Pensando la Educación Sexual Integral desde el ámbito institucional

Los niños y niñas del Jardín de Infantes se encuentran en pleno descubrimiento y exploración de su propio cuerpo, sus emociones y pensamientos. En esta indagación propia sobre quiénes son y cómo son, sus pares forman parte de este proceso y participan activamente del mismo. De este modo, son varias las ocasiones en las cuales puede observarse en la sala, a niños y niñas mostrando sus partes íntimas, intentando tocar las de otros, o espiando a aquel compañerx que está utilizando el baño.

Desde esta línea base, se puede tomar intervención para elaborar un plan institucional basado en la perspectiva de Educación Sexual Integral donde todos los actores participantes (directivos, docentes, familias) sean escuchados y trabajen en equipo para que los derechos de los niños y niñas sean respetados.
Es sumamente importante poder abordar estas situaciones desde las instituciones educativas, ya que “La escuela tiene la responsabilidad social de incorporar en su quehacer pedagógico la educación sexual intencionada por ser la institución encargada de los procesos de transmisión de los conocimientos y de la formación de actitudes valiosas para la vida durante la infancia y la adolescencia” (“Educación Sexual en la Escuela. Perspectivas y reflexiones” 2007:21).

La sexualidad es un aspecto de la vida del cual dependen la construcción de la propia identidad, la vida en relación con otros y otras, las elecciones, entre otros aspectos determinantes para la constitución de un sujetx. Es por esto que, desde el rol docente, se debe abordar para asegurar las mismas posibilidades de acceso a la información y los conocimientos.
Para poder desarrollar un plan institucional se deberán tener en cuenta las normativas nacionales vigentes tales como las leyes 26.061 y 26.150. En las mismas se promulga la protección integral de los derechos de los niños y niñas, y en particular, se establece el programa nacional de Educación Sexual Integral. Los conceptos claves que se tendrán en cuenta serán afectividad, cuidado, cuerpos y sujetxs de derecho. Esto puede organizarse en diversos ejes, un ejemplo podría ser de “conocimientos y cuidado del cuerpo” y “Desarrollo de comportamientos de autoprotección”. Se buscará transmitir contenidos que le den herramientas a lxs niñxs sobre el conocimiento del cuerpo, de su funcionamiento; así como también del respeto y el cuidado de la intimidad, y pautas de autoprotección. Como puerta de entrada puede ser más acertado plantear estrategias de acción desde la institución, incorporando en las mismas reflexiones de la comunidad educativa (directivos, docentes y familias).
Trabajando estas temáticas se buscará, además, prevenir situaciones potenciales.
Una es la violencia sexual pues “la mayoría de los abusos sexuales los cometen personas que los niños y niñas conocen y con los que tienen confianza y cercanía” (“Educación sexual integral. Para charlar en familia” 2011:41). Es importante “Abordar cuestiones vinculadas al maltrato y el abuso infantil no es tarea sencilla. Sin embargo, se puede emprender generando las condiciones institucionales necesarias para el diálogo con las familias, entre colegas y con los niños y las niñas” (Serie de cuadernos ESI. Educación Sexual Inicial para la Educación Inicial 2010:43). El jardín de infantes es un lugar donde se debería poner “especial énfasis en que las niñas y los niños sepan reconocer cuáles son los nombres de sus partes íntimas y cómo cuidarlas; reflexionen sobre la importancia de la privacidad y el respeto por el propio cuerpo y el cuerpo de los otros y las otras; identifiquen los contactos físicos apropiados e inapropiados; reconozcan el significado de los secretos y la importancia de contar secretos de cosas que los hagan sentir mal o es y a quienes puedan pedir ayuda; valoren la importancia de respetar las propias emociones, intuiciones y sentimientos con respecto al propio cuerpo, y de sentirse habilitados a decir “no” frente a cosas y a contactos físicos no deseados”.(Serie de cuadernos ESI. Educación Sexual Inicial para la Educación Inicial 2010:45)
El cuerpo y la afectividad de los niños y niñas está involucrado en todo momento, es por esto que, además de poder planificar actividades específicas, es necesario concebir la ESI de manera transversal a la tarea educativa cotidiana, pensar el día a día en clase de ESI.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
? Cornu, Laurence (1999): La confianza en las relaciones pedagógicas. En Frigerio, Poggi, Korinfeld, (Comps): Construyendo un saber sobre el interior de la escuela. pp. 19-28 Buenos Aires, CEM- Novedades Educativas.
? Faur, Eleonor (2018) El derecho a la educación sexual integral en Argentina. Aprendizajes de una experiencia exitosa. UNFPA. Anexo 1.
? Maltz, L. (2017). “Había una vez una caricia”. En Ramos, Gabriela. Educación Sexual en el nivel inicial. Propuestas para seguir aprendiendo. Buenos Aires. Homo Sapiens.
? Marco normativo ESI. Ley 26.150/2006.
? Marina, M (coord), (2010). Educación Sexual Integral para la Educación Inicial. Serie de cuadernos para el aula. Buenos Aires. Ministerio de Educación de la Nación.
? Ministerio de Educación, (2008). Lineamientos curriculares para la Educación Sexual Integral. Buenos Aires. Ministerio de Educación de la Nación.
? Morgade, G. y Alonso, G. (comp) (2008) Cuerpos y sexualidades en la escuela. De la normalidad a la disidencia. Introducción. Buenos Aires: Paidós.
? VVAA, (2013). Revista ESI para charlar en familia. Buenos Aires. Ministerio de Educación de la Nación

Foto del avatar
Acerca de Lorena Damario Portale 4 Articles
Lorena Damario Portale, Oriunda del partido de General San Martín, Buenos Aires, tiene 39 años y dos hijas. Es Profesora y Licenciada en Educación Inicial, especialista en Jardín Maternal y en E.S.I. Se ha desempeñado tanto en Jardines Maternales como de Infantes. También genera contenidos para capacitaciones docentes relacionadas a su Nivel de incumbencia. Actualmente se encuentra cursando el Profesorado Universitario en la UNSAM. Se especializa en desarrollar contenidos que promuevan un abordaje integral en todo lo relacionado a los primeros años de vida, siendo lo vincular y el juego ejes fundamentales de su mirada.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*