De los emigrados argentinos a California

imagesUno de los lugares poco conocidos que recibió a muchos argentinos y chilenos emigrados , fué California, en plena fiebre del oro, allá por la década del 40 del siglo pasado.
La mayoría de los argentinos que fueron a California durante la – fiebre del oro” eran exiliados luego de la revolución de “Los Libres del Sur” en 1839 y de las campañas de Lavalle y Lamadrid en 1841. Salían para el país del norte desde los puertos de Valparaíso, Talcahuano o el Callao, algunas veces en grupos, otras solos. Más de una vez solo con lo puesto y algunas bolsas de harina y charque, para comer o para vender cuando llegaran a su nuevo destino.

Vicente Pérez Rosales fué uno de esos emigrados junto con sus tres hermanos y escribió luego, un libro titulado “Recuerdos del pasado” donde contaba sus aventuras y la de otros argentinos por las tierras californianas.

Enrique Lafuente, hijo del teniente coronel Juan Bautista Lafuente (unitario) abogado Era secretario de Rosas y pasaba información a los unitarios. Descubierto, debió esconderse y escapar, incorporándose a las tropas de Lavalle. Peleó en la batalla de San Cristóbal y luego, con Carlos Tejedor emigró al Brasil y de allí a Chile, donde conoció a Alberdi. Llegó a California en 1848, reunió una fortuna en oro y la perdió en los tapetes verdes. Regresó a Chile y se suicidó en 1850.
Ramón Gil Navarro, emigrado en Chile partió a California con su hermano, en 1849.
Fué director de una mina ” La estrella de Oro”, junto a su hermano Samuel, en Sonora. Por las noches se reunía con otros emigrados argentinos a tocar la guitarra y entonar las estrofas del “Himno a Lavalle”. En su mina consiguieron trabajo otros argentinos emigrados como los hermanos Marcial y Cupertino Ocampo , Pascual Latorre , Ciriaco Díaz Vélez y Zenón Tiburcio Videla Dorna .Habiendo hecho fortuna, regresó a Chile en 1852. Con la caída de Rosas, volvió al país y fué diputado Nacional.
Vinculado políticamente a Urquiza, fundó en Córdoba el diario “El progreso”.
Luis Elordi, nieto del presidente de la sala de representantes de Buenos Aires ( asesinado por la Mazorca en 1839 ) Manuel Vicente Maza. Participó en la revolución de los “Libres del Sur” y posteriormente se incorporó a las tropas de Lavalle. Pasó a Chile, luego a Perú y en 1849, junto a Francisco Madero embarcó a California. Trabajó en las minas de oro hasta 1856, con bastante suerte económica y en 1856 volvió al país. Fué administrador del ferrocarril Oeste y luego ayudante del general Gelly y Obes durante la secesión de Buenos Aires. Murió en Lomas de Zamora en 1895.

Demetrio Rivero, músico,. Trabajaba en Córdoba, en la compañía de Casacuberta cuando debió emigrar a Montevideo y luego a Río de Janeiro.. De allí pasó a California donde no tuvo mayor suerte con el oro pero forjó su personalidad musical con los emigrados. Al volver a Río de Janeiro estrenó, en 1855 una ópera e dos actos, la primera ópera escrita por un autor argentino. Se llamó ” El primo de California” y contaba sus experiencias y la de los argentinos en aquél exilio inmerso en la famosa fiebre del oro.

Francisco B. Madero , participó en la revolución de los ” Libres del Sur” y emigró a Montevideo en 1839. Fué ayudante de campo de Lavalle y estuvo a cargo del “Escuadrón MAYO”. Hizo toda la campaña con Lavalle y acompañó sus restos mortales a Bolivia en 1841. Fué a California con Elordi .Estuvo presente en el gran incendio de San Francisco, en 1850 y salvó a muchas personas, entre otras a un grupo de mujeres atrapadas entre las llamas en una “casa de citas”. Habiendo reunido una pequeña fortuna, volvió a Montevideo en 1851. A la caída de Rosas, fué Diputado y Senador, Ministro de Hacienda de la Nación y Vicepresidente de la República.

