Ciudades sustentables, una forma de amigarnos con el ambiente

Loading

Por Jorge Daniel CzajkowskiI y Analía Fernanda Gómez Facultad de Arquitectura y Urbanismo UNLP

Los arquitectos Jorge Daniel CzajkowskiI y Analía Fernanda Gómez* se basan en la situación actual para proponer sobre una nueva forma de construir viviendas teniendo en cuenta al ambiente 

El cambio climático nos afecta de manera directa o indirecta a todos: en la climatización de edificios, en la elaboración y conservación de alimentos, en entretenimiento, iluminación y transporte.

Por este motivo, debemos mejorar y/o construir nuestras viviendas y edificios no solo para consumir menos energía en su construcción y funcionamiento, sino también, para que los materiales de mayor integración en los edificios consuman la menor cantidad de energía en su fabricación. Esto se conoce como ciclo de vida del edificio y de los materiales de construcción. A pesar de que los metales, plásticos y pinturas son los que generan mayor cantidad de energía y emisiones por kg de material, su proporción en una obra es relativamente bajo. Le siguen los materiales cocidos como cerámicas para cerramiento opaco de muros y solados, que sí tienen un gran peso porcentual en la obra (del 40% al 60%) y finalmente el H°A° donde el cemento portland es un gran emisor de gases de efecto invernadero, pero su participación junto a áridos y agua es baja. Algunos componentes pueden cambiarse por los usados hasta 1980 o debe innovarse con materiales de origen natural que se conoce como “bioarquitectura”.

Entonces, ¿cómo construir una vivienda?

En cualquier lugar del país se debe cumplir la regla de 5 + 10 x 2 y 10%. Esto implica 5 cm de aislamiento térmico liviano (lana de vidrio, EPS, PUR, Celulosa, etc.) en muros, 10 cm de aislamiento en techos, doble vidriado hermético o DVH en ventanas de media prestación y que la relación entre la superficie exterior vidriada sobre la opaca no supere el 10%. Si se desea superar el 10%, habrá que compensar en muros y techos.

Otras recomendaciones son:

  • Utilizar criterios bioclimáticos en el proyecto de la vivienda o edificio, buscando maximizar el asoleamiento en invierno y la protección solar en verano.
  • Incluir masa térmica en los muros, pisos y techos en el interior a razón de como mínimo 200 kg/m2.
  • Analizar los vientos y brisas de la zona y aprovecharlos mediante ventilación selectiva o cruzada.
  • Hacer un uso criterioso de vidriados para brindar iluminación natural donde sea requerido, lo cual implica proyectar desde el interior de cada local, más que desde el exterior.
  • Seguir el criterio de que la forma debe seguir a la función.
  • Usar sistemas pasivos de climatización como muros acumuladores (Trombe-Michel), de acumulación en la estructura del edificio (Barra), invernaderos, etc.

Climatización eficiente y ambiente-friendly

Para reducir el porcentaje restante podemos usar un sistema de climatización que sea de alta eficiencia energética y que sea compatible con el uso de energías renovables. En este caso, las opciones recomendadas son la aerotermia y la geotermia somera ya que consumen energía eléctrica que puede cubrirse con un generador fotovoltaico y/o aerogenerador. En cuanto a la distribución del calor, en sitios templados a fríos la mejor opción es el suelo o piso radiante.

Otras opciones son el uso de calderas a gas de condensación que pueden servir para calentar y enfriar agua combinado con paneles de agua caliente solar y equipo de absorción para producir agua fría. La distribución del calor se puede realizar por agua o por aire con fan coil, pisos o cielorrasos radiantes, entre otros. En cualquier caso y para cualquier sitio del país, desde Humahuaca a la Quiaca y desde el litoral atlántico a los pueblos de cordillera, estas opciones de energía de red casi cero y emisiones casi cero son las adecuadas.

Las mejores opciones en energías renovables son las que requieren menor mantenimiento y tienen vida útil más larga, que es el caso de la fotovoltaica, seguida por la eólica.

Respecto a la iluminación, hoy disponemos de la tecnología más eficiente: se trata de la luz LED, que puede ser cubierta por un generador solar de baja potencia.

En cuanto al agua, la recomendación más sencilla es el ahorro mediante el agregado de pequeños dispositivos conocidos como difusores y aireadores del flujo en grifos, inodoros de doble descarga o automáticos, mingitorios secos en baños públicos, y técnicas similares.

