De las guerras Napoléonicas a los los ejércitos patrios. Parte IV

Aindex principios de 1820, el batallón 1 de Cazadores se sublevó a las órdenes de Mariano Mendizábal en apoyo a la separación de San Juan, y sus hombres asesinaron a varios oficiales, (Teniente Coronel Severo García Sequeira, capitanes Lucio Salvadores, Fuentes, Juan Bautista Bosso y Camilo Benavente).
Luego de arduas negociaciones, el Gral. Alvarado consiguió que se le entregaran algunos oficiales que habían quedado de rehenes, los tenientes 2º Francisco Salas, Juan Antonio Manso y Antonio Rodríguez, los subtenientes Vicente Benavente y Benito Escudero.
Poco tiempo después el teniente Corro depuso a Mendizábal (que se había hecho nombrar gobernador) y lo remitió prisionero a disposición de Güemes; entregado por éste a San Martín, Mendizábal fue fusilado en la plaza principal de Lima el 30 de enero de 1822.

Brandsen, Carlos Luis Federico de (1785/ 1827) Luego de recibir educación en el Liceo Imperial, Brandsen ingresó al Ejército francés. En 1811, tras prestar servicios en la secretaría del Ministerio de Guerra, se incorporó como subteniente de caballería al Ejército del Reino de Italia, cuyo monarca era Napoleón; en él servían numerosos franceses. Participó en 1813 en la campaña de Alemania, donde fue herido en tres acciones diferentes, condecorado y ascendido a capitán.
Tras la abdicación de Napoleón en 1814 y la disolución del Reino de Italia, Brandsen regresó a Francia, manteniendo su grado de capitán de caballería. En 1815 intervino en la campaña de los Cien Días (Campaña de Waterloo), bajo el mando de Napoleón; allí recibió una nueva herida.
En 1817, terminadas ya las Guerras Napoleónicas, Brandsen pidió su baja del ejército francés con el grado de capitán. Al poco tiempo conoció a Bernardino Rivadavia en París, quién lo convenció de unirse a la causa de la independencia americana; entonces se embarcó hacia Buenos Aires.
El 19 de diciembre de 1817 el gobierno de las Provincias Unidas del Río de la Plata le otorga el grado de capitán de caballería y lo destina al II escuadrón del Regimiento de Granaderos a Caballo, que entonces combatía por la independencia de Chile bajo las órdenes del General San Martín y se hallaba acampado en Las Tablas, cerca de Valparaíso.
Entre 1818 y 1819 Brandsen participa en la campaña del Bío Bío y es destinado posteriormente al regimiento de Cazadores a Caballo, con el que participará en la Expedición Libertadora al Perú.
Se distinguió en el combate de Nazca junto al mayor Juan Lavalle. El 8 de noviembre de 1820, en Chancay, combate valerosamente al mando de 36 Cazadores, derrotando una fuerza realista de alrededor de 200 hombres, lo que le valdrá un ascenso a sargento mayor.
Cuando San Martín, devenido Protector del Perú, forma el ejército de ese país, Brandsen es nombrado jefe del regimiento de Húsares de la Legión Peruana de la Guardia, con el grado de Teniente Coronel. San Martín tenía gran afecto por Brandsen, de quien era compadre. y con quien sostenía correspondencia frecuente.
Fue promovido a coronel el 17 de septiembre de 1822. Al mando de su regimiento obtiene una victoria en Zepita. En 1822 y 1823 participó activamente en las operaciones contra las fuerzas realistas.
A fines de 1823 tomó partido por el presidente José de la Riva Agüero en la disputa de este con Sucre[ De la Riva Agüero lo promovió a general de brigada, pero con la disolución del ejército que le respondía, Brandsen fue puesto en prisión y luego Bolívar dio la orden de su destierro. Tiempo después esta orden fue levantada por Simón Bolívar pero Brandsen y su esposa ya habían decidido embarcarse a Chile y lo hicieron el 5 de marzo de 1825.
En el Río de la Plata, donde el gobierno lo designó jefe del Regimiento 1 de Caballería con el grado de teniente coronel, el 23 de enero de 1826. Al frente de su unidad estuvo presente en la guerra contra el Imperio del Brasil.
El 20 de febrero de 1827, en la batalla de Ituzaingo, su regimiento se enfrentó a la infantería brasileña que ocupaba una posición fortificada, protegida por un profundo zanjón, cargó a la cabeza de sus tropas, muriendo heroicamente . El ataque fracasó, pero la batalla se ganó porque otros coroneles como Tomás de Iriarte, Miguel Estanislao Soler y José María Paz, decidieron la batalla a favor de los argentinos. Promovido póstumamente a Coronel, sus restos descansan en el Cementerio de La Recoleta, en Buenos Aires.

