Haciendo Arte en casa

Para la escritura de este documento, contamos con la colaboración de la Licenciada en Psicología y Especialista en Ciencias Sociales y Educación y en Educación por el Arte Viviana Otero.

Estamos viviendo un tiempo totalmente atípico. Hasta nos resulta difícil vislumbrar el día en que la pandemia del Covid19 sea un recuerdo del pasado… A pesar de eso creemos que es un buen momento para que la escuela se acerque a las familias, más allá de las tareas de continuidad pedagógica, para compartir algunas sugerencias que trasciendan lo meramente académico – curriculo.

Hoy queremos hacer hincapié en el ARTE.

El arte como una forma de manifestación del sujeto a través de la cual comunicar sus pensamientos, ideas, emociones y sentimientos. El arte como un componente central de la cultura… El arte, que tantas veces consideramos como una “disciplina secundaria o menor” respecto de las “materias importantes”…
Porque estamos convencidas de que las actividades artísticas resultan imprescindibles para el crecimiento de los niños y niñas es que acercamos estas propuestas para que cada uno pueda desarrollarlas durante este período de aislamiento social, en su ambiente familiar, con las características de cada hogar, disfrutando y reconociéndolo para allí poder ser y también hacer.
Cada docente conoce a sus alumnos y su contexto y podrá orientar a cada grupo en cada situación real y concreta.
Estamos en cuarentena… Esto implica que pasamos muchas horas en casa con la familia, adultos y niños compartiendo el espacio, las horas del día. Son diversas las emociones que nos va provocando adaptarnos a una situación muy distinta de la que se nos presentaba en la vida cotidiana. Hay grandes cambios en las rutinas a las que estábamos habituados.
Muchos padres, madres, u otros adultos que conviven deben repartir sus tiempos para organizar y realizar tareas de la casa, tele-trabajo, o trabajo presencial si su actividad lo justifica. Acompañar a los niños a realizar tareas escolares, organizar momentos de juego, etc.
Si no queremos sumar, a la preocupación razonable, la ansiedad que suele generar la sobrecarga de tareas o la desorganización, será imprescindible articular momentos de distención, de trabajo, de recreos, de soledades, de “compartires”.
Nuestro mejor aliado para estas y muchas otras ocasiones es “el arte”, la expresión creativa.
Aquella que podemos pensar como una forma de comunicación, de intercambio, de conocimiento, de profundización de la relación íntima con uno mismo.
La expresión creativa, -pensando el arte como modo de representar el mundo exterior y el interior, no sólo como consagración de la mejor obra, sino como lugar de expresión para todos.

¿Por qué?
Porque todos los seres humanos tenemos esa capacidad y la necesidad de ponerla en acto.
Porque enlaza nuestras producciones, integra lo singular y lo comunitario, lo familiar, afianza la identidad, fomenta la autonomía, construye, profundiza y recrea vínculos, mediatiza el trabajo con valores como la solidaridad, el pensamiento crítico, la flexibilidad, el respeto por la diversidad, por la singularidad… Porque favorece la internalización de las normas, moviliza modos de compartir y construir con el otro, enriquece las posibilidades de expresión, motiva en la tarea y promueve aprendizajes significativos.
Por eso, queremos resaltar esta maravillosa capacidad que todos los seres humanos tenemos, la expresión creativa.
Podemos incluirla en los juegos, en el hacer de las tareas hogareñas, en el trabajo para la escuela, entre otras.

¿Qué nos dicen los Diseños Curriculares respecto de la Educación Artística?
Los Diseños Curriculares dan cuenta de la valoración de los lenguajes artísticos como saberes fundamentales para comprender el mundo en su complejidad.
Proponen, para la escolaridad, que las y los estudiantes transiten por procesos de exploración y creación que permitan representar emociones, sentimientos, ideas y experiencias personales y/o colectivas. Promueven la participación en propuestas de producción y análisis que favorezcan la implicación subjetiva y el aprendizaje progresivo en el uso de materiales, soportes, técnicas, recursos y procedimientos propios de los diferentes lenguajes artísticos: Música, Artes Visuales, Teatro, Baile. Entienden que la apropiación de herramientas específicas de cada uno de los lenguajes artísticos favorecen el pensamiento crítico y divergente.
Y también se plantean como objetivo la comprensión y valoración de las manifestaciones artísticas que integran el patrimonio cultural regional, nacional y latinoamericano y el reconocimiento de los artistas.
Sin el tiempo y el espacio de la escuela durante el período que dure la suspensión de las clases y de la mano del docente, son muchas las actividades que podemos hacer en casa para que estos propósitos se puedan lograr…

¿Cómo?
Permitiéndonos y permitiendo que todos los integrantes de la familia que van a participar de las actividades puedan sentirse seguros, alojados, libres y valiosos.
Paso uno: Establecemos las reglas.
Paso dos: Planteamos la tarea.
Paso tres: Definimos espacios de expresión individual y otros de construcción en equipo o grupal.
Paso cuatro: Mostramos nuestras creaciones al resto, tanto dentro del hogar, como por ejemplo enviando una foto a otros familiares, o amigos cercanos a través de las redes o whatsapp.
Paso cinco (es alternativo, evaluando su pertinencia): Conversamos acerca de lo que hicimos, cómo nos sentimos, qué nos gustó más, qué tenemos ganas de compartir con los demás, etc.