Aunque con ciertas restricciones y mediante la aprobación de la autoridad competente, se pueden instalar sistemas de reuso de aguas grises y negras junto a sistemas de tratamiento en el predio. Hay que recordar que tanto las cañerías de alimentación como de descargas podrían multiplicarse por 2,5 a 3 veces su longitud.

Otra recomendación es recoger agua de lluvias, junto a sistemas de reducción de la escorrentía (techos vivos, buffers o tanques, etc.). Este agua puede usarse, mezclada con aguas grises tratadas, para riego y lavado de pisos exteriores.

Se recomienda también evitar todo tipo de materiales y terminaciones en el interior del edificio que emitan fenoles, componentes orgánico-volátiles, fibras tóxicas, micro plásticos, ciertos productos de limpieza.

Finalmente, existen recomendaciones de diseño sustentable de los edificios hacia el medio urbano. Una de ellas es el concepto de “naturación” que implica integrar la vida vegetal a la estructura del edificio y su entorno, en lo que también se conoce como edificios verdes. La naturación reduce el nivel de ruido urbano, fija el polvo y los contaminantes, reduce la escorrentía, absorbe CO2, y mejora la calidad del aire, tanto exterior como interior.

Marco legal

Existen leyes locales que promueven la generación de energía distribuida y que convierte consumidores en prosumidores. Para aplicarlas se requiere implementar un sistema de etiquetado y certificación del nivel de sustentabilidad de cada edificio de cualquier función y en especial viviendas. Impulsando y aplicando leyes nacionales y provinciales. Para ello, a su vez, es indispensable la formación y capacitación continua; calificando a los profesionales según sus capacidades y a los productos y empresas que brindan servicios a la construcción.

Es recomendable la creación de un organismo autárquico, que esté integrado por colegios de profesionales y técnicos, universidades, integrantes del sector público y privado a fin de definir estrategias y prioridades.

Propuestas para una comunidad sustentable

Las acciones y militancia ambiental de la comunidad son esenciales para que haya una gobernanza ambiental eficaz. Para ello se dispone de toda la tecnología para mejorar la gobernanza y un cierto grado de democracia ambiental directa ya que todos los ciudadanos portan un dispositivo que puede integrarse a una malla que facilite saber que sucede y dónde e incluso emitir órdenes de servicios o de compras con o sin una inteligencia artificial. Solo se requiere un sistema para IOS/Android que esté conectado con cada municipio, estos con sus provincias y estas con la nación. Y luego de haber consenso global cada nación con un centro internacional de gobierno que trabaje juntamente con IPCC y ONU. Así cada ciudadano puede decir qué necesidades tiene y el centro de gobierno local a global saber qué necesidades, vulnerabilidades y requerimientos de mitigación y adaptación al cambio climático son requeridos en tiempo real.

Se requiere un sistema de gobernanza mediado por las tecnologías de información y comunicación con asistencia de inteligencia artificial y georeferenciación. Este sistema lo puede iniciar la UNLP junto a CIC y CONICET e ir escalando hasta una posible integración global.

Localmente las comunidades ya se encuentran movilizadas y los municipios las acompañan mediante mejoras en el arbolado, valorización de espacios verdes, separación de residuos sólidos urbanos, ampliación de bicisendas, demarcación de sectores peatonales, entre muchas otras medidas. Pero no es suficiente y se requieren medidas intensivas para mejorar la militancia ambiental.

En cuanto a mitigación, es indispensable reducir al mínimo los recursos que se requieren de regiones lejanas, aunque implique atentar contra el comercio mundial. La construcción de edificios y ciudades requiere insumos que rara vez provienen de 100km a la redonda, y viajan desde miles y decenas de miles de km, donde fueron fabricados. Es necesario establecer limitaciones de distancia para al menos el 80% de las Tn/m2 construido de edificios y sus infraestructuras.

