San Martín: más que una figura, un ejemplo

San MartinEl 25 de Febrero de 1778 nacía en Argentina, más precisamente en el pueblo de Yapeyú, en la provincia de Corrientes, quien luego de grandes hazañas, es recordado hoy en día como el Padre de Nuestra Patria. Estoy hablando, nada más y nada menos, que del admirable General José Francisco de San Martín.

Todos los años, cada 17 de Agosto, en nuestro país se conmemora su fallecimiento, sucedido lejos de nuestras tierras, que también fueron sus tierras, en la ciudad de Boulogne-Sur-Mer en Francia, en el año 1850.

Y sucedió que, habiendo nacido porteño, sus padres eran españoles y, cuando todavía era muy chico, en el año 1783, su familia retornó a España, lugar donde creció y recibió su educación, hasta llegar a forjar su carrera militar y ser nombrado cadete en el Regimiento de Infantería de Murcia, poco después de que se desatara en París la Revolución Francesa. Una vez en el regimiento, San Martín se destacó en numerosos combates, siendo ascendido como Teniente Coronel, y hasta condecorado con una medalla de oro.

Pero, cuando en 1810 se entera de que, en la patria de su nacimiento, se había producido la Revolución de Mayo, no olvidando sus orígenes criollos y siguiendo sus ideales revolucionarios y libertadores, San Martín decide desligarse del ejército español y volver a Buenos Aires, para incorporarse a la lucha por la independencia americana. Es así que, para Marzo de 1812, luego de pasar por Londres, donde se pone en contacto con grupos a favor de la emancipación americana, llega al puerto porteño en la fragata inglesa George Canning, acompañado por otros militares americanos, que como él, habían militado para el ejército español.

Y, desde su llegada a nuestro país, su país, durante toda su estadía en el continente sudamericano, fue enorme el trabajo heroico que hizo por todos nosotros; su gran patriotismo y sus buenas intenciones de libertad, lo llevaron a cumplir objetivos que inmortalizaron su nombre en nuestra historia y nuestra identidad.

Entre todos estos objetivos, siempre será recordado por:

• La creación del Regimiento de Granaderos a Caballo, con el cual vence a las colonias españolas en la Batalla de San Lorenzo, única batalla liderada por San Martín en territorio argentino.
• Su participación en el derrocamiento del Primer Triunvirato y la fundación la Logia Lautaro, grupo secreto a favor de la independencia americana.
• Reemplazar al General Belgrano, haciéndose cargo del Ejército del Norte.
• Gobernar Cuyo, fomentando la educación, la agricultura y la industria, y utilizando un sistema impositivo equitativo, donde el que más ganaba más debía pagar.
• Su plan continental, a partir del cual crea el Ejército de los Andes, con el cual logra cruzar la Cordillera, liberar a Chile y luego también a Perú.

Todas estas extraordinarias y valerosas historias que sobre San Martín conocemos, que siempre en Agosto volvemos a recordar, en cada clase de historia, en cada acto escolar, ese gran relato del héroe nacional, nos une y conforma como sociedad. Por eso, más allá de recordar su vida, debemos de pensar en la motivación de sus actos: el deseo de vivir en una patria justa, libre y soberana. Y debemos hacer de esa motivación, nuestra motivación, porque, ¿qué más lindo que vivir en un país con esas características?450px-Sanmartin11

Es por esto, que quiero destacar, el hecho de que también conocemos sobre San Martín, algunos detalles sobre su vida más personal. De allí obtenemos importantes enseñanzas, que sería bueno que todos aplicáramos a nuestra vida diaria. Entre ellas, encontramos las máximas escritas por San Martin a su hija Merceditas, las cuales en esta nota, ni en ningún otro texto escrito, estaría de más recordarlas:
1. Humanizar el carácter y hacerlo sensible aun con los insectos que nos perjudican.
2. Inspirarle amor a la verdad y odio a la mentira.
3. Inspirarle una gran confianza y amistad, pero unida al respeto.
4. Estimular en Mercedes la caridad con los pobres.
5. Respeto sobre la propiedad ajena.
6. Acostumbrarla a guardar un secreto.
7. Inspirarle sentimientos de indulgencia hacia todas las religiones.
8. Dulzura con los criados, pobres y viejos.
9. Que hable poco y lo preciso.
10. Acostumbrarla a estar formal en la mesa.
11. Amor al aseo y desprecio al lujo.
12. Inspirarle amor por la Patria y por la Libertad.

También son conocidas cartas escritas por San Martín. En algunas de ellas, explica y demuestra su oposición a luchar en contra de sus compatriotas, por diferencias que pueden ser discutidas y solucionadas luego de conseguir la libertad americana. Es conocida, por ejemplo, la gran desobediencia de San Martín: cuando se disponía a iniciar la campaña hacia Perú, recibe la orden del Directorio de marchar hacia el Litoral con su ejército para combatir a los federales de Santa Fe y Entre Ríos. San Martín se niega diciendo: “yo os dejo con el profundo sentimiento que causa la perspectiva de vuestra desgracia; vosotros me habéis acriminado aun de no haber contribuido a aumentarlas, porque éste habría sido el resultado si yo hubiese tomado parte activa en la guerra contra los federalistas (…) En tal caso era preciso renunciar a la empresa de libertar al Perú, y suponiendo que la suerte de las armas me hubiera sido favorable en la guerra civil, yo habría tenido que llorar la victoria con los mismos vencidos. No, el general San Martín jamás derramará la sangre de sus compatriotas y sólo desenvainará la espada contra los enemigos de la independencia de Sudamérica. (…)”
Así, al analizar la figura de San Martín, sus valores e ideales, podemos tener un acercamiento a la clase de persona y de personalidad sólida que tuvo este héroe, héroe de historias que realmente sucedieron. En su actuar y escritos conocidos, podemos asegurarnos de que él, nunca hubiera ido en contra de sus pensamientos ni de su sentir, nunca se hubiera dejado manipular ni vender, siempre seguro en su convicción de que lo mejor y más urgente para nuestra América era su independencia. San Martín no es sólo una figura, es un ejemplo a seguir, y todos nosotros deberíamos transmitir esto a los más jóvenes.

 

Gabriela Bosco
Acerca de Gabriela Bosco 13 Articles
Profesora en Matemática, recibida del Instituto Juan N. Terrero. Capacitada en diseño y gestión de PLE. Actualmente me encuentro trabajando en el Colegio Nuestra Señora de Lourdes y en el Colegio Cristo Rey, ambos de la ciudad de La Plata. Además, estoy realizando una Especialización en Enseñanza de la Matemática para nivel Secundario.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*