Investigando Ciencias de la Naturaleza en el Nivel Inicial

Como Pozo plantea “los niños empiezan a aprender Ciencias mucho antes de entrar a la escuela, lo hacen desde que son bebés, a través de la experimentación con los objetos y demás” (1994). Estas ideas tienen determinadas características que las hacen vitales a la hora de pensar un proyecto o propuesta en relación a las Ciencias en general, pero específicamente a las naturales, pues a través de ellas se reflejan las representaciones de los alumnos y alumnas con respecto a lo que piensan sobre determinado tema, lo cual es fundamental para darle una u otra orientación a la actividad. Además, para poder vincular su saber con el nuevo conocimiento, y que éste no aparezca
como algo desconectado y alejado de lo que la niña o niño conoce. Como postula Pozo (1994: 26) “En definitiva se trataría de que, sin abandonar esas ideas con las que llegan a la escuela, que tanto sentido tienen en muchas situaciones cotidianas y que nosotros aún seguimos usando a diario, los alumnos construyeran un conocimiento científico en el que integrarlas, que asimilaran el conocimiento intuitivo en el científico, y no al revés, como sucede habitualmente con buen parte de los aprendizajes escolares sobre la Ciencia”.
Para ello antes de comenzar a organizar la propuesta se deberá indagar los saberes previos de los niños y niñas a partir de preguntas problemas, y luego registrando, por medio de dibujos que ellas y ellos mismos realicen, fotografías, audios, etc., lo que vaya surgiendo a lo largo de las actividades que se plantearán.
En el párrafo anterior se hizo alusión a las preguntas problemas, ¿Por qué no llamarlas solamente preguntas? El término pregunta problema alude a algo mucho más complejo que una mera pregunta, es un interrogante orientado a indagar, pero al mismo tiempo, a desequilibrar y generar una especie de ruptura que provoque una intriga que los movilice a investigar sobre el tema. “Las preguntas actúan como generadores y organizadoras del saber escolar. Así, estas despiertan nuestro deseo de conocer cosas nuevas, nos ayudan a reflexionar sobre el propio sa ber y el proceso de aprendizaje. Las preguntas, en definitiva, dan sentido a la educación escolar”. (Autores Varios. “La importancia de las preguntas” Pág. 73). Por todo esto resulta sumamente importante no solo enseñar a conocer, sino, y por, sobre todo, a preguntar ya que “ni el problema ni la pregunta son conocimientos, al contrario, son reconocimientos de ignorancia, pero abren espacio al conocimiento, impulsando al investigador más allá de lo que sabe. La inteligencia no es, por tanto, la capacidad para resolver problemas, sino, sobre todo, la capacidad para plantear problemas”. (José Marina en “la Importancia de las preguntas”).

Hay diferentes enfoques o modelos escolares que permiten llevar a cabo, desde diferentes miradas, propuestas de las Ciencias Naturales. Las diferencias que estos modelos presenten residen más en la óptica en que se verán los diferentes fenómenos o conocimientos que se pondrán en juego.
Esto se debe al recorte que estos realizan sobre el tema a tratar, pues algunos tomaran a las Ciencias, la tecnología (o técnicas) y la sociedad como el principal escenario para comprender cierto fenómeno. En cambio, otro enfoque, puede hacer énfasis en ver a determinado acontecimiento, objeto o fenómeno, como un sistema en sí mismo, con particularidades, energías que entran y que salen del mismo, trasformando de esta manera al sistema mismo. Otros intentarán realizar una analogía con el fenómeno mismo realizando una especie de “replica” de éste para utilizarlo de modelo y así tener una experiencia más cercana a dicho suceso,fenómeno u objeto. Que se intente diferenciar un modelo de otro no implica que en práctica estos estén tan delimitados, pues en la realidad estos modelos coexisten, solo prima uno sobre otro, y es por ello que se intentan conceptualizar, para poder captar la óptica de la propuesta, pero, reitero, cabe aclarar que pueden, y deberían, estar al mismo tiempo en un mismo proyecto, pues así se enriquece enormemente la mirada sobre el conocimiento en cuestión.

