Sueños rotos de rebeldías, la noche de los lápices

lapicesLos que enseñamos historia parece que enseñamos solo hechos violentos con lo cual retrasamos nuestra humanidad; pero es que reflexiono y veo que los hombres hacemos mérito para que esto siga sucediendo. Pero también se que saber historia es respirar aires de rebeldías y esa rebeldía la encarna la juventud.

La historia trata de construir respuestas en un mundo que no está, que es ideal en nuestro pensamiento pero quiere mejorar. La historia resignifica nuestra vida como seres sociales que somos.
La historia, entendida como materia escolar, es la vida pasada en movimiento, no debe concebirse como un cuerpo de conocimientos acabados, sino como una aproximación al conocimiento en construcción. Preguntar, preguntar, preguntar. Más preguntas que respuestas en tiempos de pocas certezas y relativismo cultural es una de las misiones que debemos tener los profesores de historia. La pregunta nos saca de la casilla mental para poder mirar nuestro mundo con otros ojos.

En realidad, la finalidad de la historia es explicar porque somos así socialmente desde el presente. Ella, como maestra de vida, nos cuenta por qué las cosas que valoramos son las cosas que debemos valorar. No conocer la historia o la propia historia de un país, es no conocerse a uno mismo ni al mundo que nos rodea. En definitiva, todos formamos parte de la historia para formar nuevas historias. Adentrándonos en el tema que me convoca, esta vez, “La noche de los lápices”, empecemos por los antecedentes; en la década de 1960 más presisamente en 1968 Juan Domingo Perón, durante un gobierno militar del General Juan Carlos Ongania, había escrito “La Hora de Los Pueblos” donde impulsaba a crear una Argentina contraria al imperialismo; quizas una remenbranza de su Tercera Posición unida a otros países latinoamericanos, oprimidos y excluídos de toda fuente de razón. En este documento se ponía como mascarón de proa a los jóvenes y obreros entre otros para lograr este cambio.

Terminada la dictadura de Onganía en la denominada Revolución Argentina 1966-1970; en el movimiento estudiantil secundario se comenzaba a vivir experiencias inéditas en lo referente a participación política.
Las FF.AA. se habían convertido en la encarnación del Estado en la denominada políticas de los tiempos, ideología ensayada por el golpe de 1966 en Argentina. La Soberanía y de la Patria misma con el único pretexto de ejercer una política restrictiva en menoscabo de los habitantes y derecho de los países en que se actuaba, estamos en los amaneceres de la Doctrina de Seguridad Nacional. Ella intervenía como árbitro de todos los conflictos, desde los económicos hasta los sociales y sus jefes militares eran los artífices de imponer y mantener “el orden”.

En todas estas dictaduras de la época estaba la mano de esta doctrina, con un léxico que acompañó durante la mitad del siglo XX la noción del “enemigo interno” encarnado generalmente en los rebeldes de izquierda o simplemente en las expresiones contestatarias a estos regímenes militares. La politización de los sectores medios fue un rasgo que caracterizó a la Argentina de la década del sesenta y en los setenta. Su distintivo fue la presencia de los jóvenes.

En una encuesta del diario “La Opinión” en 1973, expresaba que los estudiantes secundarios se inclinaban ante figuras emblemáticas de la izquierda, con la salvedad de Juan Perón, quién, sin embargo, asumía para una porción amplia de los estudiantes en muchos sectores de la sociedad de nuestro país, contornos casi revolucionarios, pese a todo, quien encabeza la encuesta era el CHE Guevara, con el 67%, a continuación venían J. D. Perón con 66% y a mayor distancia, Salvador Allende 19%; Fidel Castro con 19%; Eva Duarte 17 %; Mao Tsé-tung 16%.

