Mamá, no olvides que eras mujer

Acabas de tener a tu bebé, has leído todo lo que debes saber sobre cuidados infantiles, sabes lo necesario acerca de percentiles, pañales, medicinas, sueño, rabietas…

Durante los primeros años de vida no tendrás otra preocupación distinta que tu hijo. Si buscas en internet, encontrarás miles de consejos acerca de cómo cuidar a tu bebé, aunque seguro que llego tarde, ¿verdad? ya los consultaste todos durante el embarazo. Pues bien, en este artículo te indicaré lo que te recomiendo NO HACER:

No descuides tu imagen: lo sé, el bebé demanda gran parte de tu tiempo pero pasadas las primeras semanas en las que no sabes ni de dónde sacar el tiempo para cepillarte los dientes, comprobarás que dentro de la rutina del bebé queda un hueco para ti. Organízate y aprovéchalo, es importante que te sientas bien contigo misma.

Salir a tomar café con las amigas NO es un delito punible (te lo dice una abogada). Si antes lo hacías, ahora también puedes hacerlo y si nunca lo hiciste, ya va siendo hora. Lleva a tu bebé y presume de él durante los diez primeros minutos, eso sí, el resto de la tarde ni una sola palabra sobre lo bien que duerme ni las veces que le cambias el pañal. Recuerda que has salido a despejarte, cambiar de aires y retomar sanas costumbres. Disfruta al cien por cien de una conversación de adultos volverás a casa como nueva.

Tu relación No está en segundo plano. Esa persona con la que desde que nació el bebé te cruzas por el pasillo, es tu pareja, ¿recuerdas? Piensa que tú has sido el centro de atención durante nueve meses y ahora lo es el bebé. Es adulto y comprende la situación pero una carantoña de vez en cuando no le vendrá nada mal.

Puedes salir con tu pareja sin que te coman los remordimientos. Dejar al bebé de vez en cuando con una persona de confianza y desconectar totalmente recarga las pilas. Eso sí, piensa en alguien con quien te quedes tranquila si no en lugar de una evasión, será un tormento.

No dejes relegado ese huequito para ti tan indispensable. Beneficiará a todas las personas que te rodea puesto que alrededor de una mamá satisfecha y feliz se crea un ambiente placentero que nunca superará el estrés. Sé que todos los sacrificios son pocos cuando se trata de tu hijo y que los haces no solo sin sentirte obligada si no con la mayor de las sonrisas pero recuerda que los niños crecen y poco a poco nos van necesitando menos. Nosotros seguimos pendientes de ellos y ellos pensando cada vez menos en nosotros, no es egoísmo, es ley de vida.

Mónica Bordanova
(mujer y mamá)

Acerca de Monica Bordanova 21 Articles
Soy española, de Valencia. Nací con un lápiz en la mano pero la vida me llevó a estudiar derecho. Como no podía ser de otro modo, los colores tiraron más que las letras y después de algunos años de resolver pleitos decidí embarcarme en la aventura editorial. Desde 2008 trabajo por y para los niños y su educación; escribiendo, ilustrando y enseñando, ¿ hay algo mejor? Ediciones Lola Pirindola es una editorial especializada en cuentos personalizados y recursos educativos infantiles. Una de las mejores fórmulas de estimulación para los más pequeños.
Contacto: Sitio web

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*