La niñez en extinción…María Laura Lara

¿Se acuerdan cuando éramos chicos? Jugábamos libres, varones y nenas, si, jugábamos a la pelota, pero si jugábamos a la pelota parecíamos varones, y si ellos jugaban a las muñecas, parecían nenas, o si demostraban demasiado sus sentimientos, eran maricones. Pero antes jugábamos igual y nada nos molestaba, a pesar de los retos de nuestros padres, todo era una travesura.

Cuando yo tenía 14 años de edad, jugaba con muñecas y a la mamá, y me decían los mayores que era muy chica para salir sola a la plaza o a la casa de una amiga, obviamente en esa época ni se me hubiera ocurrido pedir ir a un boliche. Cuando cumplí 15 años. Me dijeron que me harían una fiesta, porque me había vuelto una señorita, ya podía pensarme como una señorita, ponerme zapatos con tacos altos, maquillarme discretamente.

Mi hermano a los 15 años todavía era un niño, ni señorito aún, nos dijeron que hombrecito iba a ser cuando cumpliera 18 años, y adulto a los 21. Pero ni a mi hermano, ni a mí, nos dijeron que a los 15 o a los 18 años, ya podíamos tener novios, porque éramos señorita, y hombrecito, pero no adultos para ponernos de novios. Pero si teníamos edad para ayudar en la casa, era una única obligación, yo hacía las camas, lavaba los platos y cocinaba, mi hermano apenas traía cosas pesadas y salía a comprar los mandados. En ocasiones cortaba el pasto, y luego junto con mi padre se sentaban a esperar que yo, la señorita y mi mamá, la mujer, les sirvamos la comida.

Así fuimos creciendo, pensando que era la mujer porque lavaba los platos, y servía a los varones la comida, y hoy mi hermano con sus 38 años de edad, no sabe lavar los platos, porque creció creyendo que eso era cosa de mujeres. Pero a pesar de todo eso, se puede decir que tuvimos infancia.

En el año 1999 nació mi primer hijo, varón, jugo a la pelota, le serví el desayuno en la cama y la comida en la mesa, le lave la ropa y los platos, mientras él miraba la tele después del colegio, pues así me enseñaron que debería ser, porque soy mujer, como lo era mamá. Unos años después llegó mi segundo hijo, y al poco tiempo el último, tres varones. En estos tiempos nos damos cuenta que muchas cosas cambiaron, pero otras, nunca cambian.

La niñez se vuelve cada vez más fugaz, de niños, a adolescentes y de allí jóvenes adultos, decidimos que un niño ya es adolescente, y que un joven ya es adulto, adulto para todo lo que se nos ocurra.

La niñez de mis tiempos tenía inocencia, travesura, aventura, libertad y alegría, sin embargo la niñez de hace pocos años y la de hoy, es fugaz, abreviada, avivada, controlada, reprimida, y triste. Hoy, a los 14 años, es normal ir a un boliche, tener novio, relaciones sexuales, trabajar, y hasta ser mamá. Los varones de 15 años no salen solo a comprar los mandados, sino a disponer de las calles y de sus tiempos libremente, ¡qué peligro!, y hoy una nena de 14 años parece una joven de 18, y una señorita de 15 años, aparenta

como de entre 18 y 25 años, y no hablamos solo de apariencias, sino de responsabilidades y libertades. ¿Parece todo muy lindo no? Pero si lo comparo con mis tiempos, a mis 14 años, si saliera a un boliche estaría asustada, estimulada, creyendo que ya tengo condiciones para defenderme de todo, y si a mis 14 años, aparentaba tener entre 18 y 25 años, y los hombres se me acercaran con deseos e insinuaciones sexuales, quizás estaría aún más asustada, pero consintiendo que ya soy mujer, o que ya estoy capacitada para decidir y tener relaciones sexuales, con alguien de cualquier edad. ¡Qué peligro!

Mi hermano hoy me cuenta cómo su mujer lo sirve, mientras él mira fútbol por tv, y mis hijos con 14 años quieren ir al boliche, y que quieren trabajar, pues sus amigos trabajan para comprarse celulares nuevos, entonces es que me pregunto, ¿Dónde quedó la niñez?

¿Acaso se fue con el tiempo, o se perdió en el camino, en medio de tantos cambios de paradigmas? y si la cultura cambio tanto, ¿por qué aún hoy, los varones son varones para servir, y las nenas son para servirlos?

Dónde quedaron las preguntas como…

– ¿mamá, cómo nacen los bebes? O

– ¿Qué le pido a los reyes?

Quebró el ratón Pérez, se derritió el polo norte, porque papá Noel ya no existe.

