La Alta Capacidad en Venezuela ¿una tarea por cumplir?. Venezuela

La Alta Capacidad es una condición que se encuentra claramente registrada, desde la antigua Grecia. Para ese momento, eran consideradas personas que provenían de los dioses, enviadas con una misión de vida específica, que debían cumplir durante un tiempo determinado. Cabe entonces, preguntarnos: en la actualidad, ¿Será diferente esta visión en Venezuela? ¿Qué hacemos hoy por estos niños?

A escala internacional, por ejemplo, se la caracteriza el poseer un coeficiente superior a 130, una alta dedicación en la tarea y elevados niveles de creatividad (Renzulli, 1977). Sin embargo, otros autores enfatizan que es una condición que depende de diversos aspectos para su aparición y desarrollo, en especial de la interacción positiva entre la familia y su entorno inmediato; escuela y comunidad.

En el país, se inicia la atención educativa en los años 40 de acuerdo al documento de conceptualización y política para el desarrollo del talento del año 1997 (Ministerio de Educación), y demuestra la aplicación de ciertos programas dirigidos a la población con altas capacidades que no prevalecieron en el tiempo y que no tuvieron el estudio y seguimiento adecuados para su evaluación y replicación.

Desde esa visión, ésta diversidad ha tenido cierto apoyo en determinados períodos de la vida política, pero no alcanza su punto máximo cuando comienza a descender. Algunas iniciativas, logran desarrollar proyectos pilotos que no obtienen el auge que debería por falta de recursos económicos y de personas formadas.

Por otro lado, el marco jurídico establece la atención al estudiante con necesidades especiales en consonancia con el desarrollo de una propuesta curricular adaptada a las necesidades e intereses de cada uno, es decir que le permita “el libre desenvolvimiento de su personalidad” y el “ejercicio pleno de sus capacidades” tal como lo contemplan las leyes venezolanas. Además, “los profesores no están preparados porque en las carreras docentes de muchas universidades no se contempla su estudio y análisis de la problemática. Frecuentemente, son un problema para el docente y no sabe qué hacer con ellos” (Unesco, 2004; p.155).

Ha transcurrido más de dos décadas y la realidad parece no haber cambiado, tristemente se ha profundizado las dificultades para una atención eficiente y se ignora la aplicación de políticas en pro de su desarrollo, mientras en otros países el tema del desarrollo del talento llega a ser un asunto de Estado, en Venezuela ligeramente se conoce de algunos casos de estudiantes que por el apoyo familiar han destacado en áreas de su interés.

Urgente, una política de estado flexible, para la detección, identificación, diagnóstico y atención a las necesidades educativas especiales y/o específicas que pudieran derivar de la escasa atención diferenciada al estudiante; producto, de innumerables barreras educativas, y también por otras razones; una de ellas mencionadas en líneas anteriores, como el déficit en la capacitación y formación del profesorado en el área para el desarrollo del talento y en áreas específicas. Por consiguiente, es ahora más que nunca, el tiempo de abolir estas cadenas, y es un reto para todos aquellos que hacemos educación y que seguimos apostamos por un mejor país.

Licda. Mirangel García, MSc.

REFERENCIAS
[1] Ministerio de educación (1997). Conceptualización y política para el desarrollo del talento. Área de talento. Caracas- Venezuela.
[2] Villegas, J y Ball, M. (2004). La educación de niños con talento en Iberoamérica: La educación de niños con talento en Venezuela. [Documento en línea]. Disponible: http://unesdoc.unesco.org/images/0013/001391/139179s.pdf

Mirangel García
Acerca de Mirangel García 13 Articles
Mirangel García, Soy Venezolna y tengo 34 años de edad actualmente estudiante de Psicología, profesora de matemáticas de la Universidad Politécnica Territorial del Estado Mérida Kléber Ramírez. Educadora por vocación, desde muy joven estuve involucrada en la atención a niños con condiciones especiales. Inicio mi trabajo como profesora a los 14 años de edad, apoyando a los estudiantes que tenían dificultades en el área de matemática y posteriormente observo que el contenido que contemplaba el currículo era muy simple y resumido para lo que exigían algunos de ellos. Por lo que consideré realizar algunos ajustes en función de apoyar su formación académica.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*