Señoritas maestras: antes y después de un decreto. Venezuela

Resumen
Se presenta en el siguiente texto la situación de señoritas y señoras dedicadas a la enseñanza en Venezuela. Luego de establecerse en el año 1893 la Escuela Normal de Mujeres en Caracas se acentuó entre las exigencias de nuevas reglamentaciones el Grado de Maestra. El Cojo Ilustrado reconocía la labor de las no tituladas mientras que la legislación era excluyente.
Palabras clave: Escuela Normal de Mujeres, sueldos, pensiones, El Cojo Ilustrado “Que es la educación de la mujer la mas bella gala de las sociedades modernas” (Decreto del Congreso Nacional de 30 de junio de 1891)

Introducción
Para el año 1893 se establece la Escuela Normal de Mujeres de Caracas. Un hecho que, sin duda, representó una conquista en materia educativa. Para ese momento, se contaba con niñas en las escuelas, se estudiaba música en conservatorios y algunas señoritas tenían la dicha de aprender un segundo idioma cuando viajaban a Europa.
Lamentablemente, los hombres iban a la universidad y la mujer aún no.
El lugar para la mujer era la casa. Allí debía aprender para luego estar preparada para fundar sus familias en compañía de un hombre, probablemente médico, bachiller, comerciante, peón, militar… Una tradición forjada a fuerza del poder varonil y el arraigo a la religión católica.
La posibilidad de formarse y trabajar llegó ese 1893. Ya otras señoritas y señoras ejercían la enseñanza en el país pero no estaban tituladas. Pese a ello, encontramos mujeres con producciones literarias e históricas. Dichas publicaciones eran indicadas en las resoluciones de la época así como en revistas, El Cojo Ilustrado, por ejemplo.
Estudiar para obtener el grado de Maestra resultó ser un atractivo para las señoritas.
Algunas con miras a establecer sus propios colegios, otras seguidoras de los pasos de grandes mujeres y unas cuantas con intereses para seguir formándose hasta llegar a la universidad.
Con el paso de los años, muchos nombres de aquellas señoritas y señoras ni siquiera se mencionan en las efemérides del calendario escolar. Las nuevas generaciones solo se acercan a nombres de educadores sin preguntarse qué ha pasado con esta diferenciación.
Incluso, quienes trabajamos como maestras, directoras, subdirectoras y profesoras poco eco hemos hecho al respecto. Ha ganado breve acercamientos a modo de gotas históricas, mientras que en la academia se ha fortalecido de cuantiosas investigaciones. Pero, ¿qué hemos ganado?, ¿hemos llegado a crear un Museo de Educadoras? O ¿qué hemos agregado al calendario de efemérides?

Nombres de señoritas maestras publicados en El Cojo Ilustrado en 1904

Nombres Relación Detalles
Srta Ana Teresa Rodríguez-Azpúrua

Srta María Elena Amiama

Srta Graciela Herrera-Figeredo

Egresadas de la Escuela Normal de Mujeres Egresadas del año 1904
Srta Mercedes Cecilia Limardo Directora del Colegio Nacional de Niñas de Carabobo, luego del colegio Nuestra Señora del Socorro en Caracas Recibe medalla el 19 de marzo de 1885 por su excelente labor según la Gaceta N.º 3468

Obtuvo un título en Francia.

Srta Luisa Limardo Subdirectora del Colegio Nacional de Niñas de Carabobo
Sra Carmen E de Gutierrez Colegio particular en Tinaquillo Pupilas de la Srta Mercedes Limardo
Señoritas Socorro Galindez, Belén Juliac, Mercedes Simancas, Lucrecia Párraga y Esperanza Salom y la sra Ignacia S de Malpica Enseñan en Valencia en Institutos y/o domicilio. Pupilas de la Srta Mercedes Limardo
Srta Carmen Herrera Mendoza Colegio particular en su propia casa Pupilas de la Srta Mercedes Limardo
Srta Elena Brandt Se distinguió por sus dotes intelectuales Pupilas de la Srta Mercedes Limardo
Srta Mercedelia Zérega, Josefa E Mandry, María T Montero, Clara Martínez Pupilas de la Srta Mercedes Limardo
Mariana Ceballos, Griselda Torres Cárdenas, Carmen Eleuterio, Lucrecia Párraga, María T López, Magdalena Albert, Santos Herrera, Isabel Machado, Juana J Corao y Virginia Pererira Alvarez Se han destacado en el campo de la enseñanza. No son egresadas de la Escuela Normal. Pupilas de la Srta Mercedes Limardo

La revista El Cojo Ilustrado enaltecía los logros de las mujeres venezolanas sin preferencia por alguna en particular. Las señoras y señoritas eran publicadas en columnas, grabados y sueltos editoriales. Especialmente, felicitaba y alentaba la continuidad de la labor de la enseñanza. A la par de esto, se advertía en las leyes venezolanas el empeño por recordar títulos de Maestra y la construcción de más Escuelas Normales de Varones y no de Mujeres.
Las mujeres continuarían insistiendo en medio de claras preferencias varoniles hasta lograr una justa atención a reclamos. El deseo por seguir cultivándose no cesará en algunas.
He aquí una pequeña aproximación a mis antepasados. Ojalá pueda honrarlas a todas.

Referencias
Nuñez, J. (15 de agosto de 1904). Institutoras Venezolanas. El Cojo Ilustrado, N.º 304, pp. 518-519.

Claritza Arlenet Peña Zerpa Doctora en Cs de la Educación. Actualmente soy profesora de las cátedras de Métodos I y II, Pedagogía Comparada en la Universidad Católica Andrés Bello (Caracas-Venezuela). Directora de Formación de la Fundación FAMICINE. Correo electrónico: [email protected]

 

Foto del avatar
Acerca de Claritza Peña Zerpa 6 Articles
Doctora en Cs de la Educación. Actualmente soy profesora de las cátedras de Métodos I y II, Pedagogía, en Venezuela. Comparada en la Universidad Católica Andrés Bello (Caracas-Venezuela). Directora de Formación de la Fundación FAMICINE.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*