“Si se aburren es porque no aprenden”. Felipe Collazo

Una verdad, un powerpoint añejado con teorías fijas, ya pensadas y cerradas, ratificadas por la presencia en numerosos libros. Acuerdos ¿Y lo que yo traía? Recuerdo una clase de mi último año cuando ya reconocía que la administración de empresas estaba lejos de mi vocación. La clase era de Marketing II y en un momento dije: “El marketing me parece anti-ético”. Un año después me encontraba cambiándome de cátedra para rendir la materia por tercera vez ya que por más que estudiara mucho, aquel profesor se negaba a aprobarme. Esa materia me aburrió.

Nuestros alumnos y alumnas se aburren, obvio que en nuestras clases no, pero en las de nuestros colegas docentes si. Podríamos discutir si el objetivo de la escuela es que los alumnos se diviertan, pero si los alumnos se aburren, no aprenden. Que se entretengan parece ser un objetivo más serio, ¿cómo lo hacemos?

Es muy fácil, dejémoslos que jueguen al “Fortnite” en clase. Búsqueda de estrategias para superar obstáculos, partiendo todos de una misma realidad equitativa, en interacción con gente de distintas partes del mundo, buscando con fuerza el cumplimiento de un objetivo. En definitiva, el ganador del mundial de ese juego gana 2,6 millones de euros, superando al tradicional torneo de tenis Roland Garrós (2,2 millones de euros), que se disputarán al mismo tiempo. Si les proponemos que nos dejen un pequeño porcentaje por este acuerdo pedagógico, tenemos altas chances de, por lo menos, ganarnos un viaje. O dejémoslos “freestylear” raps, modo de expresión genuina a la que muchos de los jóvenes dedican horas. Entiendo que esto no se puede, asique sigamos buscando como entretener a nuestros alumnos.

El contexto parece difícil. Los tiempos que las chicas y los chicos pueden prestar atención disminuyeron. Su contacto, en muchos casos muy habitual con el mundo virtual, le da lugar a interacciones instantáneas, transformando una información o archivo multimedia en “historia vieja” cuando pasa un día (Instagram). El algoritmo, como algún docente entrenado y apasionado, conoce los intereses y los gustos de ellos y ellas. Hasta me animo a decir, el algoritmo presente en sus manos a través del celular, sabe lo que este alumno o alumna, muy pasivo/a en su forma de estar en la clase, “necesita”. ¿Cómo lograr que sean activos? ¿Cómo hacemos para que se muestre interesado, apasionado, que aporte sus ideas desde su contexto y experiencias?

Debemos despertarnos hacia la creatividad. La creatividad amenaza la seguridad, estoy de acuerdo, no se puede controlar lo que pasa en cada clase, en todo momento y el cambio siempre ofrece resistencia. Para el caso, los diseños curriculares hoy también lo hacen. ¿Qué tal si entramos a la clase y le preguntamos a los chicos acerca de ellos? Que tal si nos cuentan sus estrategias para avanzar en el Fortnite, “rappean” lo que piensan y lo que sienten respecto de su mundo. El alumno puede re-plantearse las cosas, el alumno puede dudar e interesarse por encontrar respuestas a sus propias preguntas. El docente debe estar dispuesto a desaprender para poder recibir cosas de sus alumnos, debe poder estar abierto a la particularidad de ese vínculo. Pero vamos a tener que cambiar un poco el PowerPoint, esa herramienta que tanto pensamos que nos servía.

Me gusta pensar en las capacidades que tiene el alumno y pienso la escuela como el lugar en el que la persona debe entrar en contacto con su identidad, valorarse, volverse libre para poder tomar sus propias decisiones, las que le hagan bien. Mi rol como docente tiene sentido cuando logro potenciar las capacidades de mis alumnos y cuando me dejo transformar por ellos. Por esto, creo que vale la pena que intentemos ser creativos. En una de esas, diseñamos experiencias que entretengan a los alumnos y alumnas, y que sean o no campeones del Fortnite en el futuro, hayan desarrollado sus capacidades, y aprendido cosas que valieran la pena. Si el alumno aprende, no se aburre.

Felipe Collazo – 35970372
Docente – [email protected]

Egresado del Colegio, estudié Administración de empresas (UCA 2009-2013), complementándolo con el ciclo pedagógico universitario (USAL 2015-2016) mientras hacía la carrera de Counseling (Holos 2015-2017). Actualmente haciendo la maestría en Educación (UdeSA 2017 – Actualidad). Docente secundario en el Colegio San Pedro Claver, Newman (2009-2017) y en el Colegio Godspell (2015 – Actualidad). Encargado de armado y coordinación de talleres de comunicación y afectividad. Facilitador de Aprendizaje Basado en Proyectos en Mar del Plata y Tandil dentro del marco del programa Red escuelas de Aprendizaje del ministerio de educación de la provincia de Buenos Aires. Miembro del equipo encargado del armado de los encuentros.

Clio Comunidad
Acerca de Clio Comunidad 286 Articles
La revista educativa Arcón de Clio ofrece esta sección a la comunidad para dar a difusión todo lo referente a la educación desde proyecto de autoridades nacionales, provinciales, municipales, organizaciones internacionales, Ongs, ect. Lo hacemos para seguir generando un compromiso con la educación. Esta sesión va dedicada especialmente a esas personas que día a día suman educación, que s ecomprometen con el futuro del país. La educación es una tarea que no se hace en soledad por lo tanto los invitamos a dar divulgación. La via de contacto es el correo de la revista.
Contacto: Sitio web

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*