  • Para zonas con riesgos de inundación, hay que combinar naturación de edificios y espacios públicos junto al restablecimiento de humedales, sumado al aumento de espacios verdes y permeables.
  • El sistema de alumbrado y seguridad se puede resolver con tecnología existente. De establecerse límites en la altura de edificios poder integrar estos espacios en recorridos públicos controlados y vigilados.
  • Rescatar progresivamente el concepto de corazón de manzana o de Hoff o atrio en conjuntos de edificios, tratando de separarlo del tránsito.
  • En cuanto a la movilidad, se debe mejorar y consolidar el trazado de bicisendas..
  • El transporte público debe eliminar definitivamente el uso de vehículos de combustión interna en centros urbanos densos dejándolo para uso interurbano. La adquisición de las unidades eléctricas o híbridas debe ser subsidiada por fondos públicos.
  • En el transporte particular debe privilegiarse el uso progresivo de City Cars de pequeñas dimensiones y eléctricos, estableciendo zonas prioritarias y donde se impida el ingreso de vehículos de combustión interna. Estos deben quedar en las afueras de estas macro manzanas con carácter individual y favorecer el transporte público y de bicicletas y triciclos. Implica construir grandes estacionamientos en vertical en las principales avenidas de ingreso.
  • El transporte público debe ser de piso bajo e incluso los que se inclinan para facilitar el ascenso y descenso y viajar por vías niveladas, sin badenes ni lomos de burro. Al tener los edificios la posibilidad de generar energía eléctrica que alimente la red urbana se podría reducir la demanda del sistema interconectado nacional. Una ciudad de estas características será silenciosa y tranquila.
  • De haber cavas estas pueden licitarse para su uso como grandes edificios que integren múltiples funciones residenciales, administrativas, comerciales, deportivas, de nodos de intercambio y estacionamiento. El patrimonio edificado y cultural sea tangible o intangible debe ser preservado y fomentado a fin de caracterizar sectores urbanos y aumentar la apropiación por parte de los ciudadanos.
  • En la periferia los asentamientos populares deben ser reemplazados por sectores urbanos de media densidad, en especial de rápida construcción industrializada, con un alto nivel de sustentabilidad, facilitando que estos sectores no tengan sensación de diferencia plausible respecto de otros sectores de mayores ingresos. Incluso el Estado puede ser propietario de estos conjuntos urbanos brindando un acceso de baja renta y permitiendo la movilidad y haciéndose cargo del mantenimiento. Cualquier ciudadano sin restricciones puede solicitar por tiempo determinado una unidad habitacional y abonar la renta municipal. De esta forma se evitan tomas de predios ya vulnerables por contaminación o anegamiento que extienden en demasía las ciudades.

Quizá, de comenzar hoy a implementar estas propuestas,en 30 a 50 años podremos mejorar la calidad de vida en nuestras ciudades, reduciendo nuestra vulnerabilidad ambiental mitigando y adaptándonos al cambio climático. Y estar preparados para migrar a tierras altas cuando el nivel del mar suba.

*El Doctor Arquitecto Jorge Daniel CzajkowskiI y la Arquitecta Analía Fernanda Gómez, desempeñan su actividad cientìfica en el Integrantes del Laboratorio de Arquitectura y Hábitat Sustentable (LAyHS) de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNLP.

Fuente: UNLP

Foto del avatar
Acerca de Clio Universidad 154 Articles
Clío Universidad es un aporte más de la Revista Educativa El Arcón de Clío para la basta comuidad educativa que hemos formado. Una Universidad es una institución de enseñanza superior, dividida en facultades según las especialidades de estudio que la misma pueda ofrecer. Ir a la universidad es más que una experiencia valiosa, es un derecho y para escoger la carrera que más te conviene es importante que conozcas las instituciones de educación superior en el país que te encuentres. La educación superior permite a los individuos expandir sus conocimientos y habilidades, expresar de forma clara sus pensamientos tanto de forma oral como de escrita, entender y dominar conceptos y teorías abstractas, e incrementar su comprensión acerca de sus comunidades y del mundo. En esta sesión hay colaboradores de las Universidades de Iberoamérica que dan a conocer sus trabajos, estudios, ponencias de sus integrantes, capacitaciones y todo lo referido al ámbito académicos de ellas. Desde la Revista Educativa El Arcón de Clio invitamos a todos los integrantes de las Universidades que quieran sumarse a esta propuesta. «si en nombre del orden se nos quiere seguir burlando y embruteciendo, proclamamos bien alto el derecho sagrado a la insurrección (Manifiesto liminar de la Reforma Universitaria, 21 de junio de 1918).» Correo [email protected]

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*