Actualidad y Expectativa: Valoración Consciente de Nuestros Estudiantes con Altas Capacidades y Talentos. Venezuela

La elaboración de una planificación estructurada, adaptada al estudiante y de continuo desarrollo, es mucho más que planificación curricular. Considerar aquellas áreas de interés, corregir las deficiencias en áreas de no preferencia, pero, necesarias para su formación integral es parte de la planeación que debe hacer el docente en conjunto con
su equipo de trabajo.
Sin embargo, se estila elaborar una planificación para enseñar a todos los estudiantes desde el mismo nivel. Así mismo, no siempre los objetivos obedecen a una atención individualizada y diferenciada. Prevaleciendo la tendencia a homogeneizar la enseñanza a través de la aplicación del currículo tradicional. Como consecuencia de diversas
razones y una ellas es el déficit de formación y capacitación en el área.
Nuestro currículo tradicional de contenidos muy básicos en donde se ha venido eliminando y simplificando la educación venezolana, con grandes vacíos en la formación del estudiante; por supuesto, sin el respectivo seguimiento e investigación de los aciertos y desaciertos de éste currículo. Evidenciándose, contenidos que van a
destiempo y obsoletos con la realidad, política, social, económica, científica y tecnológica del mundo.
En otro sentido, una educación al mismo nivel para todos que trae como consecuencia, estudiantes que rechazan la escuela, que dificultan el desarrollo de las clases porque parecen impertinentes por las preguntas y porque para algunos profesores es una molestia adicional. Así mismo, encontramos a los estudiantes que prefieren desertar del
sistema que permanecer años ante la misma situación o estudiantes que deciden continuar porque sus padres les obligan, pero su rendimiento académico tiende a la repitencia.
Cabe resaltar que los educadores, constituyen un eje central en la atención educativa al estudiante con altas capacidades. Siempre es posible, conformar un equipo organizado que con sus aportes y experiencias pueden promover eficientemente una respuesta educativa ajustada a la realidad del niño. La aplicación de los procedimientos de atención, van de la mano con la identificación, desarrollo y seguimiento a establecerse
desde la institución a la que asiste el estudiante con altas capacidades o talento. Sin que esto signifique el aislamiento del sistema. Más bien todo lo contrario, es la existencia de actividades y recursos que complementan su educación. Con una enseñanza dirigida hacia la formulación de temas y el desarrollo de contenidos para los cuales el estudiante
se sienta identificado.
Aunque en estos momentos no contamos con un modelo de atención educativa, debe en un futuro no muy lejano promoverse la atención a través del diagnóstico adecuado de las necesidades e intereses del niño superdotado.
Por otro lado, es deber fomentar el respeto y evitar el uso de las etiquetas tanto en sus compañeros como en los profesores, solicitar ayuda cuando sea necesaria del equipo docente o de otros profesionales. Ser un motivador que propicia un clima de tolerancia y de comunicación en donde se aprecia la diferencia, propiciando el pensamiento critico y obviamente la creación de nuevas ideas con la facilidad del trabajo individual y la colaboración a sus compañeros.
Promover una valoración consciente de nuestros niños y niñas con altas capacidades o talentos puede ayudar grandemente en el desarrollo y creación de un país con nuevos valores y con un gran sentido de pertinencia por lo que somos y tenemos. Aunque resulte una cuestión sumamente compleja y controvertida la idea es que la inteligencia pueda ser usada como un arma que contribuya en la mejora de la especie humana para
lo que la ternura, honestidad, compasión, comprensión, formen parte de un cúmulo de elementos significativos en la aplicación de la inteligencia.

Correo: [email protected]
Twitter: @MIRANGELG

Mirangel García
Acerca de Mirangel García 13 Articles
Mirangel García, Soy Venezolna y tengo 34 años de edad actualmente estudiante de Psicología, profesora de matemáticas de la Universidad Politécnica Territorial del Estado Mérida Kléber Ramírez. Educadora por vocación, desde muy joven estuve involucrada en la atención a niños con condiciones especiales. Inicio mi trabajo como profesora a los 14 años de edad, apoyando a los estudiantes que tenían dificultades en el área de matemática y posteriormente observo que el contenido que contemplaba el currículo era muy simple y resumido para lo que exigían algunos de ellos. Por lo que consideré realizar algunos ajustes en función de apoyar su formación académica.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*