Bruix, Alejo. (Coronel) (Alexis Vital Joseph, barón de Bruix,) (1790/1825), militar francés que participó en las campañas napoleónicas en el 5º Regimiento de Chasseurs a Cheval
Alexis se inició en el ejército como oficial de la Guardia Imperial, combatiendo en la campaña de Rusia, llegando a ser paje del emperador francés, adquiriendo el título de barón.
Después de la Batalla de Waterloo, como otros oficiales franceses, Alejo y su hermano mayor Eustaquio Bruix pasaron a Buenos Aires, donde arribaron en septiembre de 1817, y el 6 de noviembre de ese año, Alexis fue destinado a combatir en el Ejército de los Andes con el nombramiento de sargento mayor de caballería de línea.
Los dos Bruix fueron dados de alta en el Ejército de los Andes después de la Batalla de Chacabuco, en el Regimiento de Granaderos a Caballo. Ambos lucharon en Cancha Rayada y Maipú, hicieron la segunda campaña del sur de Chile y pelearon con los Granaderos a caballo en la campaña de Bío Bío, en la que Eustaquio Bruix murió en combate, atravesado por una bala de cañón .
Alejo se unió a la Expedición Libertadora del Perú; entró con el general José de San Martín en Lima y se destacó en la toma del puerto y castillos del Callao. A continuación, hizo la campaña de Quito con Andrés de Santa Cruz y Juan Lavalle, distinguiéndose en Riobamba y Pichincha y obteniendo el ascenso a teniente coronel.
Durante las campañas de Simón Bolívar en el Perú, se amotinaron los Granaderos, uniéndose a la Sublevación del Callao, en protesta por el pésimo trato que recibían de su jefe, el general Enrique Martínez. Los amotinados se cambiaron de bando, entregando la plaza fuerte a los realistas.
Bruix, al saber de la sublevación se dirigió al frente de un piquete de granaderos a caballo en busca de las fuerzas de Bolívar, salvándolos del amotinamiento. Luego de reunirse con los granaderos comandados por Bogado, fue nombrado jefe del escuadrón remanente del Regimiento de Granaderos a Caballo de los Andes por Bolívar, renombrado desde ese momento como Granaderos de los Andes.
El 20 de noviembre de 1824 se dio orden para que el coronel Bruix fuese puesto al mando de una columna peruana destinada a reforzar al ejército comandado por el general Antonio José de Sucre, por esta razón no lideró el escuadrón de granaderos a caballo que combatió en Ayacucho, quedando al mando, durante la marcha de la columna, y en ausencia de Bruix, su segundo el teniente coronel José Félix Bogado .
De regreso a Lima, se unió al sitio contra la fortaleza del Callao, último reducto que quedaba a los realistas en el Perú, después de la derrota de Ayacucho.
A fines de 1825, mientras operaba contra la plaza – que capitularía el 23 de enero de 1826 – cayó del caballo y su cabeza golpeó contra unas rocas, muriendo instantáneamente. Tenía 34 años.
Crámer Ambrosio (Coronel) Se enroló como cadete en los ejércitos de Napoleón Bonaparte en 1806. Hizo la campaña de España, donde fue herido dos veces.
Años más tarde se recibió de ingeniero militar y combatió en la batalla de Waterloo. Después de esa batalla fue dado de baja del ejército francés y proscrito.
Llegó a la Argentina a mediados de 1816 junto con otros oficiales, y fue asignado por el Director Supremo Pueyrredón al Ejército de los Andes. Peleó en la batalla de Chacabuco comandando el Batallón 8 de infantería, pero fue asignado a la guarnición de Santiago de Chile, mientras el resto del Ejército hacía la campaña del sur de Chile.
Tras un entredicho con el general San Martín, obtuvo la baja y regresó a la Argentina. Allí se unió al Ejército del Norte y fue edecán del general Manuel Belgrano.
Tras el motín de Arequito, se unió al ejército de Buenos Aires y peleó en Cepeda y Cañada de la Cruz. Al año siguiente participó en la campaña contra el caudillo federal Francisco Ramírez.
Participó en la campaña que el gobernador Martín Rodríguez llevó contra los indígenas en 1823, y fue el autor de los planos del Fuerte Independencia, actual ciudad de Tandil. Estuvo destinado en las guarniciones de Bahía Blanca y Carmen de Patagones.
Pidió su retiro militar en 1825, y al año siguiente obtuvo la licencia oficial de agrimensor; se dedicó a la mensura de campos, en la época de reparto por la ley de enfiteusis. Junto a ese trabajo, acompañó al coronel Federico Rauch en varias operaciones contra los indios.
Fue jefe de ingenieros en la campaña al desierto de 1833.
Se produjo el Bloqueo francés al Río de la Plata, a partir de 1838 y en 1839, los estancieros del sur de Buenos Aires se rebelaron contra Rosas, azuzados por lo que quedaba del partido unitario y la flota francesa que bloqueaba el río. Pedro Castelli, de la zona de Balcarce, fue elegido como jefe militar, dado que era el estanciero que más tropas había logrado reunir. Esta sublevación debía coincidir con el complot dirigido por el coronel Ramón Maza en Buenos Aires y con el desembarco de Lavalle en la zona del Tuyú.
Los otros dos jefes de la conjura eran los coroneles Ambrosio Crámer y Manuel Rico. Crámer también aportó tropas y se puso al frente de las fuerzas del partido de Chascomús.
Lavalle faltó a la cita, aceptando en cambio dirigir un pequeño ejército de oficiales hacia la provincia de Entre Ríos: terminaría recorriendo el país entero, de derrota en derrota, hasta terminar muerto de un balazo en Jujuy.
El 7 de noviembre de 1839, el ejército al mando de Castelli fue atacado por Prudencio Rosas en las orillas de la Laguna de Chascomús, y la decisiva acción del coronel Nicolás Granada volcó la batalla a favor de los federales, que quedó decidida cuando el coronel Crámer fue muerto en combate.

