Alejandro Alfonso las Instituciones no deben dejar al docente librado a lo que “pueda hacer”para un uso de las TIC

Alejandro Alfonso las Instituciones no deben dejar al docente librado a lo que "pueda hacer"para un uso de las TIC1.Goethe decía “La corrección hace mucho, pero el estímulo más”, según su experiencia como profesor, ¿qué estímulos están faltando en nuestro país para que la educación sea más inclusiva y por ejemplo en las universidades no haya tantos alumnos crónicos que no sepan utilizar y apreciar el valor de aprender con estas nuevas herramientas?
Como bien decís, el estímulo para un uso de las TIC para el aprendizaje por parte de los alumnos es importante, pero tal vez podamos hablar más del valor que otorga –ante la mirada de los alumnos- un uso con “sentido”. No existe un déficit generalizado que haga que a priori los jóvenes no aprecien las TIC para mediar sus aprendizajes. Si no las visualizan así es porque no se les da un rol adecuado desde el mismo planteo de las actividades didácticas.
Es a partir de que los alumnos vean en las acciones docentes un uso de las TIC con sentido cuando podrán – en principio – darle ese valor que mencionás.
Para esto, a su vez, las Instituciones no deben dejar al docente librado a lo que “pueda hacer”, a que cada uno de ellos descubra en soledad esas buenas prácticas con TIC que señalaba, ni tampoco conformarse con dotar de equipamiento a la Universidad. Es eso más brindar instancias de formación y socialización de uso de las TIC que no sean habituales o de usos sociales cotidianos, en el marco de una búsqueda más general de modelos educativos innovadores.

2.¿Qué datos debemos recoger los docentes para seguir el progreso de nuestros proyectos educativos y nuestras iniciativas en cuanto a la utilización de las nuevas tecnologías de los “nativos digitales”?
Por suerte estamos en un momento en el que como nunca antes los usos de las tecnologías digitales son, si no colaborativos, al menos sociales. Eso implica, para decirlo sencillamente, que vamos pasando rápidamente del documento en Word que el alumno/a tiene en su disco rígido a producciones que fácilmente podemos compartir con los demás. Y con esto no negamos que la falta de conectividad haga que se siga trabajando del primer modo, pero sí que es sencillo luego –por ejemplo- transferir ese archivo a través del celular.
Así entonces, ya la relación mediada entre alumnos y docentes que rompe los límites de tiempo y espacio del aula nos coloca en otro escenario. Escenario que posibilita un mejor seguimiento del desarrollo de proyectos.
Por ejemplo, los primeros datos del desarrollo de los proyectos con TIC los podemos obtener abriendo un canal de consultas colaborativo para las dificultades de uso, un espacio donde se evidencien los obstáculos para que no queden ocultos y eso erosione la actividad. Así como antes hablábamos de lo importante que es que aprecien el sentido y significado de las TIC mediando el aprendizaje, si su implementación, o la falta de soporte su uso, hace que los problemas superen el protagonismo que debe tener la acción cognitiva respecto a los objetivos de aprendizaje, ésta generará temores o desconfianza y retornar a medios tradicionales en el que los alumnos se puedan sentir, por así decir, más seguros.

3.¿Cómo nos podemos autoevaluar para que no exista una brecha generacional entre los docentes y los nativos digitales?
Había omitido antes una mención al concepto de “nativos digitales”, pero como vuelve aparecer, quisiera complementar diciendo que el error de proponer implementaciones con TIC que generan dificultades que atentan directamente contra la actividad, parte regularmente de la idea de “nativo digital”, que presupone un dominio casi natural y que podrán resolver todo desafío técnico fácilmente.
Es cierto que las situaciones nuevas pueden ser resueltas más rápidamente por una transferencia de saberes alcanzados en situaciones análogas Por ejemplo, ciertas competencias TIC logradas con determinadas aplicaciones permiten dominar más fácilmente otras nuevas cuando se mantienen ciertas lógicas de operatividad. Sin embargo, de ningún modo esto puede generalizarse, y creer que como “están todo el día con los aparatitos” podrán resolver desafíos en entornos novedosos o un tipo de uso igual de nuevo.
Y cuando hablo de un tipo de uso “nuevo” me refiero a que, si bien tal vez puedan resolver más rápidamente lo instrumental, no hay que olvidar que se está hablando de un desempeño de aprendizaje académico, de producción del conocimiento, que implica una representación simbólica determinada del uso de las TIC en esa situación y con un uso ad hoc.
Un error interpretativo de esta idea de Marc Prensky de “nativos digitales” llevó a que los docentes, “inmigrantes”, se autoevalúen negativamente, generando una autoconciencia pesimista acerca de sus posibilidades de aprendizaje respecto al uso de las TIC. Una autoevaluación que les dice como precepto que –a la manera de Aquiles respecto a la tortuga- aunque avancen nunca podrían alcanzar a los nativos.
Entonces, la autoevaluación debería primero desechar la idea de verse como inmigrante digital, y luego evitar ponerse como objetivo romper con la brecha generacional, la cual es inevitable y hasta tiene un sentido funcional.

