¿Qué son las Altas Capacidades Intelectuales?

El concepto de CI (cociente intelectual) se remonta a 1904, año en que el gobierno francés solicitó al pedagogo y psicólogo Alfred Binet la definición de una escala que permitiera identificar a los niños que podían ser escolarizados en escuela común (normales) y aquellos que no (anormales).
La nota determinaba la “edad mental” en comparación con la edad real.
Hoy en día la evaluación de Cociente Intelectual se realiza a partir de tests que comparan los resultados obtenidos por un niño, con los alcanzados por el promedio de los niños de la misma edad.
Si se sitúa en la media obtiene un CI de 100, ubicación volcada en la curva de Gauss, que muestra que el 50% se sitúa entre 90 y 110; y el 25% por encima y por debajo de esas cifras respectivamente. Solo el 2,14% aproximadamente supera el CI 130.
curva

En este sentido, Altas Capacidades hace referencia a unas capacidades excepcionales, en una o más áreas del conocimiento, o en una o más funciones cognitivas.
Se debe remarcar especialmente el hecho de que son Capacidades, es decir, algo potencial, lo que quiere decir que no tiene por qué haber un rendimiento o un resultado visible.
Además, esta capacidad tampoco tiene porqué reflejarse al ámbito académico: hablamos de un potencial para el conocimiento, pero conocimientos hay muchos, y el académico es sólo uno de ellos.

Hablando de Alta capacidad se hace habitualmente referencia a la condición cuantitativa de la misma. Cómo en muchas otras áreas parece que sólo existe lo que se puede medir.


Terminología:

Siempre se han observado dentro de los grupos, algunos niños que terminan las actividades más rápido que otros, que poseen gran memoria, que son muy dedicados en aquellas tareas que los apasionan y de esta manera logran resolver con facilidad las problemáticas que se les presentan.
A lo largo del tiempo se los ha nombrado de diferentes maneras: precoces, talentosos, superdotados, genios, pero cada una de esas etiquetas tiene un significado.

 “Precoz”: es aquel  que presenta un desarrollo más adelantado en cuanto a su aparición y consolidación.
Los niños precoces suelen aprender con facilidad (esto es, son “listos”), no obstante, no tienen por qué  presentar las tres características básicas para evaluar a un niño como superdotado (por ej., no tienen por qué ser especialmente creativos), no continuando con este desarrollo de su inteligencia a partir de los 12 años aproximadamente, edad en que va regresando a la media.
Los superdotados suelen ser precoces en algún área de su desarrollo (por ej., casi todos lo son en el plano del lenguaje), aunque no siempre es así.

“Talentoso”: se lo considera a aquel que posee habilidad destacada en una o varias áreas específicas. Por lo cual el Talento puede ser simple o múltiple.
El Talento puede ser académico, motriz, musical, lingüístico, etc, y combinar más de un área.
También destacar en un sector mientras que en otro tiene un rendimiento promedio o menor al esperable.
“Superdotado” :es  la persona que presenta, básicamente, una inteligencia muy superior a la media en relación a su grupo de edad en los tests de inteligencia general, una gran motivación por lo que le gusta y una creatividad elevada; además, existe un perfil de personalidad o características de la alta inteligencia: superioridad en el área cognitiva (intelectual), en creatividad y en motivación, pero todas combinadas, y en magnitudes suficientes como para colocar al niño más allá  de la vasta mayoría de los compañeros de su edad.
Desde una concepción más actual, en la identificación de la superdotación se contempla no solo la dimensión cuantitativa sino también la cualitativa.
Se emplean sistemas de medidas múltiples para desglosar la capacidad intelectual en diferentes aptitudes, obteniendo así un PERFIL COGNITIVO del individuo, que en el caso de la superdotación se caracteriza por mostrar una elevada capacidad en todos los ámbitos de procesamiento y que permite la combinación de recursos diferentes. La superdotación supone, por lo tanto, la disposición de una estructura cognitiva y unas capacidades de procesamiento de la información que se ajustan a cualquier contenido (competencia general).

“Genio”: es la persona que realiza una obra genial (entendiendo como “obra genial” aquella que redunde en beneficio de la humanidad). Por lo tanto, no todos los superdotados son genios, aunque los genios sí suelen ser superdotados. Tampoco es posible colocarle este rótulo a un niño. En definitiva, un genio es inevitablemente un individuo adulto formado.

Los términos “superdotado” y “cociente intelectual alto” no son sinónimos.

Esta creencia de que las personas con alto cociente intelectual son superdotados, de que un alto cociente intelectual define la superdotación, ha invadido el campo de talento y la cultura occidental desde hace más de 100 años.
Es una creencia que existe no sólo en las escuelas sino también en el dominio público y los medios de comunicación populares.

La investigación reciente en psicología del desarrollo y de las ciencias neurocognitivas nos informa claramente que debemos ver una puntuación de CI solo como un indicador (bueno, pero uno) de la capacidad intelectual de los estudiantes.
Una puntuación en un test de CI es un predictor bueno, pero claramente incompleto y, desde luego, no infalible de la capacidad futura de un niño o joven.
Una valoración de CI obtenida en la infancia es un predictor insuficiente de los posibles logros en la edad adulta. Además, la puntuación en un test de CI puede cambiar en la vida de un individuo y, de hecho, a menudo lo hace ya que si el medio no es favorable, los resultados tampoco lo serán.
No se deja de ser Talentoso o tener Alta Capacidad, pero si no se recibe la estimulación para que ese potencial tenga el espacio para desarrollarse, este “regalo” tampoco será visible.
Los niños cambian a medida que se desarrollan, como todos sabemos .
Y no es de extrañar, en realidad, que sus capacidades cognitivas relativas puedan cambiar con el tiempo, al igual que su altura, el peso, los intereses, la motivación y la personalidad.
Aunque el CI es bastante estable en el tiempo, cuando nos fijamos en los datos, vemos que muchos estudiantes individuales cambian, algunos para mejor y algunos, por desgracia, para peor, por muchas de razones.
Un niño puede ser considerado de alta capacidad intelectual o académica (o en las artes o los deportes) en un momento de su vida, pero no necesariamente en otro.
Son muchos los factores que contribuyen al logro en cada estado de desarrollo de un estudiante y existe un gran número de variables que pueden mejorar o atenuar el desarrollo del potencial de un alumno de alta capacidad.
La re-evaluación de esta capacidad servirá para reforzar la idea de que debemos examinar los diversos factores que influyen en el desarrollo (o atenuación) del talento. Nos forzará a observar (y determinar cómo evaluar de una manera adecuada y fiable) constructos como la motivación, la pasión por una determinada materia, el gozo por el aprendizaje, la persistencia, la tolerancia a la frustración, la auto-eficacia académica

Todos factores que sabemos que juegan un papel, junto con el CI, en el éxito o el fracaso escolar y en la vida de todos los alumnos.

 

Padres Embajadores Aci Padres
Acerca de Padres Embajadores Aci Padres 4 Articles
¿Estás informado sobre Altas Capacidades Intelectuales? Casi un 20% de los niños las tienen, y no reciben atención a sus Necesidades Educativas Específicas. "Padres Embajadores ACI Argentina" es un grupo de Padres, autoconvocados, de Niños con Altas Capacidades (ACI). Como un eslabón más en la cadena social, trabajamos en torno al tratamiento de temáticas relativas a las A C I, bregando por revertir el inmenso desconocimiento que las rodea y las problemáticas derivadas de su inadecuado tratamiento y de la no atención de las Necesidades Educativas Específicas del niño. Somos un grupo de ACCIÓN.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*