Pensar la escuela como una organización de canto colectivo

Loading

En el aula donde un director guía y lidera, estableciendo matices, rallentando y accelerando que hacen a la expresión musical de la obra, con el consentimiento del grupo y deseos expresivos. Un grupo de personas con sus individualidades y sensaciones, con más o menos conocimientos, con caracteres diferentes y registros opuestos, con deseos y proyectos distintos, se conjuran en un todo donde cada uno es importante y necesario.

Al igual que participar en una orquesta, el asombro y la música generan emociones, sentimientos y a la vez, procura expresarlos. Se relaciona con la inteligencia emocional, es decir, la capacidad que tienen las personas de reconocer sus propias emociones, como así también las su entorno y poder adaptarlas a su contexto.
Una de las habilidades que desarrolla la música y que está relacionada con este tipo de inteligencia es la empatía, ponerse en el lugar del otro e intentar comprender o imitar sus sentimientos. En la formación musical se despliegan
muchas enseñanzas y valores. En principio, el de escuchar a los otros. Eso implica escuchar al profesor, al compañero de al lado, a los que están alrededor. Cuando cantamos en grupo, formamos parte de una orquesta, grupos de cámara, en la clase de música con la maestra o en la ronda en el jardín de infantes, se genera en el encuentro un torbellino de emociones y expresiones que se nutren entre sí. Se reflejan las intenciones y acciones de
los demás como si fueran propias. De esta manera se crean lazos y teje una red de contención sosteniendo la melodía y armonía hasta el final.

Los deseos propios se comparten y fortalecen junto con los demás. Se respetan los tiempos musicales y pausas necesarias para respirar y de intervención según lo establecido en la obra. Coordinar los esfuerzos para poder hacer música juntos, aprender los conocimientos de la disciplina necesarios para tocar un instrumento, desarrollar un nuevo código de lectura e interpretar lo escrito transformándolo a través de la música, es una de las experiencias
creadoras que propician y promueven satisfacción al ser humano. Pensar hoy la escuela atendiendo y entendiendo las distintas situaciones que acontecen, las experiencias artísticas adquieren un valor educativo preponderante para los niños y jóvenes, en tanto plantean una problemática a resolver que genera respuestas innovadoras. Poniendo en juego la creatividad, las relaciones interpersonales e intrapersonales, la motivación por el deseo por hacer y estar atentos al desarrollo de la obra hasta el final. Contribuyendo a la formación de personas autónomas que puedan conocer, interpretar y transformar la realidad compleja que nos toca vivir, a partir de su problematización y construcción de sentido.
Desentrañar los caminos del arte y la educación artística en las escuelas, poniendo en juego percepciones, sensibilidades y emociones, habilitando al otro a transitar en ese sentido…es el gran desafío.
Lic. Verónica Araceli Lofiego.

Perfil de Verónica

Verónica Araceli Lofiego. Maestra de Educación Musical- Profesora de Música-( Conservatorio de Música de Buenos Aires ”Manuel de Falla”). Licenciada en Gestión de la Educación – (Universidad de Morón.) Carrera Profesional- Docente de Educación Artística-(Música) en escuelas dependientes de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires- Inspectora de Enseñanza en la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires. Asesora Educativa. Morón, Provincia de Buenos Aires, Argentina.

Foto del avatar
Acerca de Clio Comunidad 1244 Articles
La revista educativa Arcón de Clio ofrece esta sección a la comunidad para dar a difusión todo lo referente a la educación desde proyecto de autoridades nacionales, provinciales, municipales, organizaciones internacionales, Ongs, ect. Lo hacemos para seguir generando un compromiso con la educación. Esta sesión va dedicada especialmente a esas personas que día a día suman educación, que s ecomprometen con el futuro del país. La educación es una tarea que no se hace en soledad por lo tanto los invitamos a dar divulgación. La via de contacto es el correo de la revista.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*