La Escuela de Educación de la Universidad de Carabobo: Historia, Pedagogía y Currículo (1960- 2000) Abraham Toro

PARTE II

Prólogo por Reinaldo Rojas

Uno de los desafíos que ha asumido la historia social e institucional de la educación que venimos cultivando en los estudios de posgrado que a nivel de maestría y doctorado se desarrollan desde 1991 en el Instituto Pedagógico de Barquisimeto, tiene que ver con la transformación de la historia descriptiva de instituciones escolares, que nos ha legado la historiografía tradicional, en una historia crítica de los procesos educativos, capaz de interpretar para el presente el papel jugado por los sistemas escolares en la organización y desarrollo de nuestros Estados Nacionales. Desde esta perspectiva de análisis, la educación debe ubicarse como parte de esa organización republicana en el contexto mayor de la modernidad que toma cuerpo con la divulgación del liberalismo y la organización racional de la sociedad, a través del positivismo. Es, desde esta perspectiva, que el estudio de la universidad republicana se hace fundamental en la comprensión histórica de nuestro ethos nacional, ya que va a ser la institución clave en la formación del estamento profesional de los nuevos estados y en la conformación de las futuras élites intelectuales que van a dirigir al país, al lado o enfrentados a los héroes militares surgidos de nuestras guerras de independencia. Este proceso histórico, que tiene sus antecedentes indiscutibles en la universidad colonial, sólo
16 Abraham Toro
es comprensible si nos esforzamos en adentrarnos en la institución universitaria para conocer tanto su funcionamiento administrativo y su visible organización académica, como su modelo pedagógico dominante el cual –siguiendo a Basil Berstein–, estaría constituido por tres sistemas de mensaje: el currículo, que define lo que cuenta como conocimiento válido, la pedagogía que define lo que cuenta como transmisión válida de ese conocimiento y la evaluación, que define lo que cuenta como realización válida del conocimiento por parte del aprendiz. Pero también, como institución fundada y actuante en una sociedad históricamente determinada y espacialmente situada, en interacción permanente con su entorno político, social y cultural. A ello debemos agregar el papel científico y de producción de conocimiento que debe asumir la universidad, conocimiento para la reproducción o el cambio, para la emancipación o el sometimiento intelectual, lo cual nos coloca directamente en el ámbito de su función social en sociedades dependientes como las nuestras, levantadas sobre una larga herencia colonial.
II
La actual Universidad de Carabobo, si bien es una institución de educación superior fundada en el siglo XX, no se sustrae a toda esta problemática, tal como lo podrá apreciar el lector de esta densa y bien documentada obra dedicada al estudio de la Escuela de Educación de esta universidad, trabajo de tesis doctoral elaborado por el educador e historiador Abraham Toro Rojas. Aquí nos encontramos con un importante trabajo de investigación donde se complementan las dos profesiones y oficios de Abraham, como miembro activo del personal docente e investigación de la Universidad de Carabobo: la historia y la educación. Esta formación y esa práctica
La Escuela de Educación de la Universidad de Carabobo: Historia, Pedagogía y Currículo (1960- 2000) 17
de vida le han permitido elaborar una tesis de doctorado en Ciencias de la Educación pero bajo las perspectivas teórico-metodológicas de la Historia Social e Institucional de la Educación, donde la institución es restituida, en tiempo y espacio, a la sociedad a la que sirve y pertenece, a la que ayuda a conservar y a la que induce igualmente al cambio. Pero hay, además, algunas otras novedades en este enfoque aplicado a la historia de la Escuela de Educación de la Universidad de Carabobo y es la que tiene que ver con la Línea de Investigación que hemos venido impulsando en el Programa Interinstitucional de Doctorado en Educación que se desarrolla en el Pedagógico de Barquisimeto, en alianza estratégica entre la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado y la Universidad Politécnica Antonio José de Sucre – Núcleo Barquisimeto, y de la cual la presente investigación es uno de sus productos intelectuales mejor logrados por la persistencia y dedicación de su autor. Nos referimos al eje Pedagogía –Currículo– Formación Docente que organiza transversalmente la presente investigación, lo cual le da gran pertinencia en el debate educativo, pedagógico y universitario en general que de esta triada se genera, y que es o debe ser el centro nodal de cualquier debate sustancial sobre el quehacer académico-formativo de nuestra universidad. Lo demás, sin dejar de ser importante, es parte de lo visible del modo de vida de la institución universitaria, más no del código educativo subyacente que organiza y regula su modelo pedagógico y las relaciones de poder que le son propias. Su autor, el Dr. Abraham Toro Rojas es Profesor Titular de la Universidad de Carabobo, institución donde ha desempeñado diversos cargos administrativos relacionados con la vida académica de la universidad, desde la Jefatura de la Cátedra de Historia
18 Abraham Toro
de La Educación hasta la Coordinación General del Centro de Investigaciones y Estudios Históricos de la Facultad de Ciencias de la Educación. Actualmente se desempeña como Director General del Despacho del Ministro del Poder Popular para la Educación Superior. Licenciado en Educación, el autor obtuvo su Especialización y Maestría en Historia en la Universidad Santa María, al lado de los Maestros Miguel Acosta Saignes y Federico Brito Figueroa. De allí la orientación dada a su tesis doctoral en Educación, aprobada con honores en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador – Instituto Pedagógico “Luis Beltrán Prieto Figueroa” de Barquisimeto. En ambos ambientes universitarios hemos coincidido con Abraham. Primero como condiscípulos y en la UPEL compartiendo la dirección de la presente tesis en calidad de tutor. Ha sido para mi, un gran aprendizaje y la oportunidad de conocer mejor al excelente profesional y mejor amigo que es el Prof. Toro. Comentemos, aunque sea brevemente, el contenido de la presente obra.

