Cierre de año escolar 2021-2022 ¿Exitoso? MSC. Venezuela

En referencia a las protestas acaecidas en el territorio venezolano en 22 de los 24 estados, donde un mar de caras tanto del área educativa como del área de salud, jubilados y pensionados han salido a las calles perdiendo el miedo, debido justamente al Viernes Negro como es cada dada a la Educación hace unas semanas en el mes de julio 2022, demostrando el desplome del sistema educativo sistemático por parte del Estado y que se han manifestado en agosto, “mes de vacaciones” a través de las protestas de la ciudadanía, aunque se sigue manteniendo la gran
mentira hacia el país a través de las redes sociales de, que este año escolar 2021-2022 fue todo un éxito. Sin embargo fue todo lo contrario, un rotundo fracaso puesto que: hay más de 3.000 trabajadores suspendidos en nómina sin razón alguna valida, que no cobraron algún tipo de salario o bono y el Ministerio de Educación, los excluyo del pago “chucuto” sin ninguna explicación, cuando la Jefa de Ingresos y Egresos manifiesta que esos salarios caídos “No se cancelan”, en fragrante violación a los derechos laborales ¿Y los docentes se preguntan a dónde va a parar todo
ese dinero que no se le canceló al personal suspendido?¿El personal de salud también se pregunta a dónde fue a parar su dinero a causa de la ONAPRE?, pero el problema no es solamente de pago quincenal, también hay un porcentaje mayoritario de instituciones educativas públicas que no tienen servicios básicos activos: 8 de cada 10 están hace mucho sin agua, luz, pupitres, mesas, hasta con deterioros graves en las infraestructuras (filtraciones, sin puertas, sin pocetas, ect.), el P.A.E. (Programa de Alimentación Escolar) es inexistente para los colegios y aunque se activa para las zonas aledañas a estos, cuando llega uno que otro recurso, por más esfuerzo que hagan las
Cocineras de la Patria no termina de arrancar el programa en la comunidades más necesitadas y no llega a quien de verdad debe llegar.
Esto sin dejar de mencionar que se mantiene la paralización parcial de muchas instituciones por la pandemia, varios docentes y estudiantes con Covid producto de las pobres políticas de salud y el hecho de que el personal educativo no cuenta con seguro de HCM, el IPASME está inactivo y solo sirve de fachada para seguir descontándole a los docentes
mensualmente una cuota que ¿Quién sabe a dónde va a parar? Qué hasta para poder contar con un servicio funerario por familiares o el mismo personal, se debe realizar recolectas entre los colegas para “completar”. Y si hablamos de los padres, muchos también tienen empleos que no cubren las necesidades mínimas requeridas y por ello los estudiantes deciden abandonar las escuelas para trabajar y así poder ayudar a su familia, otros más osados prefieren salir del país y aventurarse a ver si pueden mejorar su situación. Es increíble la capacidad de resiliencia que tienen los docentes y el personal educativo venezolano en general, quienes aún con todo y la violación fragrante de sus derechos continúan manteniendo a cuestas el sistema educativo solo por la VOCACIÓN que esto conlleva, van quedando muy pocos docentes que quieran seguir aguantando tantas injusticias porque aún creen en la mejora del país a través de la educación, con un patrono indolente capaz de cancelarle incompleto y fuera de contexto unas primas adquiridas durante años de luchas y que hoy por hoy no representan ni un mínimo mercado para la familia
que dure una semana. Las vacaciones no se esperaban para “viajar” como cuentan los docentes antiguos (de hace años) muchos la esperaban para comprar medicinas, comida o uno que otra vestimenta, porque hace años que ese monto dejó de ser para “vacacionar”. Ante todo este panorama: los docentes desmiente que el año escolar fuese TODO UN ÉXITO y se mantendrán en las calles por la falta total del estado de derecho contante por parte del patrono y el inconsulto instrumento de miseria y hambre dado y aprobado por la Oficina Nacional de Presupuesto
(ONAPRE) para acabar con el sistema educativo venezolano y en general para destruir el sistema público nacional del país, pues hay que destacar que no solamente los docentes están en las calles de Venezuela sino que todos los empleados públicos están inconformes con el ajuste salarial que no representan ni el 50% de la canasta básica y mucho menos llega a considerarse cubierto según lo que establece el Artículo 91 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que menciona que el sueldo debe ser igual a la canasta básica. No fue un año escolar exitoso con las violaciones de derechos y se maneja la tesis de no regresar a las aulas en septiembre tras el incumplimiento del contrato colectivo y las deudas que mantiene el Estado para con el gremio educativo y esperando se unan los demás grupos agraviados con ese mismo instrumento.

Foto del avatar
Acerca de Delia Estanga 13 Articles
Mi nombre es Delia Estanga, soy Licenciada en Educación Mención Historia graduada de mi Amada Universidad Central de Venezuela en Caracas, allí también estoy terminando mi carrera de Historia (de base). Actualmente soy Magister en Historia Militar, Licenciada en Emergencias Prehospitalarias y estoy activa haciendo un Doctorado en Historia. Me apasiona mi carrera de Educación y sobre todo el Tema de Historia. Nací en Caracas.Como Docente, hay que ser el ejemplo para las futuras generaciones, por lo que, cada día me empeño en tener mayor y mejor conocimiento, en actualizarme con las temáticas y las estrategias. Escribo sobre Gestión Educativa y Pedagogía

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*