Después de un cuatrimestre de educación “de emergencia”, ¿qué hemos aprendido?

Prof. María Eugenia Minolli Metelli
Sin dudas fue un desafío para todos nosotros (docentes, alumnos, autoridades, padres, etc.), pero es importante enfocarnos en lo positivo y, a su vez, poder sistematizar las experiencias que hemos llevado a cabo, para poder ir aprendiendo de ellas y que sea una verdadera instancia de aprendizaje para todos. Si nos queda una certeza después de todo este tiempo es que no existen “recetas mágicas” que puedan ayudarnos a transitar el proceso, pero sí podemos distinguir claves que nos pueden auxiliar de ahora en más. De hecho, podemos tomarlas como máximas para un docente.
Lo primero y más importante a destacar de todo lo vivido es la importancia del vínculo pedagógico entre alumnos y docente. Sin dudas, es la base y, sin él, no puede haber proceso de enseñanza-aprendizaje. Como docentes, no podemos avanzar sobre contenidos nuevos ciegamente, sin saber cómo están nuestros alumnos, qué les preocupa, qué necesitan.

Es un principio humano básico: si tenemos preocupaciones en nuestra mente, no vamos a poder dedicarnos a ningún tipo de conocimiento nuevo hasta que, al menos, podamos evacuar aquello que nos preocupa. Por este motivo, dedicar unos minutos de nuestra clase (sea sincrónica o asincrónica) a simples preguntas que apunten a saber cómo están nuestros alumnos o a interrogarlos sobre si hay algo que les preocupa, redundará en un vínculo pedagógico fortalecido que permitirá que, luego, pueda haber algún tipo de aprendizaje por parte de ellos.
Lo siguiente: definir la ruta que vamos a seguir. En cierto sentido, la misma está premarcada por los contenidos que tenemos que abordar y los objetivos que tenemos al finalizar el curso, pero de todas maneras tenemos que detenernos a pensar: ¿es esto verdaderamente importante? ¿es esto lo que quiero que mis alumnos comprendan? ¿por qué? En esta última pregunta radica la clave; siempre tiene que haber una razón por la cual consideramos que los contenidos que abordamos en clase son relevantes y vale la pena que los alumnos aprendan.
Se trata de llenar de significado lo que los alumnos aprenderán a medida que transiten la ruta que planificamos.
Habiendo definido la ruta (por supuesto sabiendo también cuál es nuestro destino,adónde queremos que lleguen nuestros alumnos con nuestra guía), es importante también que definamos los recursos y las herramientas que vamos a utilizar tanto nosotros como ellos. Y acá tenemos una ley que es infalible: “menos es más”. Cuantos menos recursos probemos, más apuntaremos a un aprendizaje verdaderamente significativo. Se trata de hacer una selección que apele a la experiencia pedagógica del docente, adecuándose al grupo específico de alumnos. Por esto, es esencial una planificación minuciosa que lleve al docente a tomar decisiones pedagógicas acordes a sus objetivos de enseñanza y a las necesidades específicas de sus alumnos.
Una vez más, se nos está presentando la chance (que ya no es única, porque la hemos tenido durante todo este año) de poder aprovechar este contexto (que ya de por sí es bastante desfavorable) para poder tomarlo como una oportunidad. Muchos de nosotros tendremos que volver en breve a las clases (si es que no nos ha sucedido hasta ahora). ¿Por qué no planificar teniendo en cuenta estas máximas que mencionamos anteriormente? Y lo más importante, ¿qué otras máximas podemos rescatar de nuestra propia práctica? Si las tenemos en cuenta, estaremos empezando a capitalizar nuestra experiencia y a tomarla como una oportunidad de aprendizaje.

Acerca de Clio Comunidad 383 Articles
La revista educativa Arcón de Clio ofrece esta sección a la comunidad para dar a difusión todo lo referente a la educación desde proyecto de autoridades nacionales, provinciales, municipales, organizaciones internacionales, Ongs, ect. Lo hacemos para seguir generando un compromiso con la educación. Esta sesión va dedicada especialmente a esas personas que día a día suman educación, que s ecomprometen con el futuro del país. La educación es una tarea que no se hace en soledad por lo tanto los invitamos a dar divulgación. La via de contacto es el correo de la revista.
Contacto: Sitio web

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*