La Representación gremial en debate

Desde la irrupción del Peronismo en Argentina hay un profundo debate en los diferentes sindicatos sobre los modelos de participación que sean más representativos de la voluntad de los trabajadores en cada sector.
En el contexto actual ese debate está en boca de todos, no sólo de los trabajadores en cuanto a si se sienten representados o no, también por el rol político innegable que estas agrupaciones gremiales representa en una Democracia.
También en los 60-70 se vivió fuertes enfrentamientos y debates entre los “modelos” de conducción gremial. Estaban los considerados “burócratas” sindicales y los llamados “combativos”. Epítetos que no se referían sólo a sus posiciones gremiales o políticas frente a la patronal sino también a los modos en que se tomaban las decisiones gremiales.
En aquellos años e inspirados en un clima de época que sin dudas marcó el Mayo Francés a nivel mundial, y el Cordobazo a nivel local, los niveles de participación sindical de los trabajadores eran mucho más elevados que en los años actuales. A esto ayudaban políticas de Estado enmarcados en una idea del “Estado de bienestar” que no se discutía, y también a logros que venían del movimiento obrero organizado que gozaba de un buen prestigio social.
Por ejemplo entre los docentes es conocido el debate que condujo Isauro Arancibia en la CTERA sobre la inclusión o no de la “T” que representaba la palabra “Trabajadores” en su sigla, porque a muchos docentes les parecía de tinte “clasista” incorporar ese término en la sigla que los representara.
Lo cierto es que hay sindicatos que llevan adelante una estructura de participación más democrática y otros que quizás podamos decir que son más “verticalistas”.
Los primeros suelen tener en sus estatutos diversas cláusulas que tratan de garantizar la participación de sus afiliados hasta donde se puede. Este modelo democrático y menos verticalista o autoritario. Como docente al momento de decidir en qué sindicato me afilio creo que debería ser un elemento importante a tener en cuenta.
Ahora me pregunto: ¿Cuáles son las razones por las que un docente se afilia a un sindicato? ¿Tiene en cuenta o no estas características democráticas? ¿Averigua un docente sobre la estructura de participación en el sindicato antes de afiliarse? Son preguntas que ameritan posiblemente investigaciones a futuro. Pero me permito ensayar alguna respuesta posible.
Por mi participación gremial y diálogo con mis compañeros docentes, sospecho que hay más razones de búsqueda de servicios que pueda ofrecer la organización gremial a sus afiliados que el hecho de que estos sean representativos al momento de enfrentar una situación que suele ser conflictiva como las Paritarias.
Algunos gremios como SUTEBA, por ejemplo, nacieron en un contexto de conflictividad y por eso tienen un perfil más ideológico en su constitución y modos de participación. Otros fueron surgiendo en otros contextos históricos donde quizás lo ideológico no estaba tan presente. Otros se configuran, como SADOP, a partir de la identificación común del tipo de gestión escolar bajo la cual el docente desarrolla su trabajo. En este caso hablamos de Escuelas de Gestión Privada.
De todos modos vale preguntarnos, como docentes, qué aporto yo a esta construcción y desde ese lugar tener más autoridad para debatir sobre la representación de quienes se dedican más específicamente a esta tarea gremial. Considero que los compañeros docentes que están en esos espacios vienen construyendo su lugar desde una participación activa y comprometida. Nuestra exigencia de posiciones frente a una discusión Paritaria debería estar en sintonía o coherencia con el nivel de compromiso personal en la educación y también en la participación gremial. ¿Todos debemos ser gremialistas? No, eso no es lo que estoy diciendo. Si todos debemos dialogar y acompañar, orientar y expresar, nuestras ideas para que nuestros compañeros gremialistas estén más empapados de nuestras demandas y propuestas, pero sobretodo apoyar cuando hay decisiones de estos representantes en cuanto tales.
Sabemos que no es obligación legal participar, pero sí considero que como docentes que educamos en una sociedad democrática, cuando ésta se sustenta en la participación de sus ciudadanos, la participación gremial docente debería ser mayoritaria que en otros rubros laborales. Todos sabemos que se educa más por el ejemplo que por la palabra.
Les cuento mi experiencia personal para ir cerrando mi reflexión. Participó activamente en SUTEBA desde 2001, cuando la situación gravísima como docentes me impulsó a sumarme en las marchas, asambleas y también como delegado gremial en la escuela.
Allí comprendí que había un profundo debate si la conducción provincial representaba o no los intereses de los docentes. Conocí el estatuto del SUTEBA que establece diversos niveles de participación y de representación al momento de la toma de decisiones. Allí aprendí que cuando hay una “Paritaria” la decisión no es unipersonal de quien aparece en los medios. Que los delegados paritarios son aproximadamente 25 compañeros, todos representantes de varios gremios, no sólo de SUTEBA. Que desde 2004 el SUTEBA forma parte de un Frente Gremial Docente Bonaerense con otros 4 sindicatos de docentes (FEB, SADOP, UDA y AMET), todos con sus delegados paritarios según la cantidad de afiliados que tienen cada uno en cada año.
Que, por supuesto, la cantidad de afiliados va variando en cada año por muchos que se suman, por muchos que se bajan, pero que es a ellos a quienes representan más genuinamente en el debate paritario porque de ellos reciben, a través de los órganos internos de representación, la opinión que construyen mayoritariamente.
¿Hay debates internos y cuestionamientos a este modo de construcción y participación? Si, por supuesto, pero en mi opinión son más movidos por motivos políticos que por motivos gremiales concretamente.
¿Por qué 5 sindicatos (en realidad son 6 pero uno de ellos no tiene representación paritaria por decisión del Gobierno Provincial)? Bueno, es aquí donde creo hay que investigar más profundamente: si es por las diferencias ideológicas, si es por los servicios que ofrecen, si es porque los docentes creen que los representa más cabalmente, y las razones que ustedes pueden pensar y que quizás sea bueno que compartan abajo en sus comentarios.
Pero si, personalmente, valoro mucho la constitución de un Frente Gremial Docente Bonaerense (FGDB) que consensua al momento de sentarse frente al Gobierno de turno en la discusión y diálogo Paritario.
Demás está decirles que cuando hablamos de Paritarias no hablamos sólo de discusión salarial. Allí debatimos las políticas públicas, de formación docente, en definitiva qué escuela queremos. Este espacio es un logro de los Gremios Docentes. No siempre hubo la posibilidad que como docentes tengamos un espacio de debate sobre estos temas y creo que es un Derecho que nos otorgó el recuperar la Democracia.
Volviendo al título que motivó estas palabras, considero que la representación gremial de los docentes, incluyendo la diversidad de los sindicatos, está garantizada. Lo que sí está en debate es cómo los docentes participamos o no en esa variedad de gremios para que sean aún más representativos, más democráticos y constructores de una mejor educación para nuestro país.