4 ¿Qué aspectos sería necesario incentivar / mejorar en nuestros aprendizajes como docentes en relación con la integración de las TIC?
Esa integración es difícil de sintetizar por su complejidad y la la cantidad de planos implicados. Por un lado, se observan evidentes progresos en la formación de los docentes respecto al dominio instrumental de las tecnologías digitales y respecto a sus usos en el plano didáctico, un aspecto que está más a la saga es aquel que atañe al conocimiento de la relación de las TIC con las dimensiones sociales y políticas en las que se establecen.
Y si bien siempre las tecnologías deben ser leídas desde el contexto sociocultural del que son parte, estamos ante un escenario donde casi no hay aspecto de la vida donde entren en juego las tecnologías digitales, y de ahí la importancia que tiene que los docentes puedan realizar un análisis crítico de esto.
Me refiero más concretamente a que, cuando un docente media su actividad con una aplicación on-line, o con un grupo de Facebook, con Instagram, con aplicaciones móviles, etc., entra en un terreno donde aparecen cuestiones como la privacidad de los datos, el uso de la información por parte del proveedor del servicio, la exposición a publicidad invasiva, los derechos sobre los objetos digitales de uso, sobre las propias producciones, las responsabilidades como productores o validadores de contenido en la red, los delitos informáticos, etc.
Y si bien esas cuestiones están en los usos sociales cotidianos, desde el momento que hay una propuesta formativa alrededor de eso no se puede eludir la responsabilidad de tener, al menos, cierta información al respecto para generar usos seguros,responsables y de cuidado de la propia ciudadanía.
Ante eso, lo mejor es un docente informado, que no opere ni con irresponsabilidad ni tampoco con temores que terminen coartando prácticas potentes con TIC.

Alejandro Alfonso. Estos son los datos de su perfil: http://www.pent.org.ar/comunidad/alejandro-alfonso

Es profesor en Ciencias de la Educación por la Universidad Nacional de La Plata, Maestro de Nivel Primario y Especialista en Educación y Nuevas Tecnologías por FLACSO.
Tutor en la Diplomatura en Educación y Nuevas Tecnologías del PENT-FLACSO. Orientador TIC y Tutor en ABC Campus Virtual, Dcción. de Formación Contínua, Pcia. de Bs. As. Responsable Equipo TIC del proyecto “En Foco”, del Instituto Nacional de Educación Técnica, Mrio. de Educación de la Nación.
Ha sido parte del Equipo TIC en el Instituto Nacional de Formación Docente y se ha desempeñado como tutor en el posgrado de Especialización en Entornos Virtuales para docentes del proyecto Virtualeduca – OEI.

 

Pent Flacso Argentina
Acerca de Pent Flacso Argentina 21 Articles
El PENT - FLACSO es un espacio de innovación, exploración, investigación y formación académica. Hace más de diez años que se dedica a la educación en un mundo atravesado por las tecnologías digitales. Surge como iniciativa de un equipo de profesionales provenientes de diversas disciplinas, con variadas trayectorias y experiencias en la integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en los procesos educativos; ante la necesidad de desarrollar nuevas miradas y construir conocimiento en torno a las transformaciones y desafíos presentes en el campo de la educación

2 comentarios en Alejandro Alfonso las Instituciones no deben dejar al docente librado a lo que “pueda hacer”para un uso de las TIC

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*