Una alimentación sana en la adolescencia es el camino para ser un adulto saludable. Salta

La adolescencia es el periodo que comprende la transición de la infancia a la vida adulta. Se inicia con la pubertad y termina sobre los veinte años cuando cesa el crecimiento biológico y la maduración psicosocial. Es una etapa compleja en la que acontecen cambios importantes, tanto a nivel físico, hormonal y sexual (pubertad), como social y psicoemocional. En este período ocurre un aumento en la velocidad de crecimiento corporal y se alcanza el pico de masa ósea. Todas estas transformaciones repercuten sobre su alimentación y estilo de vida, influyendo en las preferencias y selección de alimentos de los adolescentes.
La alimentación del adolescente debe favorecer un adecuado crecimiento y desarrollo y promover hábitos de vida saludables para prevenir trastornos nutricionales. Esta etapa puede ser la última oportunidad rereparar nutricionalmente al joven para una vida adulta más sana. Pero por otra parte, La nutrición adecuada en este período trae también dificultades, por la independencia que ya empiezan a manifestar los adolescentes que los llevan a prescindir, en ocasiones, de comidas caseras y nutritivas que se sustituyen por “picoteos” o “snacking”
y comidas rápidas consumidas fuera del hogar.
El entorno familiar y escolar tiene una importante misión a la hora de estimular la actitud del adolescente
hacia el consumo de alimentos saludables. Es primordial acercarlos a una alimentación adecuada dentro del contexto de su propia forma de vida y gustos individuales. La gran demanda de nutrientes, sumadas a los cambios en el estilo de vida y hábitos dietéticos, convierten a la adolescencia en una época de alto riesgo.
El principal objetivo de las recomendaciones nutricionales en este período de la vida es conseguir un tadonutricional óptimo y mantener un ritmo de crecimiento adecuado, lo que conducirá a mejorar el estado de salud en esta etapa y en la edad adulta y a prevenir las enfermedades crónicas de base nutricional que pueden manifestarse en etapasosteriores de la vida. Además, hay que tener en cuenta la realización de actividad física como factor positivo para lograr un estado saludable. Cabe destacar que en este momento biológico ponen especial atención a un patrón ideal de belleza lo que muchas veces los condiciona a realizar dietas poco saludables (restrictivas, sin el control o asesoramiento de un profesional) para acercarse a ese ideal de belleza lo que puede dar lugar a serios trastornos de la conducta alimentaria (Anorexia, Bulimia o Vigorexia). Por ello, es muy importante trabajar a nivel familiar y escolar aspectos relacionados con la autoestima, el respeto y amor por su cuerpo y al mismo tiempo adoptar adecuados hábitos alimentarios y de vida.Durante la adolescencia, además del aumento en requerimientos energéticos, también se producen mayores necesidades en aquellos nutrientes implicados en el desarrollo tisular, como son, hierro y calcio.
En la niñez, las necesidades nutricionales del varón y la mujer de la misma edad son muy similares, mientras que a partir de la pubertad hay una marcada diferenciación, que se hace más evidente al final de la adolescencia debido a la distinta composición y funciones fisiológicas del organismo según el sexo, comoes el caso de una mayor necesidad de hierro y ácido fólico en las mujeres.
Las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA) difundidas por el Ministerio de Salud son una herramienta fundamental para favorecer la aprehensión de conocimientos que contribuyan a generar comportamientos alimentarios y nutricionales más equitativos y saludables por parte de la población. Las mismas proponen las metas nutricionales establecidas para la población en mensajes prácticos para usuarios y destinatarios, redactados en un lenguaje sencillo y comprensible, proporcionando herramientas que puedan conjugar las costumbres locales con estilos de vida más saludables.
Principales mensajes
1- Incorporar a diario alimentos de todos los grupos y realizar al menos 30 minutos de actividad física.
2- Tomar a diario 8 vasos de agua segura.
3- Consumir a diario 5 porciones de frutas y verduras en variedad de tipos y colores.
4- Reducir el uso de sal y el consumo de alimentos con alto contenido de sodio.
5- Limitar el consumo de bebidas azucaradas y de alimentos con elevado contenido de grasas,
azúcar y sal.
6- Consumir diariamente leche, yogur o queso, preferentemente descremados.
7- Al consumir carnes quitarle la grasa visible, aumentar el consumo de pescado e incluir huevo.
8- Consumir legumbres, cereales preferentemente integrales, papa, batata, choclo o mandioca.
9- Consumir aceite crudo como condimento, frutas secas o semillas.
10- El consumo de bebidas alcohólicas debe ser responsable. Los niños, adolescentes y mujeres embarazadas no deben consumirlas. Evitarlas siempre al conducir.
Desarrollar en la adolescencia buenos hábitos de alimentación sana y ejercicio físico es fundamental para gozar de una buena salud en la edad adulta. Alguien bien alimentado tiene más oportunidades de desarrollarse plenamente, vivir con salud, aprender, trabajar mejor y protegerse de enfermedades.
DIMENSIÓN SOCIO COMUNIARIA Una alimentación sana en la adolescencia es el camino para ser un adulto saludable.
Ana.

Acerca de Escuela Hospitalaria 7215 Salta 22 Articles
Escuela Hospitalaria y Domiciliaria Nº7215 Nivel Secundario. Provincia de Salta.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*