Dauxión Lavaisse, Juan José Nació en 1775. De muy joven ingresó a los ejércitos napoleónicos, realizando las campañas de Egipto, Austria, Rusia y Alemania. Llegó a ocupar el grado de Mariscal de Campo en el ejército de Italia, Jefe del estado Mayor de dicho ejército, condecorado con la Legión de Honor y Caballero de la Corona de Hierro.
A la caída del emperador inició su exilio en Suiza, luego Holanda, pasó a Haití y Estados Unidos
En el Río de la Plata solicitó carta de ciudadanía en 1817 y con fecha 8 de marzo de ese año, se lo designó Coronel Mayor del ejército de las Provincias Unidas, se agregó al Ejército del Norte y el general Manuel Belgrano le encomendó la dirección de la academia militar creada para sus cadetes. En 1820 estaba en Santiago del Estero, casado con una criolla y el 27 de abril le tocó firmar como secretario el Acta y Manifiesto de la Autonomía Santiagueña, redactada por el licenciado Fernando Bravo. En tiempos de las luchas entre unitarios y federales, emigró a Chile. Se suicidó en Chile en 1829

Giroust Eugenio (francés) desde muy joven ingresó al ejército imperial y participó en la Grande Armeé, en la campaña a Rusia. Tuvo una destacada actuación hasta que fue hecho prisionero por los rusos, remitido a Siberia y torturado en repetidas oportunidades. Rescatado por sus compañeros, se reincorporó al ejército y participó en la derrota de Waterloo.
Emigrado a las Provincias Unidas, se incorporó a la artillería del Ejército de los Andes, participando en Cancha Rayada y Maipú. Ascendido a Capitán, fue uno de los firmantes del Acta de Rancagua. Participó en la expedición al Perú y fue prisionero de los realistas cuando la sublevación del Callao. Sobrevivió al “Sorteo de Matucana “ y permaneció prisionero en la isla de Estévez (Bolivia) hasta la batalla de Ayacucho (1824).Ascendido a coronel, regresó a Chile.