Desde el enfoque de resolución de problemas “para promover la curiosidad y el deseo por aprender, todo proyecto necesita estar “motorizado” por una situación que los alumnos no puedan resolver recurriendo solamente a las informaciones y los recursos de que disponen. Es a partir de allí que un proyecto será capaz de desencadenar un proceso que desemboque en la construcción de nuevos conocimientos” (Malajovich Pág. 44), “La enseza que supone preparar a los alumnos para el dominio de determinados conocimientos conceptuales, procedimientos, estrategias, que les permitirán encontrar respuestas por sí mismos a las situaciones problemáticas con las que se enfrentan”. (Reflexiones y aportes para la enseñanza. comp. Gema Fioriti. Pág. 2).
Cuando estemos ideando un tema relacionado con las Ciencias Naturales en el Nivel Inicial sería optimo definir qué tipo de enfoque será el protagonista en la organización pedagógica, y cómo, cuándo se indagarán los saberes previos para ser los disparadores y encausadores de la propuesta a plantear. Luego de definir estos aspectos es mucho más sencillo precisar en donde estará puesta la mirada y cómo será el modo de indagación. Suele ser una gran oportunidad para compartir con la comunidad todo lo recabado e investigado, mostrando no solo el producto(s) final, sino también, y por, sobre todo, el proceso, desde el planteo de hipótesis, refutaciones, comprobaciones y reformulaciones que llevaron a la obtención de uno o varios resultados.

Bibliografía Consultada

• CALDERARO; ADRIANA (2009) “Fichas de cátedra” UNSAM “El enfoque CTS en la enseñanza de las ciencias”
• CRISCUOLO, GUSTAVO ; F (1987) “Enseñanza de las ciencias” Revista de Investigación de la ciencia .Vol. 5 No 3Barcelona
• Cuadernos de pedagogía (1996) Varios autores artículo” La importancia de las preguntas”.
• FIRIOTO, GEMA “Reflexiones y aportes para la enseñanza”.
• POZO, J. (1995) Transformaciones en los sistemas naturales. “El problema de los problemas” Madrid.
• MALAJOVICH, ANA (compiladora) 2000 “Recorridos didácticos en la educación inicial” Paidos. Bs. As.
• POZO, J. (1994) “Cuando empieza el curriculum de Ciencias” Cuadernos de pedagogía. Madrid
• MALAJOVICH, ANA (compiladora) 2000 “Recorridos didácticos en la educación inicial” Paidos. Bs. As.

La siguente nota expuesta fue realizada por: Lorena Damario Portale, Oriunda del partido de General San Martín, Buenos Aires, tiene 39 años y dos hijas. Es Profesora y Licenciada en Educación Inicial, especialista en Jardín Maternal y en E.S.I. Se ha desempeñado tanto en Jardines Maternales como de Infantes. También genera contenidos para capacitaciones docentes relacionadas a su Nivel de incumbencia. Actualmente se encuentra cursando el Profesorado Universitario en la UNSAM e iniciando la Maestría en Educación de Primeras Infancias en la U.B.A. Se especializa en desarrollar contenidos que promuevan un abordaje integral en todo lo relacionado a los primeros años de vida, siendo lo vincular y el juego ejes fundamentales de su mirada.

Acerca de Lorena Damario Portale 3 Articles
Lorena Damario Portale, Oriunda del partido de General San Martín, Buenos Aires, tiene 39 años y dos hijas. Es Profesora y Licenciada en Educación Inicial, especialista en Jardín Maternal y en E.S.I. Se ha desempeñado tanto en Jardines Maternales como de Infantes. También genera contenidos para capacitaciones docentes relacionadas a su Nivel de incumbencia. Actualmente se encuentra cursando el Profesorado Universitario en la UNSAM. Se especializa en desarrollar contenidos que promuevan un abordaje integral en todo lo relacionado a los primeros años de vida, siendo lo vincular y el juego ejes fundamentales de su mirada.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*