Los hermanos José María y Francisco Miró ,sobrinos de Dorrego ( fusilado por Lavalle en 1828) militaban en el bando de los federales “cismáticos” y participaron de la revolución de “Los Libres del Sur” junto a los unitarios. Se unieron a Lavalle. Emigraron a Chile y embarcaron a California en 1848. Allí desempeñaron distintos trabajos : changadores en el puerto de San Francisco y más tarde albañiles. Con una pequeña fortuna regresaron a Buenos Aires en 1852 y levantaron el Palacio Miró, frente a la Plaza Lavalle – hasta no hace muchos años – uno de los mas suntuosos de la ciudad.

Santiago Rufino Albarracín unitario. Participó con Lavalle en la revolución del 28 y en 1840 emigró a Montevideo y luego a Chile. En 1849 embarcó para California y trabajó de albañil en Los Angeles, ya que no tuvo suerte con el oro. Regreso a Chile en 1851. Vuelto al país luego de la caída de Rosas, fué designado Comisario de Guerra y Marina por el gobernador Rafael Obligado.
Agustín Vidal, peleó en la Vuelta de Obligado a las órdenes de Mansilla y luego, por ser opositor a Rosas debió emigrar a Chile. En 1849 fué a California y trabajó en los campos mineros de San Joaquín durante siete años. Con una mediana fortuna volvió al país en 1856, participó en el proceso de la Secesión de Buenos Aires del lado de los, porteños y ocupó el cargo de Comisario General en el ejército, durante las campañas del desierto de Alsina y Roca.

Pedro Pablo Galup, unitario, emigrado a Chile en 1845 y luego a California en 1849. Se estableció en San Joaquín, cerca de Sonora y amasó una gran fortuna con el oro. Ayudó económicamente a los restantes emigrados
José Gregorio Guevara, emigrado mendocino a Chile, llegó a California en 1849. Trabajó en una estancia del mejicano Guillermo Castro, que a su vez había dado alojamiento a muchos argentinos.

Allí se casó con la hija del estanciero, Concepción Castro y tuvieron un hijo, Roberto Guevara quien fué el ingeniero que levantó el primer plano catastral de la ciudad de Mendoza en 1902. Roberto Guevara se casó con la hija de Francisco Lynch Pueyrredón y fueron los abuelos de Ernesto Guevara Lynch, “el Che”
Varios argentinos se casaron en California : Nilo Zuloaga, hijo del coronel del Regimiento 11 del Ejército de los Andes Manuel Antonio Zuloaga, se casó con la hija de una acaudalada familia californiana de apellido Cervantes. Juan Antonio Guevara, hermano de José Gregorio, casó con la hija de una rica familia de apellido Soto.

Francisco Lynch Pueyrredón, pariente del coronel de marina Francisco Lynch, asesinado por la Mazorca en Buenos Aires en 1840, hijo de Rita Pueyrredón, emigró a Chile y luego a California en 1849. Allí se casó con una joven acaudalada de apellido Ortiz. Muchos descendientes de estas familias viven todavía en California.
Pro el caso más interesante de los emigrados argentinos, es el de Benjamín Villanueva. En marzo de 1839 era sargento de caballería de la escolta de Rosas.
Luchó contra los ” Libres del Sur ” en Chascomús, luego en Rodeo del Medio y en el sitio de Montevideo. Se pasó al bando unitario y fué ayudante del general Paz en la batalla de Caaguazú. En 1841 pasó a Brasil . El general Santa Ana, dictador de Méjico, lo contrató para unirse a sus tropas contra la invasión de los norteamericanos a Méjico en 1846. Cuando se descubrió oro en California fué hacia allí y formó una regular fortuna. En 1852 viajó a España y se radicó allí, siendo agregado militar del general Prim en la misión española a la guerra de Crimea en 1854.

Los rusos, que se quedaron admirados de su habilidad para manejar las boleadoras, el lazo y los caballos, lo invitaron a tomar parte del ejército imperial, al que quedó asimilado con el grado de coronel. En 1857 se casó con la viuda del general Puskhin. Participó en la guerra contra Afganistán y ascendió a teniente general de la caballería rusa. Murió en Moscú en 1872. Habìa cambiado su apellido por el de Villanuevoff.

Julio Ruiz
Acerca de Julio Ruiz 32 Articles
Profesor de Historia. Colegio Cervantes de Bolívar, Argentina. Ex Intendente de la Ciudad de Bolívar en la Provincia de Buenos Aires, Argentina. Abogado. Obras Históricas entre otras: Blandengues, "La Odisea", "Historias que hicieron cuentos", "Paginas de una historia olvidada", ect Todo se resume en "la historia, un cuento y un libro"

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*