Rondizzoni Cánepa,José (Coronel)(1788/1866) Nació en Mezzano Superiore cerco de Parma, Italia el 14 de marzo de 1788 y falleció en Valparaíso, Chile, el 24 de mayo de 1866.
Ingresó a la guardia imperial en Francia en 1807. Hizo la campaña del ejército de Napoleón a España en 1808 y la de Austria en 1809. En 1812 hizo la campaña a Rusia y al año siguiente participó en la de Alemania, recibiendo ese año la Legión de Honor.
Volvió a Italia y de allí marchó a América, trasladándose a Filadelfia, Estados Unidos. En esta ciudad conoció al general chileno José Miguel Carrera, y con él viajó a Buenos Aires en la goleta Clifton en febrero de 1817.
Ingresó al Ejército de Chile en julio de 1817 y participó en la Sorpresa de Cancha Rayada y en la batalla de Maipú.
Abandonó el ejército con motivo del fusilamiento de los Hermanos Carrera, para reincorporarse en 1823, siendo nombrado teniente coronel.
Participó en la Expedición Libertadora del Perú ascendiendo a coronel. Tomó parte de la expedición a Chiloé en 1824 y 1826
Se trasladó a Perú y de allí a El Salvador.
Regresó a Chile en 1840, siendo nombrado gobernador de Constitución el 12 de abril de 1842 y de Talcahuano el 29 de agosto de 1849.
Permaneció adicto al Gobierno en la Revolución de 1851, peleando en la Batalla de Loncomilla.
El 18 de noviembre de 1851 se le nombró intendente de Concepción y en enero de 1853 con el mismo cargo en Chiloé

Sowersby Carlos (Teniente Coronel). Nació en Bremen, en 1795 hijo de padres ingleses. Se incorporó a las fuerzas napoleónicas y participó en la desastrosa campaña a Rusia, asistiendo entre otras, a la batalla de Borodino.
Luchó en Waterloo y luego de la derrota de Napoleón, fue tentado por Rivadavia para unirse a las fuerzas patriotas. Incorporado al Ejército de los Andes, como teniente en los Granaderos a Caballo. Combatió en Cancha Rayada y Maipú. Asistió a la campaña del Perú y también en Quito (Ecuador) . A las órdenes de Lavalle, combatió en las gloriosas batallas de Río Bamba y Pichincha.
Ascendió a teniente coronel de los “Húsares del Perú” y con este cargo participó valientemente en la Batalla de Junín, a las ordenes del coronel Isidro Suárez. En esta batalla recibió dos heridas de lanza que le causaron la muerte, el 8 de agosto de 1824.

Viel Benjamín.(General) (1787-1868) Nació en París. Ingresó al ejército francés en 1803, en el 3° regimiento de Húsares. A las ordenes del Mariscal Ney asistió a las campañas de Alemania y España ( en esta última estuvo en Torres Vedras, Busaco, Salamanca, Ciudad Rodrigo y Almeida) .
Luego asistió a las batallas de Baiutzen, Dresde, Leipzig, Hanau, Champaubert, Montmirail, Ligny y Waterloo, con el grado de Capitán. Condecorado con la Cruz de la Legión de Honor en Leipzig y luego con la Orden de la Reunión.
Dado de alta en noviembre de 1817 como Capitán de Caballería por Pueyrredón, fue ascendido a Sargento Mayor en el Ejército de los Andes, agregado al regimiento de Granaderos a Caballo.
Peleó en la Sorpresa de Cancha Rayada (1818) y la Batalla de Maipú (1818). Ascendido a Teniente Coronel, por San Martín.
Al año siguiente obtuvo la Legión al Mérito.
Participó en los combates de la Guerra a muerte (Chillán, Ñuble, Bio-Bio, Nacimiento) comandando el 4° escuadrón de Granaderos a Caballo. Ascendió a coronel (1823).
Participó en la campaña contra los Hermanos Pincheira (1826). Ascendido a General en 1827 por el gobierno de Chile.
Fue jefe militar de Valdivia (1849) e intendente de Concepción (1851). Ascendió a general de brigada en 1851.Poco después de su muerte, recibió de parte de Napoleón III, la condecoración de Sainte Helene, otorgada a los sobrevivientes de la Grande Armeé de Napoleón.

Julio Ruiz
Acerca de Julio Ruiz 32 Articles
Profesor de Historia. Colegio Cervantes de Bolívar, Argentina. Ex Intendente de la Ciudad de Bolívar en la Provincia de Buenos Aires, Argentina. Abogado. Obras Históricas entre otras: Blandengues, "La Odisea", "Historias que hicieron cuentos", "Paginas de una historia olvidada", ect Todo se resume en "la historia, un cuento y un libro"

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*