El vaso medio lleno. Venezuela

Como docentes es fundamental contar con una actitud constructiva, creativa y positiva. Debido a que no somos un ente desolado, sino por el contrario, formamos parte del motor que hace crecer a las sociedades. En este sentido, me permito hacer un alto para felicitar en su VII Aniversario a la Revista El Arcón de Clío, donde se nos ha permitido aportar desde las distintas visiones lo que sería un mejor desempeño del quehacer educativo.
De manera particular y sobre la base de la experiencia en aula y en el área administrativa educacional, aspectos de relevancia en la revista, porque se busca en ella a un docente íntegro que parta de lo humano más que de la teoría, sin menoscabo de la importancia de esta. Quiero expresarles que siempre debemos ir en la búsqueda de una observancia del vaso medio lleno, porque lo contrario sería renegar nuestra existencia como soñadores de un mundo mejor. Para ser más explícita, me refiero a que está bien la crítica, siempre y cuando mis aportes sean inmediatos, entendiendo que quizás en momentos no esté a nuestro alcance algunas de estas soluciones, en esos casos, de igual forma debemos elevar las iniciativas e ideas para aquellos que tengan la potestad de vencer los problemas.
Este artículo contiene un montón de sentir docente en plena acción. Recuerdo con cariño una conversación con docentes de preescolar (En mi país se le dice de esa forma a la educación inicial) mientras yo desempeñaba mi labor como docente de primaria, ellas comentaban de una forma totalmente asombrosa la actuación de sus niños y niñas, y de cómo la registraban luego en su boletín. Por ejemplo, hablaban de un niño que brincaba de una mesa de trabajo a otra, pero que ellas desde esa labor hermosa de docente, evidenciaban y lo plasmaban en sus notas de la siguiente manera: “el niño tiene grandes destrezas y habilidades físicas y motoras”, ante estudiantes que conversaban mucho las docentes expresaban que: “cuentan con grandes dotes de expresión oral y facilidad para la socialización”. Y
precisamente a esto me refiero, a veces depende de los ojos con los que vemos a los educandos. Si queremos ver todo oscuro y sin salida, o, por el contrario, queremos presentar lo bueno y también lo que no lo es tanto, siempre y cuando se ofrezca un aporte.
También contribuyendo con la orientación a los padres y madres, puedo decir que en ocasiones no se les da crédito a lo que está bien dentro de una situación que no pudiera ser a simple vista del todo bueno, y para hacerme entender, le ofrezco una anécdota personal acerca de mi segundo hijo a quien le encantaba desarmar algunos equipos electrónicos, mientras yo pensaba que estaba destruyendo todo, pero con los años se ha vuelto un experto armando y mejorando esos equipos, desarmándolos y buscando información de ellos en internet, aprendiendo a conocer sus partes para saber cómo funcionan y ahora tengo que llamarlo para decirle, “hijo esto no me está funcionando” mientras él me responde, “si mamá es por el ventilador con la tarjeta tal… presentan ese inconveniente”.
Por ello, nuestra tarea como docentes, madres y padres es tener nuestra visión valientemente plantada para observar más fortalezas que debilidades, proponer las soluciones y ajustes para fortalecer lo que se encuentre bien. Porque resulta muy desesperanzador cuando se tiene una pequeña cuota de poder y a veces sin ni siquiera tenerla se suele ver todo lo negativo sin solución.
Dedico el presente artículo a mi alumno Joaquín Ortiz (+) quien me permitió ver todas sus virtudes. ¡Vuela alto!

Acerca de Betzabeth González 7 Articles
Betzabeth González, licenciada en Educación, mención tecnología educativa, egresada de la Universidad Central de Venezuela. Nací en la hermosa ciudad de Caracas - Venezuela. Frente al Wuaraira Repano mejor conocido como El Ávila. Desde muy pequeña he sentido una gran inclinación y afecto por la educación. En la actualidad me desempeño como Coordinadora y docente en el área de computación de un Centro de especialidades para adultos, pero he tenido la dicha de trabajar en la educación formal y no formal, además de hacerlo en varias modalidades y niveles educativos, también he trabajado como Coordinadora de Investigación y formación de un Centro local de Investigación y Subdirectora de un plantel de educación inicial y básica donde desarrollé un proyecto que fue ganador del segundo lugar en la categoría de Innovación educativa y ambiente realizado por la Editorial Girasol. He contado con la bendición de escribir cuentos para niños con la editorial Triuno, dirigidos al espectro autista.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*