Ampliar el alcance y superar la fragmentación: las claves para consolidar una política educativa digital sistémica, integral y federal

“Una experiencia escolar segura y provechosa en pandemia es aquella que garantiza la mayor presencialidad posible y enriquece el tiempo de estudio remoto. Las clases presenciales son insustituibles, pero la presencialidad plena hoy no es viable. Necesitamos universalizar el acceso a equipamiento digital y conectividad, garantizar la formación masiva de docentes en el uso pedagógico de las tecnologías digitales”.

Lo aseveró Alejandra Cardini, directora del programa de Educación de CIPPEC, hoy durante el evento virtual “Nuevo impulso para la transformación digital del sistema educativo en Argentina”, organizado por CIPPEC y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para presentar los principales hallazgos de esta investigación conjunta y reflexionar, junto a funcionarios y funcionarias nacionales y especialistas de la región, sobre los avances y desafíos pendientes para consolidar una política educativa digital integral y federal en Argentina.

La grabación del encuentro puede verse en este link, y al documento completo se accede a través de este enlace.

“El mayor desafío que debemos enfrentar hoy es la desigualdad. La brecha digital es una de sus manifestaciones y es responsabilidad indelegable del Estado reducirla. La pandemia deja en claro la necesidad de construir consensos que trasciendan las distintas expresiones políticas para dar al sistema educativo una continuidad, más allá de los cambios democráticos que pueda haber en los gobiernos nacionales y jurisdiccionales en un país federal como es la Argentina. Hoy el 55% de nuestras escuelas no tienen conectividad; queremos haber alcanzado, en cabeza del Estado nacional, el 100% antes de que termine la gestión del presidente Alberto Fernández. Buscaremos garantizar tanto los pisos tecnológicos como una mejora progresiva en la calidad de la conectividad de los distintos establecimientos educativos”, aseveró Nicolás Trotta, ministro de Educación de la Nación, al comienzo del evento.

También dieron palabras de bienvenida Christian Asinelli, subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales para el Desarrollo; José Agustín Aguerre, representante del BID en Argentina; Mercedes Mateo Díaz, jefa de la división de Educación del BID; y Gala Díaz Langou, directora ejecutiva de CIPPEC, quien recalcó: “En los últimos meses vimos una clara ampliación en las desigualdades educativas y cómo estas desigualdades interseccionan con otras; en particular, con la brecha digital. Los cambios de este momento bisagra en nuestra historia van a marcar el futuro que podamos tener. Es ahora el momento para darnos discusiones estructurales, como esta, acerca de cómo lograr una mayor justicia educativa”.

Respecto de los hallazgos de la investigación que se plasma en el documento, Cardini destacó que “es necesario ampliar el alcance y superar la fragmentación de las respuestas digitales de emergencia para consolidar una política digital sistémica, integral y federal. Esto implica la universalización del acceso a tecnologías y conectividad de calidad, una mirada integral centrada en el uso pedagógico de las tecnologías en plataformas de contenidos, gestión de aprendizajes y programas de formación docente continua, y asegurar mecanismos de articulación entre los distintos niveles de gobierno”.

Además, el evento incluyó un conversatorio moderado por Andrea Bergamaschi, especialista senior en Educación en el BID, del que participaron Miguel Brechner, fundador del Plan CEIBAL; Laura Marés, gerenta general de Educ.ar; Daniela Torrente, ministra de Educación, Ciencia y Tecnología de Chaco; y José Thomas, director general de Escuelas de Mendoza, quienes coincidieron en la necesidad de implementar estrategias integrales que combinen al mismo tiempo la ampliación de la infraestructura digital con el desarrollo de recursos digitales de calidad y la formación docente inicial y continua.

Principales hallazgos en “Nuevo impulso para la transformación digital del sistema educativo en Argentina”

Con la irrupción de la pandemia por COVID-19, las políticas educativas digitales en Argentina, en marcha desde hacía más de dos décadas, recibieron un  fuerte  impulso. Sin embargo, los déficits en equipamiento digital y conectividad, la ausencia de códigos comunes para enseñar y aprender a distancia y el deterioro extendido de las condiciones materiales de vida tensionaron las trayectorias escolares y los aprendizajes. La pandemia profundizó las desigualdades educativas y generó nuevas formas de exclusión.

La universalización del equipamiento y la conectividad de calidad es una condición imprescindible para que la totalidad de estudiantes, y especialmente los grupos de mayor vulnerabilidad, accedan al potencial que ofrecen las tecnologías digitales. A pesar de los avances, la deuda en infraestructura digital es muy considerable.

Menos de la mitad del conjunto de docentes utilizaron las plataformas digitales que las autoridades pusieron a disposición para educar sin presencialidad. Es clave introducir acciones específicas para fortalecer el uso pedagógico de las tecnologías. Entre ellas, incorporar nuevos recursos a las plataformas y desarrollar formaciones docentes más específicas, prácticas, largas y colaborativas.

La plataforma Juana Manso es un avance auspicioso. A través de ella, el Ministerio de Educación de la Nación podría asumir el rol de coordinación y alentar la cooperación entre jurisdicciones mediante el desarrollo de una arquitectura digital abierta y flexible que incluya las provincias. De este modo, las y los docentes y estudiantes, en vez de recibir múltiples ofertas dispersas alojadas en distintas plataformas y escasamente conectadas entre sí, tendrían una experiencia más intuitiva e integrada.

En el corto plazo, las tecnologías digitales contribuirán a que la reducción del tiempo escolar presencial no limite el tiempo que estudiantes y docentes dedican a enseñar y aprender. Cuando sea posible restituir la presencialidad plena, tienen el potencial para enriquecer el aprendizaje en el aula y extender la jornada escolar.

Más acerca de la serie “Educar en tiempos de pandemia”

“Nuevo impulso para la transformación digital del sistema educativo en Argentina” es la tercera entrega, luego de “Respuestas provinciales al COVID-19” y “Entre el aislamiento y la distancia social”, de la serie “Educar en tiempos de pandemia”. Impulsada de manera conjunta entre la división de Educación del BID y el programa de Educación de CIPPEC, la iniciativa busca identificar, sistematizar y difundir las respuestas de política educativa frente a los desafíos que plantea el COVID-19 para promover el intercambio de información, fortalecer el proceso de toma de decisiones y enriquecer el debate público.

Acerca de Clio Comunidad 539 Articles
La revista educativa Arcón de Clio ofrece esta sección a la comunidad para dar a difusión todo lo referente a la educación desde proyecto de autoridades nacionales, provinciales, municipales, organizaciones internacionales, Ongs, ect. Lo hacemos para seguir generando un compromiso con la educación. Esta sesión va dedicada especialmente a esas personas que día a día suman educación, que s ecomprometen con el futuro del país. La educación es una tarea que no se hace en soledad por lo tanto los invitamos a dar divulgación. La via de contacto es el correo de la revista.
Contacto: Sitio web

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*