Formación continua en servicio: una propuesta para el trabajo pedagógico y salas hospitalarias. Brasil

Este artículo aborda las contribuciones de Formación Continua en Servicio, para las actividades laborales en salas hospitalarias. Promover la experiencia reflexiva en el profesor en “su” espacio de trabajo, permite la revisión de las creencias pedagógicas que componen sus decisiones diarias y contribuye en la preparación para cumplir con los objetivos propuestos. Como recursos metodológicos contamos con la búsqueda bibliográfica en bases
de datos indizados y análisis de los testimonios de los profesores.
Se concluye que la Formación Continua en Servicio genera la enseñanza de habilidades para hacer frente a los retos que plantea la educación inclusiva, promueve cambios profesionales, así como personales y colabora en la acción de los docentes en las clases hospitalarias para alcanzar los objetivos propuestos.
Como premisa, las salas hospitalarias tienen por objeto garantizar la continuidad del proceso de desarrollo y aprendizaje, así como promover el posterior acceso y/o retorno a la escuela regular del alumno en situación de enfermedad, tal como propone las bases legales en Brasil.
De acuerdo con estos documentos, cabe al profesor trabajar con la diversidad humana, respetar los aspectos culturales y educativos e identificar las necesidades especiales de los alumnos a través de estrategias que promuevan el proceso de enseñanza-aprendizaje. También debe ponerse a disposición para el trabajo en equipo, asesorar a las escuelas en el hogar para apoyar la inclusión de los estudiantes que están fuera del sistema educativo, así como proporcionar las condiciones de admisión a los que están en edad escolar y todavía no asisten a la escuela regular. (MEC, 2002).
Sobre la cuestión de la formación, el mismo documento se refiere a la necesidad de crear oportunidades para la formación continua de los profesores que trabajan en las salas hospitalarias y de atención educativa domiciliaria, para que sus actividades estén en conformidad con los principios y directrices de la educación básica.
Por lo tanto, el profesor debe tener formación en cursos de Pedagogía Hospitalaria para tener nociones sobre las enfermedades, condiciones biopsicosociales vividas por los estudiantes, adecuar, registrar y evaluar el trabajo pedagógico desarrollado.
Las funciones citadas en los documentos y postulados legales revelan un reconocimiento del complejo papel desempeñado por el profesor en la clase hospitalaria, sin embargo, se verifica una brecha decisiva que surge entre la formación de acuerdo con el modelo teórico de la racionalidad técnica y la experiencia práctica que se basa en propósitos solicitados.
La presencia de los profesores en los hospitales, clínicas y domicilios con el propósito de promover la educación y el desarrollo de jóvenes y niños enfermos, ofrece características especiales que se aproximan y se diferencian de los modelos de la escuela regular. El retiro de un estudiante hospitalizado crea una distancia hacia su vida rutinaria que no puede ser ignorada.
Desde esta perspectiva, consideramos necesario que los profesores en las aulas hospitalarias sean agentes de transformación, desarrollen una práctica pedagógica con la perspectiva de la educación inclusiva y promuevan
el respeto a la diversidad; como un factor clave en la promoción de condiciones para el desarrollo y el reingreso del estudiante a la enseñanza regular.
Sin embargo, es importante mencionar que el principio de la educación inclusiva rompe paradigmas e impulsa la reforma educativa. Por lo tanto, es necesario que los profesores estén capacitados para fomentar la experiencia vivida reflexivamente. Por consiguiente, evaluar las intervenciones pedagógicas y educativas realizadas por los docentes en las salas hospitalarias son consideradas como acción de crecimiento personal y desarrollo profesional.
Formación Continua en Servicio – Algunas Consideraciones La Educación Continua en Servicio trae la importancia de especificar el uso correcto de la terminología. Se distingue del entrenamiento, entendido como un proceso mecánico que simplemente crea comportamientos, y de perfeccionamiento, como la idea de educabilidad del ser humano y de formación con el fin de ser capaz. Aunque cada uno de estos aspectos pueda estar presente en el tema de la educación continua, lo que se espera del educador, primordialmente para las aulas hospitalarias, es algo que supera la visión mecanicista y restringida de los modelos no compatibles con la educación inclusiva.
Para formar profesores innovadores, críticos, cooperativos, solidarios, integrados y capaces de explorar el universo de las construcciones intelectuales, es necesario optar por un paradigma educativo diferente de los modelos convencionales de hoy en día. Aceptar los desafíos, construir y reconstruir teorías, discutiendo hipótesis, comparándolas con las necesidades reales de intervención, suponen fomentar el pensamiento divergente, la creatividad y el desarrollo de un trabajo cooperativo, puesto que el compromiso docente con los estudiantes en las aulas hospitalarias no puede prescindir de una visión amplia y general que no integra, sino, fragmenta.
Consecuentemente el espíritu del equipo consolida el enlace y estimula la reflexión y la construcción colectiva, contribuye para la reconsideraciónde las decisiones cotidianas. La reciprocidad de experiencias hace también que los errores e indecisiones se conviertan en parte del proceso de construcción para hacer algo más significativo.
Como producto de una acción de formación continuada en servicio, comparto las consideraciones de una profesora que trabaja en un aula hospitalaria de San Pablo:
Los momentos de formación continua en servicio me demuestran el trabajo de otra manera. Es muy bueno para compartir experiencias, comprender cada caso, profundizar y no tener miedo a dar opiniones, cometer errores y respetar que cada uno del grupo tiene una visión… Nos complementamos mutuamente y se puede conocer el mismo niño desde diferentes perspectivas, así como fundamentar en lecturas del área nuestras dudas y propuestas de intervenciones.
Este artículo presenta algunas consideraciones como producto de la investigación llevada a cabo con algunos profesores de las Aulas Hospitalarias en el Estado de San Pablo. Mediante el análisis de las entrevistas a los
profesores, se concluye que las modalidades formativas, como las actividades de desarrollo, actualización y capacitación, estimulan la adquisición de conocimientos construidos previamente alrededor. Sin embargo, cuando
sucede en el área original de trabajo, surgen una multitud de desafíos identificados por los profesores de esta modalidad educativa, única en muchos aspectos.
En este sentido, la Formación Continua en Servicio confirma que el profesor asume una postura de aprendiz permanente de su trabajo. De esta manera, requiere una actitud innovadora y reflexiva, la cual permite transformar la relación consigo mismo y con el grupo. Logrando la construcción de nuevas propuestas para el estímulo del trabajo en equipo multidisciplinario, una de las habilidades necesarias para las actividades pedagógicas y educativas en las clínicas y hospitales. Las prácticas que se construyen alrededor de la Formación Continua en Servicio permiten fomentar la habilidad docente a una condición de ruptura de paradigmas, y por tanto, vuelven al cotidiano a través de la reflexión. También es posible considerar que el ejercicio de esta práctica formativa suspende la producción de mecanismos de exclusión, colaborando de esta manera, con un conjunto de demandas favorables a la promoción de la educación inclusiva.

Léa Chuster Albertoni Sociedade para o Desenvolvimento da Medicina-
SPDM São Paulo, SP -Brasil [email protected]

Escuela Hospitalaria 7215 Salta
Acerca de Escuela Hospitalaria 7215 Salta 19 Articles
Escuela Hospitalaria y Domiciliaria Nº7215 Nivel Secundario. Provincia de Salta.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*