Ser docente… ¿Se elige? O la docencia NOS elige

¿Cómo elegí ser docente?… “¡Qué buena pregunta Mario!” (decía un programa de televisión muy conocido). Hace unos días, una ex alumna me envió un mensaje que decía (cito textual) “Para que sepas que muchas de las experiencias que uno comparte al resto, sí le llegan” y dos días después, mi estimada Daniela Leiva, me incita a que escriba esta pequeña y humilde historia.

Corría el año 1998 (si, todavía me acuerdo, aunque no sé por cuánto tiempo más, asique está bien escribirlo…ja ja) y yo, recién salida del secundario, tenía la fuerte ilusión y deseo de convertirme en BIÓLOGA MARINA. Para estudiar esa carrera tenía la opción de la universidad de Mar del Plata, en la misma la carrera ese año no abrió por falta da alumnos, y la universidad de Puerto Madryn, en ese caso debía irme a vivir allá y, en ese momento, mi familia no tenía resto económico para que yo fuera a vivir a Madryn y yo tampoco tenía resto emocional para irme a vivir sola allá tan lejos; fue entonces que elegí la opción de estudiar la Licenciatura en biología en la UNLP y en los últimos años elegir materias que me permitieran acercarme a mi ideal para, en el futuro, hacer un posgrado o maestría en lo que me gustaba.

Cuando comencé me encontré con el primero de muchos problemas que era, yo no tenía ninguna base en química ya que durante mi escuela secundaria había habido cambios de planes educativos (cuando no en Argentina) y yo no había tenido química, asique, lo único que sabía era qué era un átomo.

Sin entrar en muchos detalles y, para no aburrirlos, voy a resumir en que me costó 5 años aprobar la materia introducción a la química de 1° año de la facultad y que, pese a eso, continué con mi carrera y tuve altos y bajos, idas y vueltas, conocí gente muy buena y otra no tanto y me propuse terminar la carrera, aunque tuviera 90 años…

La vida es eso que “te va sucediendo mientras tú te empeñas en hacer otros planes” dijo alguien alguna vez, y resulta que la vida me encontró, de repente, casada y con un bebé y entonces…ya nada es como lo veías antes, asique resulta que mi mirada sobre la carrera y mi futuro cambió y ya no me convencía el hecho de terminar la carrera pese a cualquier cosa; fue entonces cuando las palabras de mi hada madrina, mi amada mamá, que me vio confundida y sin norte, me hicieron reflexionar…ella me dijo “hija, ¿y el profesorado de biología? A lo que respondí que no me creía capaz de dar clase a tantos alumnos, aunque yo ya daba clases particulares, sin embargo, no es lo mismo dar clase a 2 ó 3 que a 35 o 40. Mi mamá me dijo que me quede tranquila que a eso se aprende y que me iban a enseñar en la carrera.

Luego de esta conversación me anoté en el Instituto Terrero para comenzar y terminar, finalmente, mi profesorado allí y posteriormente fue el Colegio San Cayetano el que me dio la primera oportunidad laboral.

Después de 3 años de abandonar la carrera de mis sueños, logré entender que la química que tanto me había costado y que, por momentos, tanto odié me había enseñado mucha más que contenidos y que, la carrera de la que me sentía tan frustrada, también me había enseñado mucho contenido y también a desenvolverme, a ver las cosas desde otro lugar y a recomenzar, a que está bien equivocarse y que lo único que hay que hacer con el error es aprender de él.

Durante muchos años la química me permitió una salida laboral y nos fuimos comenzando a amar, hoy les digo siempre a mis alumnos que no es imposible quererla ni es un mounsto tan grande (entiendo que tiene mala fama) sólo te tiene que hacer un click, es acá donde entra en juego el rol del docente que debe ayudar a sus alumnos a que se les produzca el click; y creo que de forma inconsiente, fue eso lo que me motivó a seguir con mi profesorado y luego a comenzar mi segundo profesorado, esta vez de física. Mi profesión no deja de darme bellas satisfacciones desde hace 7 años.

Para terminar y, como cierre, me gustaría retomar la frase de Emilia, mi alumna “Para que sepas que muchas de las experiencias que uno comparte al resto, sí le llegan” y hacérselas extensivas a todos, porque creo que es importante permitirse la llegada de experiencias ajenas que nos pueden servir para nuestro crecimiento.

Como siempre estoy a su disposición y espero mi experiencia les pueda servir…

Acerca de Valeria Bertua 4 Articles
Soy Profesora de Biología. Profesorado de Física. Actualmente estoy cursando Licenciatura en Zoología en la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la ciudad de La Plata. Dictado del taller para segundo año de pensamiento lógico aplicado a las Ciencias Naturales donde se vieron contenidos de física, química y biología en el colegio San Cayetano donde soy Profesora.Dictado de la materia biología en el colegio Nuestra Señora del Carmen de la ciudad de La Plata.Dictado de clases particulares de Física, Química y Biología durante 12 años. He asistido a las Segundas Jornadas de Fauna. Jornadas Argentinas de Mastozoología. Jornadas Nacionales de Ciencias del Mar. Curso de Actualización de conceptos en ecología, dictado en el año 2015 en las instalaciones del Cie. Escribe sobre Ciencias Naturales. Física y Química

1 comentario en Ser docente… ¿Se elige? O la docencia NOS elige

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*