Microhistoria de Ana Petra Martínez de Subero. Venezuela

Loading

Señoras, señores…
Para mí este acto me causa la natural emoción que se siente cuando se rinde tributo a una persona a quien se tiene en alta estima y tratándose como se trata de homenajear a la maestra Ana Petra de Subero a quien se le ha entregado una Placa de Reconocimiento, se me ensancha el corazón de gozo porque soy uno de los que siempre ha mantenido un gran respeto y admiración por ella: por su larga y limpia trayectoria de maestra, por todo lo que ha hecho durante más de treinta años dedicados a la educación, como también porque recién iniciado en la profesión del magisterio me tocó servir junto a ella y bajo su sabia dirección me comencé a formar como maestro y me ejercité en la difícil tarea de enseñar.
La maestra Ana Petra nació en Los Robles un primero de agosto hace ya unos cuantos años y allí transcurrieron los primeros momentos de su vida estudiando la primaria que culminaría en Porlamar.
Sus estudios de maestra los realizó en la Escuela Normal de Cumaná, donde obtuvo su título de maestra normalista.
Con este título llegaría a Pampatar, se supone que en una de esas hermosas mañanas como son las nuestras… la maestra Ana llegó a este pueblo para servir, se ancló en él, echó raíces como esos árboles frondosos y fructificó, dándonos el placer de haberla tenido siempre como hija de este pueblo tan querido.
Ella, designada por Resolución N.º 676 del 13 de septiembre de 1943 como maestra N.º 3 del Grupo Escolar José Joaquín de Olmedo, vino en el mes de la Virgen del Valle… ejemplar esposa y madre y como fiel exponente de nuestra fe cristiana… Pero siguiendo el relato de la trayectoria de la Maestra Ana, habría que decir que la escuela José Joaquín de Olmedo, que era entonces escuela de varones, debía pasar a la Isabel Católica, asumiendo el cargo el 23 de febrero de 1948. Después de haber rendido una magnífica labor de maestra durante 10 años, pasaría a ocupar el cargo de Directora de la Escuela José Joaquín de Olmedo para el cual fue designada por Resolución N.º 3274 de fecha 6 de noviembre de 1953, pero realmente se inició como Directora el 1° de octubre de ese mismo año.
Para la fecha de su jubilación del año 1974, la Maestra Ana Petra había transitado un largo camino en la docencia y acumulado más de 30 años de duro batallar, cumpliendo su labor por los demás fructífera y por ello el pueblo agradecido, por intermedio del Museo Biblioteca, le entrega una Placa de Reconocimiento. Y yo, en nombre de ese mismo pueblo os digo: Gracias Maestra Ana. Muchas gracias por todo lo que ha hecho en bien de nuestro pueblo, y como es lógico extendemos nuestro reconocimiento al Maestro Subero, fue también su guía, fue su maestro, y a él también el pueblo le debe mucho y hasta podemos decir que no tenemos con qué pagarle todo lo que nos ha dado en enseñanzas.
Maestra Ana, en este Acto el pueblo se pone de pie para rendirle cálido homenaje y pedimos al Santo Cristo del Buen Viaje le dé una larga y venturosa vida. Pampatar, 1° de Marzo de 1975.
Fuente: Leblanc, I. (1975). Palabras de evocación y reconocimiento. Discurso pronunciado por el profesor Isamael Leblanc Silva, en el acto de homenaje tributado a la educadora Ana Petra Martínez de Subero, en la Biblioteca Museo de Pampatar, el día 2 de marzo de 1975. Ediciones de La Biblioteca – Museo de Pampatar.

Foto del avatar
Acerca de Claritza Peña Zerpa 16 Articles
Doctora en Ciencias de la Educación. Actualmente es profesora investigadora de CIIDEA-UCAB, también trabaja como profesora en la Escuela de Educación en el Programa Especial de Licenciatura en Educación (Preslied) y en la Licenciatura en Educación mención Ciencias Pedagógicas. Directora de Formación de la Fundación FAMICINE. Corresponsable de la columna Somos Verdes. Escribe sobre: Música, Arte y Pedagogía

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*