La democracia anteniense

democracia-griega-1-728La base de la organización política de Atenas era la ciudadanía, es decir, aquellos hombres, hijos de padre y madre ateniense unidos bajo un matrimonio legítimo. El cuerpo de ciudadanos se le conoce como “politeuma”. Un ejemplo ilustrativo sería el de Pericles, pues tuvo dos hijos, de los cuales uno lo tuvo con una mujer de Mileto, por lo que no era ciudadano de Atenas. Las mujeres no tenían derecho a la ciudadanía, no podían participar en la vida política.
El sistema era el siguiente: A los 14 años los jóvenes eran presentados para el reconocimiento como ciudadanos en las Fratrías (dentro de las instituciones de la Grecia Clásica, es la más difícil de interpretar. Se sabe que cada tribu se dividía en fratrías, y estas eran una serie de agrupaciones sociales; Existieron desde la Edad Oscura). A los 18 años el joven era inscrito y presentado al demo (subdistrito territorial, primera célula de participación ciudadana). El jefe del demo, conocido como demarco, lo lleva al distrito central de Atenas. También lleva el patrimonio del mismo y “da fe” al archivo central.
Una vez realizada la inscripción, automáticamente se te asignaba a una de las 10 tribus existentes. Esta es la reforma territorial llevada a cabo por Clístenes, destinada a quitar poder a la aristocracia. La reforma consistía en:
– Existían 142 demos de entre 100/300 ciudadanos.
– Los demos estaban repartidos en 30 grupos administrativos, llamados trytties. Cada tryttie comprendía 10 demos.
– Dentro de dichas trytties encontramos una zona de interior, otra de ciudad y otra de costa. Es decir, que existían 10 tribus (cada tribu constaba de 3 trytties, una de ciudad, otra de interior y otra de costa).
De esta forma se eliminaba el poder territorial. Cuando se reunía una tribu, había un triarca de cada tryttie (aunque los miembros de cada tribu no estaban en contacto directo). Esta compleja reforma generó un sentimiento de pertenencia a la polis más fortalecido. Las “razas” que se supone existían eran conocidas como gelontes, egícoras, agrades y hopletes.

Las instituciones de Atenas se caracterizaban, principalmente, en su capacidad de iniciativa o su capacidad de decisión (existían instituciones con gran capacidad de iniciativa pero poca decisión y al contrario).En cuanto a las instituciones atenienses existieron 4 principales:
– La Boulé: Formada por 500 miembros, 50 de cada tribu, elegidos por sorteo (este sorteo se llamaba Kleroterion). En cuanto a sus funciones tenía varias, entre las más destacadas preparaba la agenda para la asamblea; También recogían propuestas de ciudadanos. Este consejo de los 500 tenía mucha iniciativa pero poca capacidad de decisión. Contaban con un presidente del consejo, el epístata, elegido también por sorteo. Tenía capacidad e iniciativa para convocar el consejo. El máximo de veces que se reunió el consejo en un año sería ntre 260/270.
– La Ekklesía: Formada por todos los ciudadanos, tenía un quórum de 6000 asistentes. Esta institución tomaba las decisiones importantes, como por ejemplo el ostracismo. Deciden la totalidad de los asuntos, no tienen un límite específico. Tenía mucha decisión y poca iniciativa, por la amplitud de los miembros que la formaban. Se reunía unas 40 veces al año, siempre en el Pnyx (colina rocosa situada en el centro de Atenas). También podía reunirse al ser convocado por la Boulé. Tenían derecho a acudir todos los ciudadanos, además no existía un presidente. No existía representación. Se trata pues, de una asamblea primaria y democrática. Duraba todo el día. El primero en hablar era el de edad más avanzada. Este órgano de gobierno tiene todas las competencias legislativas, incluso es capaz de declarar la guerra, firmar la paz… En definitiva, de todo menos los asuntos judiciales (a excepción del ostracismo, que si tenían capacidad para aplicarlo). La Boulé verificaba las leyes dictadas de la Ekklesía, pero nunca bloqueaba nada. Por lo que, en práctica, la Ekklesía era dueña de sus decisiones.
– Dikasteria: Los tribunales. Formados por un número impar, elegidos por sorteo. Es una clara expresión de soberanía popular. Todos los tribunales eran inapelables. Estaba formada por 6000 jueces (5000 activos + 1000 suplentes). Se reunían unas 200 veces al año. Estas instituciones recogieron las competencias del Consejo del Areópago. En los tribunales, todo ciudadano se defiende por sí mismo; Es por esto que se desarrollan los logógrafos, quienes elaboraban discursos de defensa. El tribunal concreto eran entre 201 y 1001 jueces. Primero hablaba el acusador y después los o el acusado. Dentro del juicio había testigos y sinégoros (apoyaban al acusado). Votan sin jurisprudencia, pero de acuerdo a la ley que conocen. En caso de que tengan dudas, vuelve a hablar el acusado y la acusación. La idea es que todos participen en la política, sino eras conocido como un idiotes (inútil). ppt-democracia-grecia-1-728
– Strattegui: Conocido como la magistratura suprema. Era electiva, formada por 10 generales, uno por cada tribu, elegido anualmente. Una de sus curiosidades es que al final de su mandato rendían cuentas sobre sus acciones.

Por otro lado, deberíamos hablar de la sociedad ateniense. La división social se realizaba en función de la renta de cada individuo (esta división fue realizada por Solón:
– Pentakosiomedimnoi: Aquellos cuya renta anual superaba los 500 medimnos de productos secos (como el trigo) y líquidos (como el vino).
– Hippeis. Este grupo social contaba con un caballo. Formaban parte de la caballería.
– Zeugitas. Se especula que se les denominaba así porque podían mantener una yunta de bueyes (zeugotrophoûntes).
– Thetes. Conocidos como “los que trabajaban por un sueldo”. Eran los ciudadanos más pobres, obligados a alquilar sus servicios por salarios. Con la reforma de Pericles, tanto los zeugitas como los thetes pudieron participar en la política, ya que este establecerá el salario a todos aquellos que se dediquen a ella. De hecho también abrió el arcontado a los zeugitas, además de hacerlo anual, no vitalicio. El pago de un jornal de Pericles por la participación en política permitió a los thetes acceder a la misma. Esto hizo que la democracia fuera real.

Bibliografía:
– Balil Illana, A. “Heródoto y las grandes batallas de las guerras Médicas”.
– Lérida Lafarga, R. “Grecia y Persia en el Mundo Antiguo: las guerras medicas”.
– Elliot, J. “El imperio persa: las guerras médicas”.
– Reboreda Morillo, S. “La grecia clásica”.
– Herodoto. “Historia”.

Javier de Benito
Acerca de Javier de Benito 15 Articles
Estudiante de Historia de la Universidad Autónoma de Madrid. Director de intrahistoria.com. Títulaciones en nacionalismo catalán y judaísmo por la Universidad Complutense de Madrid; Mención de honor en Nación y nacionalismos de la Europa contemporánea.
Contacto: Sitio web

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*