar sobre las novedades del dia, pedidos que hacer a hacer a los padres, problemas que hayan surgido con los alumnos o algun tema de la realidad.
A llegar ya hay muchos autos, no estamos solos, también en el establecimiento están el Jirimm n°6 y la secundaria N°7. Tenemos una matrícula entre los tres niveles de 110 alumnos aproximadamente.
Cada maestra atiende dos grados, eso se llama pluriaño. En cada salón tenemos entre 9 y 14 alumnos.
La escuela rural cumple una función muy especial en la vida de los alumnos, en muchos casos entran al Jirimm con tres o cuatro años y se van a los dieciocho cuando ya completaron sus estudios. Otros en cambio solo pasan con nosotros a penas algunos meses porque son hijos de trabajadores rurales golondrina. La riqueza cultural y social que encierran las aulas es muy amplia ya que no solo tenemos nenes de otras localidades vecinas sino también de otras provincias de nuestro país .
Ser docente en una escuela rural es como estar en un paraíso donde los valores de respeto a los mayores y compañerismo se dan cotidianamente. La alegría que tienen los niños y las ganas de disfrutar el encuentro diario se nota no solo en los recreos sino también en las aulas. Por supuesto que no todo es color de rosa, tenemos niños con derechos vulnerados, niños que tienen problemas y que por vivir lejos de la ciudad y sus padres no cuentan con recursos no son solucionados.
Desde febrero estamos luchando por tener un comedor, eso facilitaría mucho el problema de los nenes que salen muy temprano de sus hogares y regresan tarde . Recién este mes logramos tener el refuerzo de la merienda.
Todo docente que va al campo se va con el corazón lleno de cariño, sueños, anhelos y ganas de dar todo por esos niños que desean aprender sabiendo que el tiempo no es el mismo para todos. Y aunque llego a las 18 hs de la escuela mi día no termina ahí, sigue hasta muy tarde porque hay que hacer mandados para buscar la comida o el agua, buscar material, hacer fotocopias y completar planillas que pide la inspectora. Para quienes piensan que ser docente es fácil y que trabajamos solo 4 horas los invito a que por una vez nos acompañen antes de criticarnos. estoy convencida que la solo la educación puede cambiar el mundo y vivo para que así sea.

Alejandra – Maestra rural de EP N°14 – Bolivar

Clio Comunidad
Acerca de Clio Comunidad 310 Articles
La revista educativa Arcón de Clio ofrece esta sección a la comunidad para dar a difusión todo lo referente a la educación desde proyecto de autoridades nacionales, provinciales, municipales, organizaciones internacionales, Ongs, ect. Lo hacemos para seguir generando un compromiso con la educación. Esta sesión va dedicada especialmente a esas personas que día a día suman educación, que s ecomprometen con el futuro del país. La educación es una tarea que no se hace en soledad por lo tanto los invitamos a dar divulgación. La via de contacto es el correo de la revista.
Contacto: Sitio web

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*