¿Qué hacemos?
1) Pensamos qué cocinar con los ingredientes que encontramos en la heladera y la alacena. Imaginamos recetas. Probamos cambiando algunos ingredientes.
2) Decoramos los platos que vamos a utilizar para comer. Puede ser una decoración duradera o con elementos que se lavan y desaparecen.
3) Cambiamos los muebles de lugar.
4) Armamos nuevos espacios dentro de la casa.
5) Intervenimos los espacios, con dibujos, pintura, collage, una cortina armada por nosotros.
6) Nos vamos de campamento a la terraza, al living, armamos carpas con lo que haya y allí adentro:
a. contamos historias de nuestras vidas, historias inventadas, historias escuchadas, cuentos de terror.
b. Leemos un libro, puede ir rotando el lector.
c. Miramos las estrellas. Cada uno cuenta algo que quiere hacer cuando pase la cuarentena. Planeamos proyectos y los anotamos.

7) Vemos una película todos juntos sentados o acostados en el piso.
8) Fabricamos algún objeto de decoración con materiales reciclados.
9) Armamos bijouterie o renovamos las que tenemos en casa, collares, pulseras, gargantillas, etc.
10) Inventamos un juego de mesa y lo armamos, para eso dibujamos, pintamos, recortamos, escribimos las reglas.
11) Cantamos una canción conocida.
12) Aprendemos una nueva canción, quizá alguna que los adultos de la casa cantaban cuando eran niños.
13) Hacemos dúos, coros.
14) Inventamos, cantamos y bailamos un RAP. Hacemos batallas de rap. Puede ser libre o con temas definidos. Cada uno escribe dos temas de interés en un papelito, se colocan en una caja o bolsa y se van sacando sin mirar.
15) Inventamos una canción con una música conocida. O inventamos una música nueva para una canción conocida.
16) Fabricamos con materiales de descarte los instrumentos musicales para hacer una orquesta familiar. O buscamos elementos que sirvan para hacer sonidos musicales.
17) Leemos poesías… Y escribimos una poesía entre todos.
18) Escuchamos cuentos… Contamos cuentos en ronda… Inventamos un cuento nuevo entre todos.
19) Escribimos frases disparatadas.
Como a veces ante la hoja en blanco no sale nada, para todos estos ítems podemos usar, primero, un juego de anotar detalles que vemos en la casa, o que nos acordamos de una película. Buscamos detalles en una foto, etc.
20) Ilustramos nuestro escrito (la poesía, la canción, el cuento, etc.) Puede ser a través de dibujos, collages, con masa de colores…
21) Bailamos al limpiar y nos movemos al ritmo de la música.
22) Revisamos placares y armarios, acomodamos y, antes de terminar, nos podemos disfrazar y hacer un personaje.
23) Podemos intervenir la ropa, coserla, cortarla, decorarla, pintarla, aplicarle botones, reformarla, por ej. de un jean hacer una pollera, de un buzo una remera, de una remera grande, un vestido, etc.
24) Construimos un títere, con tela, con cartón y un palito (lápiz).
25) Podemos con ellos hacer teatro de sombras.
26) Armamos una mini obra de teatro y usamos lo que escribimos, nuestra canción, el cuento, etc.
27) Armamos una coreografía.
28) Escuchamos música suave mientras trabajamos o estudiamos.
29) Construimos figuras de papel: avioncitos, barquitos, molinetes. Seguramente los adultos de la casa recuerdan cómo se hacen.
30) Y jugamos a llegar más lejos con los aviones, soplamos los molinetes, ponemos a navegar los barquitos en la bañadera.
31) Armamos un burbujero con un alambre retorcido. Preparamos una mezcla de agua con shampoo y salimos al balcón, al patio o nos asomamos a la ventana y hacemos burbujas.
32) En el baño hacemos dibujos en el espejo empañado por el vapor.
Estos son algunos ejemplos entre el gran abanico de expresiones que podemos disfrutar, seguramente a cada uno en su singularidad y a cada grupo familiar en un eriquecimiento conjunto se les podrá ir ocurriendo muchas otras propuestas.
Por supuesto están también todas las alternativas de recibir la expresión creativa que otros nos pueden brindar y entonces ver en familia recitales, obras de teatro, pasear por museos virtuales, escuchar programas de radio, un sinfín de ofertas que muchos artistas, por diversos canales, están ofreciendo para acompañarnos en estos tiempos y seguir disfrutando.
Será ocasión también de que grandes y chicos compartan gustos musicales, escénicos , culinarios, etc. Por otra parte, nos vamos rodeando de arte, de expresión creativa, de disitntas maneras.
La creatividad más se desarrolla a medida que nos animamos a imaginar, a inventar, a crear. Y no hay límites para eso.
Mariela, Carla y Viviana.

Directoras: Carla Cecchi y Mariela Bialy
11 3069 3821 // 11 4042 3637
[email protected]

 

Clio Comunidad
Acerca de Clio Comunidad 311 Articles
La revista educativa Arcón de Clio ofrece esta sección a la comunidad para dar a difusión todo lo referente a la educación desde proyecto de autoridades nacionales, provinciales, municipales, organizaciones internacionales, Ongs, ect. Lo hacemos para seguir generando un compromiso con la educación. Esta sesión va dedicada especialmente a esas personas que día a día suman educación, que s ecomprometen con el futuro del país. La educación es una tarea que no se hace en soledad por lo tanto los invitamos a dar divulgación. La via de contacto es el correo de la revista.
Contacto: Sitio web

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*