Beatriz Bragoni: “Enseñar y aprender historia no es sencillo porque supone ensayar un ejercicio de reflexión”

1.Ernesto Sábato decía: La Historia no es mecánica porque los hombres son libres para transformarla” Entonces le pregunto ¿Por qué saber Historia?
Historiar e historiarnos constituye un ejercicio de memoria selectivo, generalmente incompleto, que en ocasiones permite mirarnos y reconocernos como parte integrante de una familia, un grupo o una comunidad política a la que habitualmente se identifica con el Estado-nación.Estas formas persistentes de apelación al pasado grupal o individual se diferencian de las formas utilizadas por quienes se dedican a hacer de la historia un oficio o una profesión, en cuanto las herramientas que estos utilizan se basan en reglas aceptadas como legítimas por la comunidad de historiadores; reglas que, como en todas las otras ciencias, cambian con el tiempo. Es bien cierto que las formas de hacer historia se han transformado mucho desde los tiempos en que Herodoto narró los pormenores de las guerras entre griegos y persas para que las nuevas generaciones tuvieran algún registro del tiempo vivido por sus antepasados. Con todo, y a pesar de los cambios habidos al interior de la disciplina histórica, en la actualidad existe un consenso bastante extendido que la define como una operación intelectual derivada de interrogantes o inquietudes surgidas del presente que vive el historiador, quien formula hipótesis o conjeturas cuya eventual verificación le permite brindar explicaciones de la experiencia social del pasado a partir de las huellas dejadas por sus protagonistas (testimonios). Por lo tanto, el conocimiento histórico es indirecto. Como el pasado es irrecuperable, al historiador no le queda otro camino que contentarse con reconstruirlo. Debe probar y argumentar cómo los hombres y mujeres vivieron los tiempos que él pretende historiar. Naturalmente, no se trata de un asunto sencillo, porque para capturar la especificidad del pasado, el historiador debe despojarse lo más posible de sus propias visiones de época a los efectos de controlar posibles anacronismos y no interpretar el tiempo pasado con los ojos del presente.

2.¿Cuáles y porque son sus personajes históricos favoritos de Mendoza?
La pregunta es difícil porque no tengo preferencias casi por ninguno; pero hay personajes del pasado que han atraído mi atención: en particular, cuando estudié los cambios introducidos por la revolución y la guerra de independencia en Mendoza, pude identificar la manera en que los esclavos y pardos libres exigieron a las autoridades la carta de libertad para enrolarse en los ejércitos que bregaban por romper el lazo colonial.

3.Imaginemos que usted es el consejero educacional de un país ¿En qué hechos y actividades educativas haría hincapié para que la historia sea más didáctica, que se respeten más la idiosincrasia de los lugares de origen de los alumnos y menos aburrida como muchas veces expresan los alumnos?.
Enseñar y aprender historia no es sencillo porque supone ensayar un ejercicio de reflexión sobre el pasado que no se puede repetir; la apelación a lo local puede ayudar a disparar el interés por la historia de lugar, y de los antepasados. Pero ese tipo de aproximación no debería quedar reducido a un simple recuerdo de lo que ya pasó como dato colorido del barrio, pueblo o provincia; a mi juicio, ese aprendizaje debería ser aprovechado para colocar la historia del lugar en un proceso más amplio que lo vincule con la historia provincial, nacional y global. El caso de la inmigración por ejemplo, constituye una excelente oportunidad para identificar aspectos no sólo ligados a los pioneros; su identificación puede favorecer preguntas de más largo alcance como la restitución de experiencia migratoria, la acción de individuos y familiar, los ritmos de población, las actividades a las que se dedicaron, los canales de ascenso social, y participación política, las formas de acción comunitaria o asociativa. En síntesis, un tema que habla de la conformación social e histórica de un lugar debe ser problematizado en términos históricos, de corto y largo plazo.

4.Con nombre y Apellido ¿Qué referentes educativos tiene usted para ejercer su actividad como profesora y comunicador pedagógico en temas históricos?
En la secundaria tuve una excelente profesora de historia argentina: Mirta Trevisán de López Jonte; más tarde, aprendí mucho de historiadores argentinos como Ezequiel Gallo, Fernando Devoto e Hilda Sabato.

5.¿Cómo profesora de Historia ¿Qué mirada histórica se hace de la historia argentina desde Mendoza más precisamente de la Obra de José de San Martín hasta José Aldao por ejemplo?
La historia de Mendoza está cruzada por la imagen de San AMrtín como gobernador intendente de Cuyo, y jefe del ejercito de los Andes. En general, el estudio repasa las principales aristas de la formación del ejército, y de la epopeya del cruce de los Andes. La figura de Aldao no suele integrar la currícula escolar en función de su accionar posterior a la guerra de independencia, y por su dependencia con Rosas y el sistema político que asfixió toda iniciativa de convivencia con los opositores o unitarios.

Beatriz Bragoni Cursó sus estudios de grado en la Universidad Nacional, es doctora en Historia por la Universidad de Buenos Aires, profesora regular de Historia de las Instituciones Argentinas en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cuyo, e investigadora independiente del CONICET en el Instituto de Ciencias Humanas, Sociales y Ambientales del Centro Científico y Tecnológico de Mendoza. Realizó estudios posdoctorales en la Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales de París. Ha sido profesora invitada de varias universidades extranjeras europeas y latinoamericanas. Es especialista en historia política y social del siglo XIX argentino y latinoamericano.

Ha publicado numerosos artículos en revistas especializadas del país y del extranjero entre las que destacan Annales. Histoire, Sciences Sociales (EHESS, París), Anuario de Estudios Americanos (CSIC, Sevilla), Desarrollo Económico. Revista de Ciencias Sociales (IDES, Buenos Aires), América Latina en la Historia Económica (Instituto Mora, México), Boletín Ravignani (UBA, Buenos Aires), Entrepasados (Buenos Aires), Anuario IEHS (UNCPBA), Dimensión Antropológica (INED, México). Es autora de numerosos capítulos de libros publicados en España, Perú, México, Colombia y Uruguay.

 

Daniela Leiva Seisdedos
Acerca de Daniela Leiva Seisdedos 557 Articles
Profesora de Historia en actividad en el aula. Colegios San Cayetano y Nuestra Señora de Lourdes. Personalidad Destacada de la Educación por el Concejo Deliberante de La Plata. Directora de la Revista Educativa El Arcón de Clío. Revista realizada por docentes de Argentina, España, México, Uruguay y otros países de Latinoamérica. Ganadora de V Premios UBA (Universidad Nacional de Buenos Aires) a la difusión de Contenidos Educativos en Blogs escolares. Empoderamiento Femenino y Educativo de Invery Crea España. Editores de Santillana Argentina y España. Autora de los Manuales para docentes en Construcción de Ciudadanía 1, 2 y 3. Editorial Alfaomega. Experiencia destacada REDEM (Red Educativa Mundial). Reconocimiento en el portal EducAR al trabajo realizado en el blog Clio y sus Secretos. Distinguida por el Diario Clarín entre los 13 docentes del año 2013. Nombrado entre los 10 blogs favoritos 2013 Editores de Santillana España. Talleres Pre Universitario sobre Pensamiento Social en el Colegio San Cayetano, La Plata. En Argentina columnista en CadenaBA y El Palomar Diario. En España columnista en las revistas online INED 21, “Intrahistoria” y “Papel de Periódico”.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*