¿Nativo o no nativo? los desafíos de la enseñanza de pronunciación frente a la globalización

270px-Encoding_communicationHoy en día existe una distinción borrosa entre los diferentes hablantes del idioma inglés. Tradicionalmente, los hablantes nativos del idioma representaban la autoridad en el habla del mismo. Sin embargo, hay  una tendencia hacia la enseñanza de un inglés internacional en donde el enfoque es la razón por la que el idioma es usado. Dicho enfoque está diseñado para hablantes no nativos del idioma y para la comunicación entre los mismos. Si bien, su principal objetivo es la comunicación, es importante, en mi opinión , lograr una buena pronunciación para una comunicación eficiente.

Si tenemos en cuenta la pronunciación, como dice Kenworthy, “es importante recordar que la forma en que cada persona habla es un signo de su origen”. Se puede decir que existen varias razones por las cuales una persona habla con acento extranjero. según Kenworthy, hay una hipótesis que sostiene que para los adultos es más difícil aprender e internalizar la pronunciación que para los chicos. Otro factor importante a tener en cuenta es la habilidad fonética que posee cada persona. Es decir, hay personas que logran tener un mejor oído para el aprendizaje de un idioma extranjero que otras, pero existen otros factores como la actitud y la identidad  que influyen la pronunciación de una persona. Estos dos últimos factores están, íntegramente relacionados con el sentido de pertenencia hacia un grupo o una cultura. Para ejemplificar, algunas personas pueden sentir que puede llegar a ser útil hablar con acento ya que de esa manera pueden ser identificados como extranjeros por el receptor del mensaje, el cual se ajustará entonces a la situación. Otros hablantes, encuentran el aprendizaje de la pronunciación muy importante, ya que desean adquirir una pronunciación casi nativa.

Es por esto que, debido a los desafíos  que conlleva comunicarse entre varios hablantes no nativos de inglés y la importancia que estos están adquiriendo, últimamente autores como Jenkins, crearon una propuesta que tiene en cuenta los problemas que el hablante enfrenta para mantener la inteligibilidad entre los diferentes hablantes. Dicha propuesta se concentra en seis nociones básicas para lograr la comunicación entre los diferentes hablantes del idioma. La primera es la noción de vocales, teniendo en cuenta la variación en pronunciación de las vocales, de acuerdo a diferentes regiones o variantes del inglés, la calidad en la pronunciación de las mismas no afecta la comunicación. La segunda noción es la de “weak forms”, en donde la pronunciación de las mismas no garantiza la buena comunicación. La tercer noción a tener en cuenta son los procesos fonológicos realizados por los hablantes nativos del idioma. Estos procesos son naturales para los hablantes nativos. Por otro lado, es significativo tener en cuenta que, según Jenkinks (2000), enfocarse en las enseñanza de “stress-timed rythm” y “word stress” es innecesario ya que la primera ocurre ocasionalmente en lenguaje formal mientras que la segunda es considerada compleja. Por último, Jenkins también considera la enseñanza de pitch movement  innecesaria ya que para una buena adquisición del mismo es necesaria una larga exposición al idioma o adquirirla conviviendo con nativos.

Es por todo esto, que no hay que perder de vista que esta serie de propuestas fueron diseñadas para la comunicación entre hablantes no nativos del idioma, los cuales suelen estar desmotivados por la presión a adquirir una pronunciación cuasi-nativa. Si bien considero que los docentes debemos ser un modelo para los alumnos y proveer una buena exposición al lenguaje, es importante, desde mi punto de vista, exponer a los alumnos a diferentes variantes no nativas del idioma ya que los hablantes no nativos de inglés están creciendo cada vez más a nivel mundial. Además, los docentes debemos estar capacitados para comprender las diferentes necesidades de cada uno de nuestros alumnos.  Es decir, debemos estar preparados para comprender que hay alumnos que priorizan la adquisición de una buena pronunciación, y otros cuyo objetivo es solamente poder comunicarse. Considero que de esta manera, estaremos respetando los deseos de nuestros alumnos y sus necesidades sin generar negatividad hacia el aprendizaje de una buena pronunciación.

Kenworthy, Joanne. TEACHING ENGLISH PRONUNCIATION. A HANDBOOK FOR LANGUAGE TEACHERS. Longman, 1987.

JENKINS, J. The Phonology of English as an International Language. Oxford: Oxford University Press, 2000.

Aldana Cotabarren
Acerca de Aldana Cotabarren 10 Articles
Aldana Cotabarren Profesora de inglés a nivel primario y secundario. Docente en los Colegios San Cayetano, Nuestra señora de la Misericordia y San Miguel de La Plata. Website: http://aldanacotabarren.weebly.com/
Contacto: Sitio web

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*