Independencia o cariño ¿Tengo que elegir?

IMG_9644A menudo relacionamos independencia con desapego, sin embargo debería estar íntimamente unida a cariño. Porque hacer las cosas por uno mismo no es alejamiento, es ni más ni menos que avanzar un paso en la madurez.  Tu hijo no va a estar más unido a ti porque vayas detrás de él atándole los zapatos o vistiéndolo cada mañana. No crecerá más despacio porque no le dejes hacer las cosas solo. A veces nos cuesta aceptar que pueden hacer las cosas que antes les hacías tú pero los niños deben avanzar y tú acompañarles en ese camino cada vez desde un plano diferente; cuando son pequeños a su lado, codo con codo y a menudo que avanzan hacia la adolescencia, cada vez más en la sombra, pero siempre ahí.

Sin embargo creo que a veces confundimos los términos o al menos, los procesos. Tengo un hijo de 9 años. Anoche se preparó la ropa para ir al colegio. Esta mañana se ha vestido y se ha preparado el desayuno (una macedonia de frutas con zumo de naranja que ha exprimido él), ha recogido y ha colocado las cosas en el lavaplatos.  Al entrar en el colegio se ha despedido de mí  con exactamente, trece besos y cuatro abrazos (hoy los he contado para poder escribir este artículo con información cien por cien veraz) y su madre, que es una lapa, por descontado no se los ha negado, ¡faltaría más! A la salida me ha parado el director del colegio para aconsejarme que no dejara al niño dentro del colegio, que sería mejor para él que lo dejara en la puerta y disminuyera el número de demostraciones afectivas porque eso le ayudaría a ser más “independiente”.  ¡Mira por dónde! , no sabía yo que ser independiente llevara unido ser un desgastado, que igual me equivoco, al fin y al cabo “no soy más” que madre.

Es cierto, hay niños a los que, a determinada edad, no les gustan las demostraciones de cariño en público, ¿significa eso que sean más independientes? Yo creo que no, qué tendrá que ver el tocino…

Si tu hijo y te pide abrazos, ¡dáselos!  aprovecha porque la fase del desapego le llegará y ahí los que vamos a tener que estar preparados para el cambio somos nosotros.

Los niños necesitan independencia, sí, pero no nos confundamos que no hace falta ser una lija para fomentar la independencia en casa.

De camino al trabajo me he planteado dos cosas:

– Enviarle este artículo al director.

-Investigar otras alternativas escolares donde el despego no forme parte del currículum.

Una cosa sí tengo clarísima, mañana en la puerta del colegio, a los trece besos de mi hijo, le responderé con 14 abrazos.

Independencia, por supuesto, desde el cariño.

 

Mónica Bordanova

 

 

Acerca de Monica Bordanova 14 Articles
Soy española, de Valencia. Nací con un lápiz en la mano pero la vida me llevó a estudiar derecho. Como no podía ser de otro modo, los colores tiraron más que las letras y después de algunos años de resolver pleitos decidí embarcarme en la aventura editorial. Desde 2008 trabajo por y para los niños y su educación; escribiendo, ilustrando y enseñando, ¿ hay algo mejor? Ediciones Lola Pirindola es una editorial especializada en cuentos personalizados y recursos educativos infantiles. Una de las mejores fórmulas de estimulación para los más pequeños.
Contacto: Sitio web

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*