Los sucesos de la Noche de los Lápices en 1976 en la ciudad de La Plata, involucró a jóvenes estudiantes secundarios que militaban en la Unión Estudiantil Secundaria. El caso cobró notoriedad en 1985, luego del testimonio de uno de los sobrevivientes Pablo Díaz en el Juicio a las Juntas y la publicación, en 1986, de “La noche de los lápices”, de María Seoane y Héctor Ruiz Núñez, por Editorial Planeta. Pablo, junto a los mencionados autores del libro, colaboró en la creación del guión que llevó la historia al cine ese mismo año, producida por Aries y dirigida por Héctor Olivera. Muchos dicen que la película no vivenció lo que realmente sucedió ese día pero si mostró como vivía una parte de la sociedad y entre ellos los más los jóvenes.

Uno de los objetivos más tenazmente buscado por la dictadura militar que gobernó entre 1976 y 1983, fue neutralizar a buena parte de la juventud y ganar a una porción para su propio proyecto reaccionario. EL operativo contra los jóvenes se llevó a cabo llevado a cabo en La Plata entre el 9 y el 21 de septiembre de 1976.

La Comisión Provincial de la Memoria registra varios ensayos de la Noche de los Lápices: El 1 de septiembre, y tras ser interrogados por el vicerrector del Colegio Nacional de La Plata, Juan Antonio Stormo, fueron secuestrados a pocas cuadras cuatro alumnos: Eduardo Pintado, Víctor Vicente Marcaciano, Pablo Pastrana (militantes comunistas) y Cristian Krause, sin ningún tipo de militancia. Pintado logró escapar.

De acuerdo al informe Nunca Más que elaboró la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), en 1984, unos 250 adolescentes forman parte de los 30.000 desaparecidos que hubo en la época. Algunos incluso con apenas 13 años de edad.

El 4 de setiembre fueron secuestrados Víctor Triviño, (La Legión), continúa desaparecido, Fernanda María Gutierrez (Liceo Víctor Mercante), Carlos Mercante (Colegio del Pilar ) y Alejandro Desío, Abel Fuks, Graciela Torrado (los tres del Colegio Bellas Artes) y Luis Cáceres (de la Escuela Técnica), los cuatro últimos militantes del GESA (Grupo de Estudiantes Secundarios Antiimperialistas).

Durante el secuestro de la denominada Noche de los lápices, los jóvenes de La Plata fueron sometidos a torturas y vejámenes en distintos centros clandestinos, entre ellos el Pozo de Arana, el Pozo de Banfield, la Brigada de Investigaciones de Quilmes y la Brigada de Avellaneda.

El operativo fue realizado por el Batallón 601 del servicio de Inteligencia del ejército y la Policía de la Provincia de Buenos Aires, dirigida en ese entonces por el general Ramón Camps, que califico al suceso como “accionar subversivo en las Escuelas”. Lista de jovenes secuestrados: Francisco López Muntaner, María Claudia Falcone, Claudio de Acha, Horacio Ángel Ungaro, Daniel Alberto Racero, María Clara Ciocchini, Pablo Díaz, Patricia Miranda, Gustavo Calotti y Emilce Moler.  Seis de ellos continúan desaparecidos (Francisco, María Claudia, Claudio, Horacio Daniel y María Clara) y sólo cuatro pudieron sobrevivir, Pablo Díaz, Gustavo Calotti, Emilce Moler y Patricia Miranda. Este episodio, por lo tanto, constituye uno de los crímenes de lesa humanidad cometidos por el terrorismo de Estado.

La dramatización de los hechos llevada a cabo en la película ha generalizado la creencia de que los secuestros fueron consecuencia de aquellas protestas estudiantiles, pero Emilce Moler, hoy madre de tres hijos, matemática y docente expresó en el diario “Hoy” de La Plata, el 14 de septiembre de 2006 que: “En la sociedad quedó instalado que había sido la marcha por el boleto estudiantil, pero el problema era que militábamos y con eso relaciono nuestra detención”.

