Introducción: Educación y nuevos entornos comunicacionales

Durante la última de?ada el explosivo avance de las tecnologías de la información y la comunicación ha tenido una influencia destacada en el desarrollo de propuestas de enseñanza que utilizan entornos digitales para amplificar las experiencias pedagógicas ya sea, buscando impactar a un mayor número de estudiantes, para enriquecer cualitativamente la propuesta de enseñanza, o bien con el objetivo de explorar otras formas de aprender. En particular, la proliferación de los dispositivos móviles y la masificación de la conectividad que ha impactado en la popularización de las llamadas “redes sociales” han promovido el desarrollo de propuestas de enseñanza que tienen presentes estas “nuevas” formas de comunicación. La razón por la cual las propuestas educativas buscan apropiarse de los entornos digitales en red se debe no solo a la necesidad de sacar partido de la familiaridad con que los estudiantes se mueven en ellas sino porque la interacción que se produce en estos entornos permitiría dinámicas pedagógicas en las que se daría la convergencia de la ubicuidad y la colaboración. Así, esta integración entre lo comunicacional y lo educativo, si bien no es nueva, adquiere una relevancia muy significativa para la implementación este tipo de desafíos pedagógicos. Pese a este incipiente crecimiento de propuestas de aprendizaje “en red” el uso de entornos públicos o semipúblicos como las “redes sociales” y otras plataformas ad hoc como soporte para establecer una comunicación de carácter pedagógico es un campo aún poco documentado académicamente, por lo que este trabajo se propone conformar un aporte en este sentido.
El aprendizaje ubicuo

Las experiencias educativas en los nuevos medios de comunicación digitales pueden considerarse dentro de lo que se conoce en el ámbito pedagógico como “aprendizaje ubicuo” (Burbules, 2012). Esta perspectiva supone una forma de aprendizaje que, valiéndose del soporte de recursos tecnológicos propios de la conectividad móvil, puede favorecer instancias de aprendizaje en red. El aprendizaje ubicuo es, entonces, aquel que se produce en contextos diversos que trascienden el escenario delimitado por el espacio-tiempo de una clase presencial tradicional. Esta modalidad puede ser experimentada en diferentes grados por lo que podemos reconocer, entre las prácticas de enseñanza, tres niveles de ubicuidad a saber:

a) Actividades virtuales delimitadas espacial y temporalmente dentro del salón de clases,

b) Entornos educativos en línea que extienden el aula pero que están fuertemente controlados por el docente, emulando las dinámicas de las aulas presenciales y,

c) La utilización de espacios públicos digitales (ej: redes sociales) como contextos en los cuales pueden proponerse actividades didácticas a través de la resignificación pedagógica.

En este trabajo, exploraremos en detalle la tercera de estas posibilidades.

Más escritos de esta nota de Graciela Paula Caldeiro en http://www.pent.org.ar/institucional/publicaciones/experiencias-educativas-entornos-red-publicos-semipublicos

Pent Flacso Argentina
Acerca de Pent Flacso Argentina 22 Articles
El PENT - FLACSO es un espacio de innovación, exploración, investigación y formación académica. Hace más de diez años que se dedica a la educación en un mundo atravesado por las tecnologías digitales. Surge como iniciativa de un equipo de profesionales provenientes de diversas disciplinas, con variadas trayectorias y experiencias en la integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en los procesos educativos; ante la necesidad de desarrollar nuevas miradas y construir conocimiento en torno a las transformaciones y desafíos presentes en el campo de la educación

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*