Imagen personal y la identidad en Internet

La cultura digital ya es parte de nuestra vida y nuestra cotidianidad. Se estima que la mitad de la población mundial está conectada a internet (algo así como 3 billones 365 millones de internautas).

Internet se convirtió así en un espacio público, donde nos identificamos y nos presentamos ante el mundo. Es el lugar al que acudimos antes de conocer a otra persona, en la previa a una reunión, cita o entrevista, para chequear qué información personal existe sobre el otro, y con ello poder conocer más de su perfil.

Vivimos una etapa caracterizada por un uso constante de las tecnologías digitales, que crecieron exponencial gracias a los smartphones o teléfonos inteligentes, dispositivos personales que nos dan conectividad permanente en cualquier momento y lugar. En el último informe de la CEPAL, las conexiones a través de dispositivos móviles crecieron entre 2010 y 2015 de 7% al 58% en América Latina.

Cada vez que chateamos por Whatsapp, enviamos un mail, posteamos en una red social, o nos divertimos jugando mediante una app, estamos brindando información personal a la Web. Imágenes, gustos, preferencias, compras, valoraciones, etc. Información que va constituyendo nuestra reputación online o identidad digital.

¿Quiénes somos ante una persona que no nos conoce?

Muy probablemente los primeros datos que un desconocido obtenga sobre nosotros, provenga de la información que exista en Internet asociada a nuestro perfil, a nuestra identidad. Rápidamente, un buscador arrojará distintos resultados de sitios web en donde figuran nuestro nombre y apellido, siendo nuestras cuentas de usuario en redes sociales las primeras en aparecer. Es decir, solamente con nuestros datos personales más básicos, y haciendo un clic, cualquier persona con acceso a internet tendrá acceso a nuestras cuentas en redes sociales.

Si nunca nos pusimos a pensar en esto, y ahora que lo hacemos nos asusta, agregamos un indicador más: todas las redes sociales vienen por defecto “públicas”. Esto significa que cuando creamos una cuenta, todo lo que se sube a la red está a disposición del público, siendo el propio usuario el responsable de cambiar la configuración de la cuenta para restringir el acceso a la información a quien lo desee.

Identidad digital

La identidad digital está conformada por la información personal que existe en internet sobre una persona: datos personales, fotos, videos, publicaciones, artículos, noticias, comentarios, gustos, amistades, etc.
Siendo que vivimos en una cultura y una sociedad con fuerte impacto de lo digital, la identidad o reputación web aparece como un aspecto
fundamental para que las personas construyan y gestionen, que tengan potestad sobre algo tan importante como su reputación.

Para poder tener una identidad digital responsable o positiva es necesario, primero, crear perfiles en las redes sociales. Quienes afirman que el no estar hace que cuiden su imagen en internet, no hacen más que cometer un gran error, ya que si no existe información nuestra en la Web, otros podrán crearla, quedando nuestra imagen puramente determinada por esa información (sea verdadera o falsa), bajo tutela de quien maneje la cuenta. Es por eso recomendable estar en las redes, creando un perfil en donde se piense y reflexione qué publicar.

Algo fundamental para lograr un uso responsable es configurar las opciones de privacidad y seguridad de las redes sociales. Este es el lugar para definir qué información dejamos que se vea asociada a nuestro perfil y, por ende, que contribuirá a formar nuestra identidad digital.

Por último, es clave entender que la imagen digital es algo dinámico, que va construyéndose a lo largo del tiempo, y que puede modificarse permanentemente. Es por eso que recomendamos utilizar periódicamente los buscadores, para chequear qué información personal existe sobre mi persona.

Cómo desenvolverse en el mundo digital

Una de las premisas para pensar cómo mostrarnos en este medio de conversación, autorepresentación, distribución y entretenimiento, es compartir públicamente en internet y en redes sociales sólo aquella información que no nos genere un conflicto si es vista por un desconocido. Los temas más íntimos y personales, como los familiares o románticos, denerían quedar en una esfera de mayor privacidad.

Solamente podremos lograr este objetivo activando las opciones de configuración de privacidad, que nos permitirán elegir con quién compartir nuestra información. Es importante considerar que internet llegó para quedarse, y que toda información compartida es difícil de borrar.

Para terminar, un postulado que debería marcar nuestro uso de internet y las redes de comunicación social: debemos comportarnos de la misma manera que lo hacemos en el mundo analógico. Es decir, ejercer ciudadanía, pero en los espacios digitales. Ejercer nuestros derechos, velar por los de los demás, respetar al otro, teniendo así una conducta ética.

Es fundamental considerar al mundo digital como un espacio público más, que se vincula constantemente con la vida real, alterándola, condicionándola y enriqueciéndola. Lo que pasa en un ámbito, repercute en el otro. Esa idea de un mundo complejo, alimentado por dos mundos más pequeños, nos ayudará a comprender la importancia de cómo comportarnos y cuan importante es nuestra identidad digital.

FUENTES:
http://www.infobae.com/america/america-latina/2016/09/13/informe-cepal-crecio-el-uso-de-internet-en-america-latina-pero-sigue-con-baja-velocidad/
http://www.internetworldstats.com/stats.htm

Facundo Bianco y Ezequiel Passeron, para Faro Digital

Clio Comunidad
Acerca de Clio Comunidad 354 Articles
La revista educativa Arcón de Clio ofrece esta sección a la comunidad para dar a difusión todo lo referente a la educación desde proyecto de autoridades nacionales, provinciales, municipales, organizaciones internacionales, Ongs, ect. Lo hacemos para seguir generando un compromiso con la educación. Esta sesión va dedicada especialmente a esas personas que día a día suman educación, que s ecomprometen con el futuro del país. La educación es una tarea que no se hace en soledad por lo tanto los invitamos a dar divulgación. La via de contacto es el correo de la revista.
Contacto: Sitio web

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*