III
A pesar de tratarse de un estudio sobre la Escuela de Educación de la Universidad de Carabobo, el autor comienza su investigación contextualizando su objeto de estudio. Para ello nos presenta inicialmente un esbozo histórico de la Universidad de Carabobo, lo cual nos permite entender de qué institución universitaria se trata, de su origen y evolución en su primer tiempo histórico republicano 1892-1958 y la universidad que renace en 1958 y de cuyo seno surgirá la Escuela de Educación estudiada. La situación socio-política en la que emerge la universidad no le es indiferente al investigador, tanto el período correspondiente al liberalismo amarillo de fines del siglo XIX que crea la primera universidad, con el
La Escuela de Educación de la Universidad de Carabobo: Historia, Pedagogía y Currículo (1960- 2000) 19
Dr. Alejo Zuloaga a la cabeza como su Rector fundador, como la universidad que nace con la democracia de 1958, totalmente diferente a la tradición anterior, ahora estrechamente vinculada al proceso de sustitución de importaciones que hace de Valencia la ciudad industrial de Venezuela en la segunda mitad del siglo, XX. La universidad no podía surgir ajena a aquella impronta industrialista, que el autor indaga en las fuentes documentales para descubrir el debate educativo y pedagógico que ya se establece en la universidad en relación a la orientación curricular y a la formación profesional del egresado de la futura Escuela de Educación. El segundo capítulo de la obra nos coloca en el proceso mismo de fundación de la Escuela, no sin antes ubicar al lector en el tema de la formación de docentes que vivía el país para la década de los años 60. El conocimiento de esta situación es clave en la comprensión del problema fundacional de la Escuela y la futura orientación curricular que tomará la institución como Facultad de Ciencias de la Educación. Este proceso es reconstruido por el historiador a partir de fuentes documentales consultadas en los archivos de la institución y cotejados con la fuente hemerográfica regional y nacional. En esta parte de su trabajo, el autor nos brinda información relacionada con la organización académica y administrativa de la escuela, su personal docente y directivo, su estructura curricular y el alumnado, caracterizando el tipo de formación recibida dentro de las corrientes pedagógicas de la época. El tema de la evaluación y la proyección de sus primeros egresados es parte del estudio llevado a cabo en un período que va de 1962, año en el que el Consejo Nacional de Universidades autoriza la creación de la Escuela formulada en el proyecto dirigido por el Dr. Rafael González Baquero, iniciando sus actividades ese mismo año pero bajo la dirección del Dr. Francisco J. Ávila, hasta la conver
20 Abraham Toro
sión de la Escuela de Educación en Facultad de Ciencias de la Educación en 1977, con un nuevo diseño curricular de carácter tecnocrático y desarrollista. Esta transformación avalada por el CNU de la época le negó a la Universidad de Carabobo la creación de una Facultad de Humanidades, situación que aun persiste y que el autor califica de deuda acumulada de casi cuarenta y cinco años de vida universitaria. Dos capítulos más completan la obra que presentamos. El tercero dedicado al estudio de la concepción pedagógica y del modelo curricular dominante en la Escuela y posterior Facultad de Educación y un cuarto capítulo, donde el autor propone finalmente una serie de criterios teóricos, epistemológicos y pedagógicos para un currículo alternativo en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo. Son