Pablo Díaz, a su vez, afirma que el boleto estudiantil que habían conseguido los estudiantes en septiembre de 1975, fue suspendido en agosto de 1976 con la intención de detectar, mediante un trabajo de inteligencia, quiénes eran los líderes de la protesta quienes llamaban “potenciales subversivos”–para organizar su captura. Al respecto, menciona un documento de la Jefatura de Policía de la Provincia de Buenos Aires llamado La Noche de los Lápices, firmado por un comisario mayor de apellido Fernández.

Las sociedades que no son capaces de enfrentar y hacer justicia a los responsables de las tragedias que han padecido, suelen reeditarlas y en Argentina tenemos ejemplos que sobran desde 1955 hasta 1983.c6b2cb738eefa14f21ba41fcbf060076 Así lo manifestó la comisión de madres y familiares de los detenidos-desaparecidos alemanes en la argentina al Sr. Presidente de la República Alemana, Dr. Richard Von Weizcäcker, en su visita al país en el mes de mayo de 1987, cuando le manifestaron: ” …señor presidente, algunas madres y familiares de este grupo sufrieron la desaparición de sus seres queridos durante el régimen nazi en Alemania, muchos años después volvieron perder a sus seres queridos en la Argentina. Por eso aterra la repetición…”.

El pasado vivido debe servir de experiencia para que no vuelvan a repetirse los mismos episodios, por eso adhiero a las palabras del fiscal Julio César Strassera cuando terminó el juicio a las juntas militares en Argentina diciendo: “Señores Jueces, Nunca Más”.

El ex comisario Miguel Etchecolatz fue condenado aperpetua por asesinatos, secuestros y torturas “delitos cometidos en el marco del genocidio”. Hoy en día sigue vivo.

“Dejad que la libertad reine. El sol nunca ha iluminado un logro humano más glorioso”.

Nelson Madela.

Daniela Leiva Seisdedos
Acerca de Daniela Leiva Seisdedos 248 Articles
Profesora de Historia. Consultora Educativa. Premio UBA 2016 ganadora al premio sobre divulgación de contenidos educativos 2016. Autora de los Manuales para docentes en Construcción de Ciudadanía 1, 2 y 3. Editorial Alfaomega. ISBN 978-987-3832-24-6 Blog recomendado por Santillana de Argentina. 2016. Ciencias Sociales. Colegio Nuestra Señora de Lourdes, La Plata. Experiencia destacada REDEM (Red Educativa Mundial) 2014 y 2015. Ganador de la I Mención en la Categoría Blogs en el Aula / Escuelas Secundarias Premios UBA 2014. Finalista de los Premios Espiral 2014. Premio UBA Ganador Mejor Contenido Educativo en Blog en os Premios UBA 2013. Reconocimiento en el portal EducAR al trabajo realizado en el blog Clio y sus Secretos. Distinguida por el Diario Clarín entre los 13 docentes del año 2013. Nombrado entre los 10 blog favoritos 2013 Editores de Santillana España. Ganador de la II Mención en la Categoría Blogs en el Aula / Escuelas Secundarias Premios UBA 2012. Docente del Mes 2012 Editores de Santillana Argentina. En Argentina columnista en CadenaBA y El Palomar Diario.  En España columnista en las revistas online INED 21, “Intrahistoria” y “Papel de Periódico”. Tutora y Moderadora en entornos virtuales (Moodle). En el suplemento Educación del Diario Clarín se publicaron varias notas periodísticas tanto en la versión digital como en la de papel. Recomendada en España por su trabajo docente en "sus contribuciones a la comunidad educativa" Editores de Santillana España. Especializada en aprendizaje cooperativo-colaborativo en el uso de la TIC. Taller Pre Universitario 2016 sobre Pensamiento Social en el Colegio San Cayetano, La Plata. Profesora de Historia en los Colegios Nuestra Señora de Lourdes y San Cayetano de La Plata. Lema: "La Educación como meta".

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*