Palabras de una niñez en extinción… yo no soy niño, ni cuando soy niño, porque no me quedó tiempo, cuando iba a ser niño ya era adolescente, y ni llegue a ser adolescente porque tenía que estudiar, ir a piano porque mamá quería, ayudar en casa, hacer la tarea, y seguir estudiando porque tengo pruebas toda la semana, y sin querer ya era joven, y tenía que ser responsable, ya no tuve tiempo para ser niño. Ya no creo en pendejadas como los reyes magos, el repollo, tengo muchas responsabilidades, y si tenía una amigovia, tenía que ser mi novia oficial, porque hay que ser serios y responsables. Cuando tenía 15 años tuve que tener relaciones sexuales, porque si no, era un virgen, todos mis amigos ya lo habían hecho y me enseñaron cómo aprender en una porno que vimos por internet, claro mi celu era mío, mi intimidad, y en casa nunca había nadie así que nadie se entera. No recuerdo haber sido niño, ¿qué es la niñez?

Pareciera que es un estado extinguido, los niños de entre 7 y 16 años no reconocen la niñez, o al menos no atraviesan por la inocencia, no tuvieron travesuras, no sintieron la alegría de jugar, hoy hasta jugar a la pelota es una obligación, para hacerse hombres, o porque tus amigos quieren que seas el mejor y hagas los goles para que te inviten de nuevo. Y las niñas mujeres están en las calles, en los boliches, cuando vuelvan a casa, si llevan sus novios tienen que servirles la mesa.

¿Dónde quedó la niñez? Que aún atravesada por las desigualdades de género, era libre, inocente, llena de juegos y travesuras. Las desigualdades siguen, o apenas si se desdibujan en ocasiones a causa de algunas marchas, pero la niñez no, está extinguida.

Palabras de la niñez extinguida… me querían hablar de diversidades de género, que ahora soy libre de ser hombre, mujer, ambas, o no sé qué más, cuando yo quiera, cuando con 7, 15 años de edad no se ni siquiera entenderme, ni como hombre, ni como mujer.

¡Por qué apresurar más las cosas! ¿Por qué cargar la niñez con más responsabilidades?, ahora como si fuera poco, los hacemos responsables de percibirse, y tener que elegir, lo cual no está mal, pero le cargamos la responsabilidad, cuando no están preparados aún, dejando abierta para esa cabecita confundida, la libertad de tener que elegir qué quiere Ser… como si lo supiera, en ocasiones ni yo misma sé que quiero ser hoy día con todo esto.

A los 7,15 años de edad, yo solo quería jugar, como varón, como nena, con varones y con nenas, pero jugar y ser feliz…YO SOLO QUERÍA TENER UNA NIÑEZ

María Laura Lara psicopedagoga para la revista educativa El Arcón de Clio

 

Daniela Leiva Seisdedos
Acerca de Daniela Leiva Seisdedos 573 Articles
Profesora de Historia en actividad en el aula. Colegios San Cayetano y Nuestra Señora de Lourdes. Personalidad Destacada de la Educación por el Concejo Deliberante de La Plata. Directora de la Revista Educativa El Arcón de Clío. Revista realizada por docentes de Argentina, España, Colombia, México, Uruguay, Venezuela y otros países de Latinoamérica. Ganadora de VI Premios UBA (Universidad Nacional de Buenos Aires) a la difusión de Contenidos educativos en Blogs escolares. Libros publicados: Autora de los Manuales para docentes en Construcción de Ciudadanía 1, 2 y 3. Editorial Alfaomega. Escritos de Mujeres Bolivarenses “Derechos, luchas y conquistas”. Municipalidad de Bolívar – Dirección de Derechos Humanos. Seminarios educativos y Conversatorios en: FEDIAP: ¿Cómo aprenden los que enseñan? UCEMA: “El lenguaje que se escucha en el aula?, Foro Scouts de Argentina “El Trabajo Decente”. Fundación Emocionar, Misiones con La Educación a Distancia sin Distancia. Reconocimineto en España Empoderamiento Femenino y Educativo de Invery Crea España. Editores de Santillana Argentina y España. Experiencia destacada REDEM (Red Educativa Mundial). Reconocimiento en el portal EducAR al trabajo realizado en el blog Clio y sus Secretos. Distinguida por el Diario Clarín entre los 13 docentes del año 2013. Nombrado entre los 10 blogs favoritos. Editores de Santillana España. Talleres Pre Universitario sobre Pensamiento Social en el Colegio San Cayetano, La Plata. Coordinadora del Departamento de Ciencias Sociales colegio San Cayetano de La Plata. En Argentina Publicaciones en: Bolívar Hoy, Cuarto Poder de Formosa, Cinco Días, NCN, Cuarto Poder (Formosa) CadenaBA y El Palomar Diario. Diario Clarín y La Nación notas de opinión. En España publicaciones en las revistas ONLINE Magisterio, INED 21, “Intrahistoria” y “Papel de Periódico”.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*