dos capítulos fundamentales en lo que respecta al aporte de la tesis al debate educativo universitario actual. En primer término, el autor reconstruye documentalmente los tres momentos curriculares, por los que ha transitado la Escuela de Educación de la Universidad de Carabobo. La propuesta original de 1962 a 1975, la Reforma y Ampliación del Pensum de Estudios de 1974 a 1998 y el Rediseño Curricular Racionalizado, iniciado en 1986 y que cierra con la aprobación por parte del Consejo Universitario de un nuevo Plan Curricular en 1998. A cada uno de estos momentos, el autor dedica un extenso y bien documentado análisis, tanto en sus aspectos filosóficos, pedagógicos y epistemológicos subyacentes en cada propuesta, como en el estudio detallado de los correspondientes Planes de Estudio, lo cual le permite presentar un balance crítico de este proceso de transformaciones curriculares que ha vivido la Escuela de Educación en sus primeros treinta y seis años de existencia, es decir, entre 1962 y 1998, pero que se extiende al momento actual, ya que la última reforma esta aún vigente.
La Escuela de Educación de la Universidad de Carabobo: Historia, Pedagogía y Currículo (1960- 2000) 21
Este cúmulo de información, procesada críticamente por el historiador, le permite caracterizar la concepción curricular dominante en la Escuela de Educación de la Universidad de Carabobo, como “..tecnocrática, desarrollista e ingenieril, fundamentada en el transplante teórico de autores foráneos que nada tienen que ver con la realidad histórica, social, cultural y educativa de América Latina en general y de Venezuela en particular..” Y es, sobre esta evidencia empírica, que el autor esboza –como cierre de su investigación– una propuesta curricular a la luz del pensamiento educativo de tres ilustres Maestros de nuestra América, como son: Simón Rodríguez, Luis Beltrán Prieto Figueroa y Paulo Freire, pensamiento que enriquece con los planteamientos actuales de la llamada Pedagogía Crítica, que representan autores como Peter McLaren y Henry Giroux, lo cual le permite poner en la mesa de la discusión los elementos teóricos, pedagógicos y políticos de un Currículo Alternativo para la Escuela de Educación, de cara a los grandes desafíos del mundo globalizado y desigual de nuestro tiempo y a tono con las transformaciones institucionales que ha venido viendo el país después de 1999, en el contexto del proyecto de Estado y de Sociedad que aparecen dibujados en la Constitución de 1999, en la cual se rescata el pensamiento fundador de figuras como el Libertador Simón Bolívar y del Maestro Simón Rodríguez, de gran significación para la creación de una educación universitaria de nuevo signo, tal como lo plantea Abraham Toro en este estudio que viene a enriquecer la historiografía de la educación venezolana y a aportar nuevas visiones al debate y a la acción transformadora que requiere, desde su propio seno, nuestra universidad. En hora buena.
El Eneal (Estado Lara), abril de 2009.

Venezuela Educa
Acerca de Venezuela Educa 20 Articles
Este espacio es generado por docentes venezolanos que dan a conocer sus trabajos. El espacio es un trabajo cooperativo-colaborativo en donde encontraran notas sobre Gestión Educativa, Historia venezolana como por ejemplo la Historia de la Independencia, Pedagogía y Ensayos que son avances de una investigación que no culmina por ser muy ambiciosa. Los textos son compartidos por la UCLA, Carlos Giménez Lizardo, Universidad de Carabobo, Reinaldo Rojas, Abraham Toro, Luzmila Marcano

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*