A que atrevernos en la escuela, como espacio creativo de enseñanza y aprendizaje

Loading

Propongo revisar y replantear juntos, ideas, conceptos tradicionales y experiencias en relación a los diferentes lenguajes artísticos y en particular el de la música, destacando la comunicación entre los mismos. Desde siempre las emociones humanas han estado unidas al sonido y a la música, como forma de comunicación. La relación del ser humano con la música, ha ido estrechándose cada vez más.

El lenguaje musical nos acompaña y atraviesa a todos. Desde pequeños se hace presente en una canción, una ronda, hasta en un juego, permitiendo liberar tensiones y evocar recuerdos. Se hace presente la evocación sonora, momentos de alegría y de tristeza, de encuentros y de rupturas, de enojos y de abrazos.
El aula en la escuela, como espacio de enseñanza y de aprendizaje es la gran oportunidad. Me refiero al espacio destinado al desarrollo de las clases, el aula, el salón de usos múltiples, la galería o el patio. Pienso al docente junto a sus alumnos viviendo el proceso de enseñanza y de aprendizaje con entusiasmo, vivenciando lo creativo con sensibilidad, descubriendo y reconociendo las potencialidades creativas de los estudiantes. Los lenguajes artísticos, factibles de ser enseñados y aprendidos, planteados de manera transversal en los Proyectos educativos, podrían contribuir y colaborar en los procesos de aprendizaje focalizando en cada estudiante sus deseos y fortalezas, y a partir del interés lograr la concentración y motivación por el conocimiento.
Si inventamos una historia, si jugamos con las rimas y la transformamos en poesía. Si deletreamos las palabras con ritmo, la sonorizamos y cantamos con sonidos las letras. Si escribimos y separamos en párrafos y detallamos las estrofas, elegimos esa parte que replica y resuena como estribillo, hacemos nuestra canción. Su melodía relata la historia, su estribillo reafirma lo interesante y necesario de nuestra canción. Las escuelas que sí cambian y mejoran el bienestar humano, son aquellas que se atreven a cambiar con optimismo y sabiduría para las habilidades de la vida, favoreciendo el pensamiento reflexivo, crítico y creativo, para personalizar la educación, respetando las singularidades y generando oportunidades educativas.
La emoción, estrechamente vinculada al proceso de enseñanza y de aprendizaje propicia bienestar para lo que se crean las condiciones adecuadas y se ponen en valor las situaciones en el aula que lo facilitan. Estar presente con una escucha activa brindando confianza y acompañamiento a los alumnos. Ser verdaderos observadores como maestros y empatizar tratando de minimizar los obstáculos internos y externos que muchas veces impiden e interfieren en los procesos. Es preciso la organización de los espacios y la documentación pedagógica, que resulta de la observación y análisis de lo que sucede en el aula como espacio de enseñanza y de aprendizaje. Como docente, me atrevería a decir que valoro ante todo la posibilidad de aprender y enseñar, de escuchar y colaborar y por sobre todas las cosas, respetar y nunca conformarme.
Procurar estar atentos a cada señal de un niño, podrá ser la oportunidad para su crecimiento y formación.

Foto del avatar
Acerca de Verónica Araceli Lofiego 3 Articles
Lic. Verónica Araceli Lofiego. Perfil de Verónica Verónica Araceli Lofiego. Maestra de Educación Musical- Profesora de Música-( Conservatorio de Música de Buenos Aires ”Manuel de Falla”). Licenciada en Gestión de la Educación – (Universidad de Morón.) Carrera Profesional- Docente de Educación Artística-(Música) en escuelas dependientes de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires- Inspectora de Enseñanza en la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires. Asesora Educativa. Morón, Provincia de Buenos Aires, Argentina.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*