Ernesto Gabriel Cela
Acerca de Ernesto Gabriel Cela 2 Articles
Mi nombre es Ernesto Gabriel Cela, tengo 49 años y 20 años en la docencia. Soy oriundo de Miramar, hasta los 18 años trabajé en el campo y estudié en una escuela rural. Entre los 19 y los 30 años de edad estudié profesorado y Estudios Teológicos llegando a ser Sacerdote Salesiano y ejerciendo en Escuelas Salesianas el cargo de Director y Representante Legal. Desde el año 2000 participo activamente en la construcción de SUTEBA, desde Quilmes y la Agrupación Granate de SUTEBA en Quilmes. Seguí estudiando y en el 2011 me recibí de Licenciado en Tecnología Educativa en la UTN – Facultad Regional Avellaneda. Actualmente estoy terminando el Pos Título del Plan Nacional de Formación Permanente (PNFP) de Especialización en Problemáticas en las Ciencias Sociales y su Enseñanza y soy candidato a nivel local en las próximas elecciones de SUTEBA. Me sumo a este proyecto porque considero que es muy importante informarnos y formarnos en nuestros Derechos sindicales garantizados por el artículo 14 bis de nuestra Constitución Nacional.

1 comentario en La Representación gremial en debate

  1. Considero que muchas veces porque falta compromiso social no se conoce lo que es el sindicalismo y tiene una alta consideración negativa en el conjunto de la población.
    No hay dudas que muchísimos de los derechos que hoy gozan los trabajadores son fruto de la organización sindical, pero cuesta reconocer lo que tenemos hasta que lo perdemos.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*